spot_img

LA TREGUA

AMLO, ¿Sagacidad o ingenuidad?

Pacificación para resolver la crisis

En Rusia, Ucrania, EEUU y China

La democracia es una farsa: Estulin

COSA DE PRENSA

Javier Rodríguez Lozano

Ciudad de México, lunes 8 agosto del 2022.- Que la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Primer Ministro de India, Narendra Modi, y el Papa Francisco, promuevan una tregua de cinco años, para resolver las crisis del mundo.

En el discurso y en el pensamiento político clásico, esa propuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador suena práctica y posible, y quizás hasta avanzada y con altura de miras, pero en geopolítica eso es materialmente imposible.

¿Por qué?

Porque ni António Guterres (con acento por ser portugués), ni el Primer Ministro hindú, y ni Jorge Mario Bergoglio, tienen la última palabra en el mundo, como sí la tienen las 130 personalidades más ricas, que año con año deciden desde “los sótanos del poder global”, los destinos del orbe, especialmente, la paz o la guerra.

Y la guerra, dice la periodista española Cristina Martín Jiménez, autora del libro La tercera guerra mundial ya está aquí, editorial Planeta 2021, “es la normalidad”; lo que quiere decir que, “La democracia es una farsa”, como afirma el periodista lituano Daniel Estulin, quien, con Cristina, son los dos “biógrafos” de lo que ellos denominan “Los amos del mundo”.

Y no lo son, para nada, los presidentes, primeros ministros o jefes de Estado, o monarcas, de los más de los 200 países que afilia la ONU, más dos que tres desbalagados que no creen en las Naciones Unidas, como: Kosovo, donde al finalizar el siglo pasado intervino la OTAN; Taiwán, donde el pasado fin de semana Pelosi puso a temblar al mundo y las Repúblicas Populares de Nueva Rusia, Turca del Norte de Chipre y Árabe Saharaui Democrática, frente al Peñón de Gibraltar.

Lo explicaremos más adelante, aunque muy sintetizado.

Pero antes contextualicemos con qué autoridad moral el Mandatario mexicano, hace ese llamado al mundo, sustentado no sólo en los resultados de su administración, no comprensibles para todos y se comprende por qué:

-Un ranking del periódico inglés Financial Times, que lo ubica el pasado fin de semana en el segundo lugar en popularidad, después de Narendra Modi, de la India; en tanto que la española Asociación de Comunicación Política le confiere el  cuarto lugar, tras Vladimir Putin de Rusia, Abinader de La Dominicana y Draghi, de Italia.

El pasado fin de semana, el reportero Miguel Arzate, del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Canal 14, preguntó a López Obrador sobre “la tregua de al menos cinco años, para no participar ni mantener guerras”.

Admitió el Ejecutivo Federal que, la guerra de Rusia y Ucrania nos afecta a todos, y consideró que, “hay que parar la guerra mediante un acuerdo de pacificación de Rusia y Ucrania”.

Al mismo tiempo -agregó- se debe llegar a un acuerdo entre las naciones, sobre todo un acuerdo que suscriban principalmente Rusia, China y Estados Unidos, para que logremos cuando menos una tregua de cinco años para que todos los gobiernos del mundo nos podamos dedicar a enfrentar la crisis que afecta a miles de millones de seres humanos, que están siendo afectados por la guerra.

“Porque pierden la vida, porque son desplazados, porque son afectados por crisis económicas, porque se afecta el suministro de alimentos, porque se detiene el comercio, la creación de empleos, se empobrece más al pueblo”, sostuvo el Mandatario.

Reconoció también que le falta proponerlo a Naciones Unidas, “ojalá que lo retome, porque es el organismo encargado, responsable, de conseguir la paz y armonizar a todos, pero siento que le corresponde a Naciones Unidas, el Secretario General de Naciones Unidas debe de participar— yo propondría a tres personas con este propósito”.

Y mencionó a Guterres, Modi y el Papa Francisco.

Proclamó el Presidente:

“Y, como en toda negociación: aportar que las partes cedan y que se pare esa guerra, y de inmediato o al mismo tiempo empezar a preparar las condiciones para la tregua, y relajar el ambiente en el mundo. Y lo tercero es que todos los gobiernos se dediquen por entero a atender las necesidades de sus pueblos, esto es lo que yo concibo”.

Pero como ya dijimos, ni Guterres, ni Modi, ni el Sumo Pontífice tienen el poder de conseguir algo semejante en estos tiempos; a lo mejor su pudo en la Palestina de 1948; en las protestas pacíficas y no violentas de Gandhi y en la realización de la Capilla Sixtina, pero los actuales son otros tiempos.

¿Por qué?

En su libro, La tercera guerra mundial ya está aquí, Cristina Martín nos habla de la “Pandemia síquica”, de Edward Bernays: el mago de la propaganda, del miedo como arma de control, de la normalización del mal, de George Soros, como “algo realmente divertido”, y de la Agenda 2030 como una campaña mediática, así como  del papel del medios de comunicación en el mundo de estos tiempos.

Quizás saber sobre las vacunas y la confusión como un fraude; de la OMS, como brazo de la autoridad mundial y cómo funcionaron sus protocolos, así como las mentiras de las cifras y otras infamias, respondan a quienes buscaron respuestas que serían silenciadas.

Todos estos temas son abordados por Cristina Martín Jiménez, incluso uno que ha sido profusamente detallado en este espacio de COSA DE PRENSA, el de los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos, que la autora denominó “El asalto final”, y para concluir su obra de 468 páginas, con una ilustración detallada sobre “La glorificación del mal”.

Antes, en 2010 -un jueves 21 de octubre- el periodista Xisco Busquets, de Ultima Hora, de Palma de Mallorca, entrevistaría a Daniel Estulin y encabezaría su nota diciendo que: “La democracia es una farsa”.

X.B.- Entonces la idea de un solo gobierno de la ONU, un solo Banco Mundial, el FMI, la OMS… ¿no es positivo para la humanidad?

D.E.- Ellos pretenden destrozar, a propósito, el ideal más importante de los últimos 600 años: el concepto de estado-nación. Los burócratas en Bruselas, por ejemplo, no trabajan para el bien de los españoles, franceses, irlandeses, griegos… sino para los intereses de la élite financiera mundial.

X.B.- ¡Entonces todo esto de la democracia es una farsa…!

D.E.- Una Farsa con mayúscula. En EEUU, todos los candidatos de los dos partidos forman parte de alguna organización secreta o club privado como Bilderberg. Cuando controlas los dos candidatos, siempre ganas. Compara los discursos de Carter y Reagan, son idénticos. Bush y Obama siguen la misma política en Irak, Afganistán, Irán, la guerra no declarada contra Rusia.

X.B.- O sea que la gente de “izquierdas” que vota al PSOE y lee “El País” son los que viven más engañados…

D.E.- El País no es un periódico de izquierdas. Es de los medios más extremistas que hay en el mundo. Su línea editorial está en contra de un estado-nación, en contra de la libertad de pensamiento, en contra del progreso y el desarrollo. Un medio que está en contra de la energía nuclear está en contra de la humanidad. El objetivo del ser humano es sobrevivir como especie de aquí hasta 500.000 años.

¿Cómo vamos a hacerlo con los molinos de viento?

LA COSA ES QUE…

Hay que admitir que al presidente Andrés Manuel López Obrador le sobra corazón, pero le falta pragmatismo geopolítico.

¡Qué tal!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
[td_block_1 custom_title="Must Read" limit="4" f_header_font_transform="uppercase" ajax_pagination="next_prev" category_id="9" sort=""]