• Cuenta chistes viejos, dice Manuel Pedrero
  • El programa dejó mucho que desear, fue aburrido y triste, consideró José Luis Palacios
  • Esperemos a ver si mejoran, confía Saúl Santana

Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, lunes 03 de octubre de 2022.- El Privilegio de Mandar llega a su capítulo nueve y parece quedar a deber a la teleaudiencia, pues en esta reciente transmisión, no sólo redujo el número de sketchs que presentó, sino que su contenido no arrancó ni una sonrisa a los espectadores, pero veamos cómo lo describen nuestros invitados a esta mesa de análisis semanal.

Además de nuestros invitados permanentes Saúl Santana, José Luis Palacios y Alfredo Gutiérrez, nos acompaña la joven promesa del periodismo, Manuel Pedrero Solís, quien con sólo 19 años de edad ya se desplaza en el terreno profesional con mucho entusiasmo, compromiso y conocimiento de causa.

 “Me parece muy interesante y los he estado viendo desde el capítulo número uno, le está costando cada vez más a Televisa y a sus escritores el poder generar ese contenido, démonos cuenta de que es un producto, finalmente, el Privilegio de Mandar bastante similar a lo que ya desde hace ya más de un año viene haciendo Operación Mamut, una vez a la semana, no es diario, diario es suicidio, pero una vez a la semana con las mismas temáticas, con los mismos actores políticos, con los mismos escenarios, con las mismas coyunturas, es decir, el material está puesto sobre la mesa.

La diferencia es que el equipo que está en el canal del Estado, en Canal Once, con Jairo Calixto, con Nora Huerta, con Fernando Rivera Calderón, ha logrado sintetizar y luego hacer humorísticos esta serie de eventos políticos, que van desde la mañanera, con Lord Partícula, en el caso de Jairo, pero acá caen en el absurdo, porque son los mismos chistes que se contaron en los dos miles, son los mismos chistes que se contaron en la primera temporada y no cambia en lo absoluto…”.

Nuestro experimentado Doctor, José Luis Palacios lo resumió de esta manera: “Para mi fue un capítulo gris que no tiene nada de parodia, realmente fue un entretenimiento pero sin risa, no arranca ninguna sonrisa, ningún llamativo”.

En una primera ronda de comentarios, Saúl Santana advirtió que a la casa productora le cuesta trabajo mantener el ritmo.

“Yo creo que después del esfuerzo, de toda la carne al asador que echaron con fiestas patrias, pues llegan a un punto alto y luego tienen que bajar, les es difícil sostenerse con cierto ritmo. Los actores han de haber terminado agotados la emisión pasada, tanto cambio de maquillaje y vestuario, y hoy tuvieron que ser más breves, pero también es la parte, digamos, noblona”.

 Expresidentes, eje del programa

Por supuesto, no pasa desapercibido que El Privilegio de Mandar mantiene entre sus personajes a los expresidentes, a quienes reúne para crear situaciones que pretenden ser graciosas, a partir de ciertas características que se les atribuyen y los identifican.

“No le encuentro razón de que esté siempre Salinas en la mesa, ni tampoco el acentuado alcoholismo de Calderón o que lo hagan ver como alcohólico, el mandilón de Fox y a ¨Peña distraído”, reflexionó Palacios. 

Un aspecto muy interesante es el en este ejercicio de reflexión nos señaló Manuel Pedrero sobre la ausencia en el programa de Ernesto Zedillo.

A mí me llama la atención la ausencia de uno, Zedillo, Zedillo no es parodiado, en esta mesita de los expresidentes está Salinas, se saltan Zedillo, Calderón y Peña, por qué Zedillo no? Estaría interesante saber porque, provocó Pedrero.

”Inteligente observación, Manuel”, destacó Saúl Santana para darnos su interpretación, su análisis del hecho.

“Hace no más de cuatro o cinco programas ellos comenzaron a convertirse en el eje del programa, primero empezaron jugando Jenga, se acuerdan, que cada uno quitaba de la mesa sus casos, sus problemas, llega Salinas y los determina a todos. Yo siempre he pensado que este humor está siendo utilizado por la televisora para abrir campos de negociación con el actual Presidente y quién él designe en términos de vieja política mexicana o por quienes el pueblo vote en términos de nueva política mexicana.

La ausencia de Zedillo, además, yo la verdad no me había percatado, era tan gris el tipo que no me di cuenta, pero a mi me parece excelente la observación de Manuel, porque no Zedillo, pero además es el menos peligroso, me parece muy particular que cada programa Salinas va creciendo, Salinas sigue en ese “Maximato” histórico que ejerce sobre los demás”.

José Luis Palacios sugirió que también podrían incluirse en el programa de Televisa los expresidentes Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría Álvarez, José López Portillo y a Miguel de la Madrid.

Además de tener el gusto de moderar cada semana nuestra mesa de análisis, para mí es muy interesante exponer mi punto de vista, que en este caso me permitió opinar que el capítulo nueve fue un programa selectivo donde seguramente no se molestó a nadie, pero tampoco se divirtió a nadie , fue un capítulo, mucho, mucho muy gris y como dijo el Doctor Santana quizá estaban muy cansados de los capítulos anteriores, pero van a tener que ponerse las pilas, porque si no las audiencias se los van a cobrar”.

José Luis Palacios reiteró: “Este programa dejó mucho que desear, muy aburrido, muy triste”, y sugirió contratar a un guionista nuevo.

Como siempre, agradecemos a nuestros seguidores de esta Alianza de Medios, el favor de su atención  y su lectura, y los invitamos a que vean nuestra mesa de análisis completa en mi Canal de Youtube Lord Molécula, seguramente encontrarán momentos interesantes y divertidos de reflexión, con la opinión autorizada y documentada de nuestros panelistas.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí