InicioOTRAS PLUMAS¿QUIÉN ES QUIÉN EN LAS MAÑANERAS?

¿QUIÉN ES QUIÉN EN LAS MAÑANERAS?

  • Arturo Pavón Ramírez

Por José Sobrevilla

Las historias de vida que aquí podrá leer, no tienen otro objetivo más que brindar al respetable la información para que conozcan quiénes somos los que preguntamos al presidente de México, cómo llegamos a Palacio Nacional, cuál ha sido nuestra trayectoria, cómo y en dónde nos hemos desarrollado en este difícil camino que es la comunicación, y cuál ha sido la experiencia de interactuar por primera vez con un mandatario de manera cotidiana.

En la sencillez, dicen los que saben, se encuentra la grandeza, y cuando este reportero conoció a Arturo Pavón Ramírez, corresponsal de El Chapucero, −ese YouTuber tabasqueño que ha tenido momentos estelares en las redes sociales−, pudimos constatar que Arturo contaba con una enorme experiencia periodística sin que él fuera propiamente un periodista forjado en las escuelas del ramo; no, Arturo Pavón se ha hecho comunicador en el camino, ejerciendo la profesión a golpe de experiencia. Cierto, durante las filas de espera para ingresar a las conferencias presidenciales, lo fuimos constatando.

Lo que este reportero no sabía era que, cuando el inquieto comunicador llegó a inscribirse para estudiar Comunicación, le dijeron que solo había cupo para Publicidad, y fue así que Pavón se convirtió en publicista. Aunque en realidad su inquietud era ser actor de doblaje; incluso estudió la carrera de actor en el Instituto Andrés Soler de la Asociación Nacional de Actores, ANDA, carrera que ejerció −en doblaje− algún tiempo, seis años, pero que le hizo ver que no era lo suyo “me di cuenta que, como galán, no la iba a hacer…”, señaló con sorna, y con la mala suerte de que también Televisa estaba acaparando ese mercado de trabajo.

– ¿Cómo fueron tus ‘pininos’ en el periodismo?

– Fue cuando entré a trabajar en el −entonces− Instituto Nacional del Consumidor, como asistente de producción, le fui agarrando amor a la televisión; aunque no era lo que yo quería, después de cinco años, de 1990 a 1995, ya estaba yo produciendo un programa llamado “El otro lado de la etiqueta”. Terminado aquel ciclo, ingresé a Stereorey (“La Máxima Dimensión del Radio”), que después, en 1976, se convirtió en Telerey, y finalmente −1989− en MVS Multivisión. Ahí me encontré a un productor, Fernando Flores, con quien ya había trabajado en el Instituto Mexicano de la Televisión, Imevisión, canal 13, cuando era del Estado, en un programa de concursos que se llamó “El precio es blanco”, patrocinado por los almacenes de la familia Blanco.

Ahí, este productor, Fernando, estaba iniciando un programa con Carmen Aristegui y Javier Solórzano que se llamó “En blanco y negro”, que era un Talk show que fue formato para los demás programas de análisis político que empezaron a salir en diferentes partes, porque antes únicamente había noticiarios con algunas entrevistas. Carmen había iniciado en un programa en Imevisión llamado “Monitor financiero”.

El productor −Fernando Flores− fue quien descubrió a Carmen Aristegui y el que le dio −por primera vez− la oportunidad de hacer televisión. Ellos, Javier Solórzano y Carmen, estaban trabajando también en radio con Pedro Ferriz de Con; después los tres se fueron a Grupo Imagen y se hicieron socios, fue así que me quedé con otros compañeros haciendo noticias. Ahí vimos pasar a Raúl Peimbert, quien venía de Veracruz, Ana María Salazar, Guillermo Ortega, entre muchos, pero al final la empresa nos dio las gracias porque los programas no levantaban.

Yo daba clases en una universidad privada, cuando me vuelve a llamar Fernando (Flores), mi amigo productor, quien ya estaba en Televisa con un programa llamado “Círculo Rojo”, coproducción Televisa-Grupo Imagen que conducían Carmen Aristegui y Javier Solórzano. Este programa fue −en su momento− ‘la joya de la corona’ en Grupo Televisa lo que ocasionó fuertes pugnas con Noticieros Televisa que encabezaba Joaquín López-Dóriga.

Esta mancuerna de conducción duró hasta septiembre de 2001, cuando sucedió lo de las torres gemelas, en New York, después de que se abordó un programa sobre los sacerdotes pederastas, Legionarios de Cristo, y se entrevistó a varios de ellos, entre otros al sacerdote católico Alberto Manuel Athié Gallo y, Pedro Ferriz de Con, quien era amiguísimo de los Legionarios norteños que aportaban recursos, le echa pleito a Carmen y Javier, lo que provoca el rompimiento que ya sabemos terminó en un pleito de lavadero.

Para no toparse con los periodistas, cierta ocasión, Ferriz de Con salió de Grupo Imagen escondido en la cajuela de un carro… A Carmen yo la admiro muchísimo porque una vez Ferriz se le puso enfrente con su equipo de producción y no la dejó pasar a cabina. Ella tenía que transmitir porque si no le podrían decir que había ‘abandonado’ su trabajo. Esa vez, la frase que utilizó Ferriz de Con fue “Sobre de mi cadáver ustedes vuelven a estar en algún medio digital o electrónico”. Las cosas estaban difíciles y ella asistía a diario acompañada de su abogado porque siempre pasaba algo con el hijo de Don Pedro Ferriz Santacruz. Aquel día, Carmen no pudo transmitir el programa y, en la tarde, Javier Solórzano tampoco, porque le iban a hacer lo mismo.

