Prisma Empresarial

Por Gerardo Flores Ledesma

LA SALIDA de Tatiana Clouthier al frente de la Secretaría de Economía, deja un sabor de boca amargo a quienes simpatizan con la 4T. Esta es otra funcionaria que dio la vida por el proyecto, a quien ni siquiera se le concede un abrazo completo en público.

Horas después de su renuncia-despido, se difundió en redes una fotografía de ella sentada, en solitario, en el aeropuerto de la Ciudad de México.

La mofa se extendió en las redes e hicieron escarnio y comparaciones entre su anterior posición dentro del Gabinete Legal de la 4T, y ahora en el exilio.

Pero más allá de las evidencias y opiniones sobre su salida, lo que más llama la atención es la llegada de Raquel Buenrostro a la Secretaría de Economía. La “recaudadora de hierro” abandona su cueva de poder desde la que amenazaba, en privado y en público, a empresarios, comerciantes, corporaciones nacionales e internacionales y nietos de ex presidentes para llenar de dinero las chequeras del SAT y tener contento al jefe máximo, su jefe, el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

¿Será que el Presidente ya entró en modo 2024? ¿Se habrá dado cuenta que el terrorismo fiscal ha sido un mensaje equivocado para los mexicanos y para los inversionistas extranjeros? ¿Estará consciente que es mejor bajarle al volumen a la persecución fiscal, porque todavía tiene margen de maniobra para endeudar al país, y con esa decisión generar confianza del sector empresarial para destrabar la inversión y ayudar a que el empleo crezca?

Probablemente, la salida de la “recaudadora de hierro” del SAT es una bandera blanca, una tregua o amnistía fiscal, para la clase empresarial de un México que permanece pausado por falta de confianza en el gobierno y en el rumbo al que nos dirigen.

***

LA SEMANA pasada se dio a conocer el dato de inflación en septiembre, que registró una variación de 0.62%, cifra menor a lo esperado por el mercado, cuya estimación se ubicaba en 0.66%.

Inmediatamente hubo declaraciones positivas y hasta intrépidas de que habíamos alcanzado el pico en el alza de precios. Sin embargo, es pronto para decir que empieza la bajada en los precios, porque un sólo dato positivo (inflación menor a lo esperado), no puede hacer que cambien las previsiones de los mercados e inversionistas en el corto plazo.

Terminaremos 2022 con una inflación que probablemente baje a 8.50% al cierre de este año y para 2023 la previsión anual se mantiene en 5.15%.

No vemos para 2023, ni en Estados Unidos ni en México, una posible baja en las tasas de referencia de los respectivos bancos centrales, por lo que el alza de precios en casi todos los productos se mantiene incontenible.

Terminaremos 2022 con una inflación que probablemente baje a 8.50% al cierre de este año y para 2023 la previsión anual se mantiene en 5.15%.

***

Escríbeme a: gfloresl13@yahoo.com.mx

Sígueme en Twitter: @GerardoFloresL

Nos vemos y escuchamos todos los jueves a las 23 horas, en Canal 34 (Mexiquense TV), o en el canal 135 de IZZI, en el programa Va en Serio, con Carlos Ramos Padilla.

También me puedes escuchar los martes y los jueves a las 9:30 am en Mexiquense Radio en las frecuencias 1600 y 1080 de AM para Valle de Toluca y Valle de México; en el 1250 de AM (Tejupilco), así como en el 105.5 de FM (Atlacomulco).

Busca mi columna todos los martes y viernes en el diario ContraRéplica.

Escúchame todos los lunes en Reporte Énfasis con Verónica Jiménez.

No deje de informarse en https://redfinancieramx.mx

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí