InicioOTRAS PLUMASEL TIEMPO LO DIRA

EL TIEMPO LO DIRA

Héctor Ramos

Cuarto de plana

En mis primeros años de comunicador social, luego de ser periodista de medios
electrónicos y articulista del UNOMÁSUNO bajo la dirección de Luis Gutierrez y en
La Afición un periódico deportivo que después se convirtió en Milenio Diario, me
tocó trabajar con el procurador Samuel del Villar, el primer mexicano en obtener el
título de Doctor en Derecho por la Universidad de Harvard.


Un hombre de intachable honestidad, que inició una transformación en la
institución para contrarrestar los actos de corrupción que tanto dañaron la imagen
de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.


Del Villar fue nombrado por el primer jefe de gobierno del DF, Cuauhtémoc
Cárdenas Solórzano, el principal promulgador del movimiento que siguió la
izquierda con el PRD y culminó con Andrés Manuel López Obrador en la
presidencia de la República.


Un dúo literalmente dinámico que le dio esperanza a millones de ciudadanos
cansados de los gobiernos priistas que duraron hegemónicamente en el poder por
poco más de 70 años lo que inspiro a Augusto Monterroso a escribir el cuento más
corto que se tenga memoria titulado El Dinosaurio que dice: Cuando despertó, el
dinosaurio todavía estaba allí.


Hoy Cárdenas y López Obrador han entrado a un terreno político lamentable dado
que el primero no ha reconocido ningún avance del gobierno ni a la cuarta
transformación y el segundo lo ha declarado adversario al coquetear con la
organización Méxicolectivo, que agrupa a académicos, activistas y políticos como
Patricia Mercado, Francisco Labastida y José Narro por citar solo tres.

Creo conocer a ambos porque así me lo ha permitido el periodismo; cada uno con
su estilo, con su carácter, pero algo en común, con poca tolerancia a la frustración,
lo que la psicológica define como cuando una persona cree que siempre puede
obtener todo lo que desee, que es una idea equivocada de que la vida debe ser
sencilla y sin problemas, que nunca va a perder o fracasar.


Uno y otro, los dos grandes líderes de la izquierda han enfrentado desde 1988 al
poder político y económico que les negó a ambos de manera tramposa y facciosa
la presidencia de México en al menos dos veces y resistieron, aunque no
necesariamente juntos como al principio y en ese camino quedaron muchos
militantes, unos con Cárdenas y otros con López Obrador.


Hoy se advierte una ruptura que no termina por definirse, pero que no conviene en
momentos de definición rumbo al 2024 y que el bloque opositor ha prendido las
veladoras para que así sea porque sería el más beneficiado.


Por el momento no veo al Inge, el líder moral de la izquierda, tomando la palabra
en un acto electoral a favor del candidato de Va Por México (Coalición PRI-PAN-
PRD). Sería un golpe rotundo, que cimbraría al proyecto de la cuarta
trasformación porque no hay que olvidar que Cárdenas fue el mentor de López
Obrador.


El tiempo lo dirá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
[td_block_1 custom_title="Must Read" limit="4" f_header_font_transform="uppercase" ajax_pagination="next_prev" category_id="9" sort=""]