spot_img
InicioOTRAS PLUMASLA SEGURIDAD EN LA CDMX 

LA SEGURIDAD EN LA CDMX 

Seguridad Naccional

Dr. Jorge A. Lumbreras Castro.

La Ciudad de México es el centro económico, político, cultural y financiero del país. Lo que acontece en la CDMX tiene relevancia sobre la situación nacional e imagen internacional. En ese marco, los avances y desafíos en la función de seguridad pública en CDMX representan para la ciudadanía, la opinión pública y los medios de comunicación un referente necesario, por ello, es pertinente examinar, por lo menos, de forma panorámica qué han hecho las autoridades de la CDMX para obtener una baja en la incidencia delictiva, en especial en delitos de alto impacto como son: homicidio doloso, secuestro y robo con violencia en transporte público, entre otros.  

En primer término, la evidencia muestra que la Mesa de Paz y Seguridad en que participan los titulares de las áreas responsables en la CDMX permitió una creciente colaboración institucional. Que los responsables de la función de seguridad pública conozcan la incidencia diaria del delito, permite procesar los retos que cada instancia enfrenta y considerar cómo apoyarse para obtener mejores resultados como gobierno.

En segundo lugar, el diseño de la política criminal y de la política de seguridad de la CDMX parten de la necesidad de concentrar esfuerzos,  definir acciones y realizar ajustes, con base en la evidencia de las problemáticas y de la complejidad de espacios de la CDMX, es decir, parte del conocimiento estadístico de la incidencia delictiva en el marco de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública.

El conocimiento del tipo de delitos y su geografía, frecuencia y horarios permiten conducir las líneas estratégicas de seguridad con mayores márgenes de certeza. En síntesis el esfuerzo gubernamental en CDMX pareciera concentrarse en tres políticas: política de seguridad, política criminal y política social bajo una coordinación interinstitucional cuyo punto de seguimiento, control y evaluación es la Mesa de paz y Seguridad.  Ahora bien, el examen de la política de seguridad en la CDMX, permite observar por lo menos doce líneas o puntos entre diferentes instituciones: 