De ahí se fueron a Televisa Radio, ya del Grupo Prisa, y de ahí nos regresamos a MVS, hasta el rompimiento profesional de los dos, donde ella decide irse a CNN, y Javier se queda un rato. Después estuvo unas semanas en Canal 13, cuando vinieron los Zapatistas, con el subcomandante Marcos quien era un gran amigo de Javier Solórzano, incluso ambos fueron cofundadores de la UAM-Xochimilco. Que por cierto, los de TVAzteca no dejaron que Javier entrevistara en sus estudios a Marcos, y fue por ello que renunció y se fue a Canal 11 y ya de ahí le perdí la pista.

A partir de ello, nuestro compañero de las mañaneras, Arturo Pavón, se incorporó de tiempo completo a dar clases de comunicación, publicidad y mercadotecnia en la Universidad Tecnológica de México, UNITEC, campus Ecatepec, donde “Fui director por siete años hasta mi retiro”. 

– Cómo llegaste con El Chapucero?

– Cuando llega Frena (Frente Nacional Ciudadano) al Zócalo, Nacho Rodríguez me contacta y me dice: “¿Te gustaría cubrir para mí la llegada de Frena, y de Gilberto Lozano, al Zócalo?”; esto porque su base está en Villahermosa, Tabasco. “Sí”, le respondí, aunque yo no pensaba entrarle a YouTube, pero lo hice sin saber exactamente de qué se trataba, y ahora ya estamos cubriendo las mañaneras.

– ¿Cuánto llevas con Nacho Rodríguez El Chapucero?

– Desde septiembre de 2019, cuando empezó la pandemia, ¿o 2020? Le estoy muy agradecido a Nacho porque me dio toda la confianza para hacer las transmisiones de Frena como yo quisiera. “Yo me sentí como pez en el agua, porque siempre he admirado a José Gutiérrez Vivó, por eso cuando me lo propusieron, ese fue mi modelo de periodismo a seguir. Por cierto, trabajé con él un tiempo porque estuvo asilado un rato en MVS. Fui productor de unos programas que se llamaron “Desde tu casa”, que era entrevistar a los candidatos, cuando salió el espurio Felipe Calderón, y Don José los entrevistaba, por cierto, ahí conocí al Peje, con mucho respeto y cariño, en su ámbito familiar cuando aún no estaba en su vida la doctora Beatriz.

Conocí además la mentira de Calderón porque donde se le entrevistó no era su casa; la banalidad de Patricia Mercado; a Roberto Madrazo, con su prepotencia y arrogancia; y la amabilidad de buena persona de Roberto Campa, una familia muy linda, bonita, amables todos.

¿Cómo fue mi llegada a las mañaneras? Nacho ya se había acreditado e incluso ya había asistido, pero ya no regresó. No se si recuerdes de aquella presentación donde todos los youtuberos estaban en la mañanera… Esa vez yo asistí, y ahí fue que conocí físicamente a Nacho; estuvieron también Vicente Serrano, Campechanendo, Juncal…

A mi me gustaba mucho el estilo de Nacho y Mauricio porque se ve que tienen los estudios para poder analizar lo que hacen, los dos son economistas del ITAM, entonces saben por dónde duele todo el asunto de la economía.

Me gustaba mucho el análisis que hacían en los medios, especialmente durante las campañas. Fue así que me llamó y me orientó para tramitar mi acreditación para asistir a las Conferencias Mañaneras.

– ¿Qué preguntas has hecho al presidente que consideres más importantes para ti?

– Entre otras, la que le planteé sobre el caso de Israel Vallarta, que ya lo he hecho en varias ocasiones, porque es un caso muy difícil, que a lo largo de los años se fue enredando más, porque fue una madeja de diferentes hilos… porque quienes no quieren que salga de la cárcel, cada vez que se iba a dar la oportunidad de que saliera, metían otros alegatos. Hoy Vallarta tiene 17 años sin sentencia, cuando la ley marca hasta dos años.

Por otra parte está lo del horario de verano, que ya se lo había mencionado y había dicho que lo consultaría con Rocío Nahle y después reforzó Hans Salazar y que ahora estamos en vísperas de que sea derogado. Pero algo que yo le llevé y que nadie le había mencionado era lo del Litio. Le pregunté qué iba a pasar porque representaba una gran riqueza y si lo iba a nacionalizar. Dijo que no era partidario de las nacionalizaciones pero después de varias preguntas (hechas por otros compañeros) finalmente dijo: “Nadie se va a llevar Litio de México”.

– ¿Qué opinión tienes de las conferencias presidenciales y de lo que dicen que son hechas bajo un guion preestablecido?

– Lo primero que debemos entender es que las conferencias son eso… y desde un principio lo explicó muy bien el presidente: “nosotros estamos aquí para informar de la administración pública, sobre todas las acciones de gobierno…”, y que nos den oportunidad de hacerle preguntas, es un ‘plus’.

Cuando él dice “estamos aquí para informar” quiere decir que es el único medio oficial, y por lo mismo, por ser el primero, es el más fidedigno de información sobre la administración pública. Todo lo que leamos, oigamos, o veamos posteriormente, ya está tocado, ya está manipulado, ya tiene una línea o una tendencia. Por eso es tan importante que los mexicanos nos informemos en la mañanera. No con Loret, no con López-Dóriga, Azucena Uresti… no.     A Arturo Pavón lo pueden leer y seguir en Instagram como Arturini Turin y Twitter: @ArturiniT y, por supuesto, en su canal de YouTube EFECTO COLATERAL y en los espacios de El Chapucero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
[td_block_1 custom_title="Must Read" limit="4" f_header_font_transform="uppercase" ajax_pagination="next_prev" category_id="9" sort=""]