  1. Inteligencia Policial. La prevención del delito y la detención de personas parte de un mayor y mejor uso de la información, esto es, productos de inteligencia policial. De inicio se propuso la interacción de las estructuras institucionales de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) de la CDMX. Al parecer se avanzó en generar información sistematizada que permite su explotación operativa, la evidencia muestra concentración policial en puntos determinados de la CDMX, mayor capacidad de reacción y de adaptación ante las tendencias del delito en la capital del país.  
  • Capacidades policiales orientadas a participar en la investigación y persecución el delito. Que la policía de la CDMX tenga participación al integrarse las carpetas de investigación, en el cumplimiento de mandamientos ministeriales y en las investigaciones de cualquier delito, pareciera ser un factor estratégico para la reducción de delitos de alto impacto como se aprecia en la grafica. 
  • Más y mejores policías para la prevención del delito y la proximidad social.  El análisis de los informes de la SSPC muestra un mayor nivel de equipamiento táctico, tecnologías para coordinarse y vehículos. El monitoreo con base en la tecnología permite a la policía de la CDMX tener una presencia disuasiva en las calles y colonias. En evidencia, el mando único permite mayor coordinación. En la policía de la CDMX se perciben avances en estandarizar las condiciones de ingreso, permanencia, promoción y retiro de los elementos, así como en homologar la formación y la capacitación especializada. Sobresale, de acuerdo con datos del Gobierno, el aumento salarial a policías.
  • En materia policial se estableció un doble proceso, por una parte un sistema de estímulos y recompensas y el fortalecimiento del área de asuntos internos de la policía de la CDMX en coordinación con la FGJCDMX, básicamente la tesis es que los actos policiales meritorios habrían de acompañarse de reconocimientos y recompensas, a la par de establecer un régimen disciplinario que imponga limites, restricciones y sanciones ante la indebida acción de un elemento.  
  • La política de proximidad social, participación y cercanía con la ciudadanía al parecer resulta en más llamadas en el momento en que se comenten los delitos y de denuncias, lo que expresa mayores niveles de confianza. Una constante en las colonias es que los policías preventivos participan en los centros de convergencia de políticas del Gobierno de la Ciudad llamados Pilares, deportivos y otros espacios públicos. Al parecer se busca que más personas conozcan a los policías responsables de un sector, teléfonos de emergencia y dónde denunciar. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), la percepción de inseguridad en la Ciudad de México de un 92% en 2018 a pasó a 60% en 2022.
  • Una estrategia de la SSPC que probablemente incidió en reducir la violencia es llevar ante las autoridades a generadores de violencia. Un generador de violencia en la vida cotidiana propicia que la ciudadanía que habita en una unidad, zona o colonia viva con altos niveles de percepción de inseguridad ante una persona o grupos de personas que mediante la violencia o la amenaza cometen delitos. 
  • La estrategia de política criminal muestra un modelo de Inteligencia que acompaña la investigación del Ministerio Público. En otros términos, busca que la prevención, investigación y persecución de los delitos se vincule a un ciclo de inteligencia. En la función fiscal (FGJ) el perfil institucional y los informes indican que se canalizaron esfuerzos para que el Ministerio Público, las policías de seguridad y de investigación,  así como los grupos de inteligencia desarrollen la anatomía de los delitos. Ha de señalarse que la investigación científica del delito tiene efectos en: a) lograr la vinculación a proceso de personas, b) lograr la reparación del daño, c) que los jueces establezcan penalidades. Lo anterior fractura la impunidad.
  • Capacitación especializada para los procesos de investigación. Una línea de acción de la FGJCDMX ha sido abatir el rezago en delitos con violencia en un marco de cooperación con la SSPC, para ello capacita personal en inteligencia, investigación, análisis de delitos de alto impacto, feminicidio y homicidio asociado a la delincuencia organizada y forensia. La investigación y la inteligencia policial es el núcleo de la investigación científica del delito y de los resultados de la acción de las fiscalías. Ha de señalarse que la creación de la unidad cibernética permitió avanzar contra los ciber-delitos, como se ha visto en la reciente localización de centros de extorsión.
  • Cumplir mandamientos judiciales y abatir el rezago en delitos violentos, se percibe que se jerarquizó el cumplimiento de estos mandamientos en los delitos de alto impacto, en particular del homicidio, con ello se registran avances para abatir el rezago en delitos violentos que se investigaban hace más de 20 años.    
  1. En el caso de la Fiscalía de la CDMX una política vigente se sintetiza en disponer de mas y mejores policías de investigación, mediante la selección de perfiles con nivel licenciatura lo que abona a la profesionalización del personal, a la vez, se propicia la colaboración elementos con experiencia y de nuevo ingreso. A la filas de la Fiscalía ingresan criminalistas y criminólogos, administradores públicos, abogados y sociólogos.
  2. Coordinación entre tres órdenes de gobierno. En la CDMX se estableció el intercambio de investigación e inteligencia con la federación, esto es, con SEDENA, MARINA, GN y FGR, que está en la base de recientes golpes a la delincuencia que llevaron a asegurar grandes cantidades de sustancias ilícitas.  La presencia de la autoridad federal, en especial de la Guardia Nacional, además de acciones de colaboración para detener personas  y realizar aseguramientos, permite recuperar espacios, cerrar oportunidades a conductas delictivas y mejorar la percepción de seguridad.
  1. Ir a las causas de la violencia y la delincuencia. La vinculación de la política de seguridad y de la política criminal con la política social, permite maximizar resultados, se trata de procesos de mediano y largo plazo. La mejora de la infraestructura, los servicios públicos  y del entorno en espacios de vida, así como los programas sociales, la concentración de actividades de capacitación, deportivas y de recreación en los llamados Pilares que se ramifican por la CDMX, y programas específicos como el de entrega de armas mediante un pago, son acciones que se anclan en el tejido colectivo y reconocen la necesidad de avanzar por la prevención del delito.   

La seguridad en la CDMX muestra resultados promisorios con base en la estrategia nacional de seguridad que el Gobierno Federal planteó y que aprobó el Senado de la República; las aportaciones de la operación concreta y los avances en otras entidades podría marcar una cadena de experiencias a compartir sobre cómo operacionalizar y obtener resultados en seguridad desde lo local, más aún en el marco de los graves desafíos que se tienen, los cuales en fechas expuso el Gobierno Federal. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
[td_block_1 custom_title="Must Read" limit="4" f_header_font_transform="uppercase" ajax_pagination="next_prev" category_id="9" sort=""]