Toma de posesión en Aguascalientes

•          La primera mujer en ser gobernadora

•          Fallas y aciertos en su función pública

COSA DE PRENSA

Javier Rodríguez Lozano

Aguascalientes, Ags., viernes 30 septiembre 2022.- Mañana toma posesión como gobernadora del estado María Teresa Jiménez Esquivel, primera mujer en llegar al cargo, con la encomienda de conseguir lo que ninguno de sus antecesores pudo: combatir la pobreza.

El “Talón de Aquiles” de México y Aguascalientes ha sido la información, desde que tomara posesión el primero de sus 57 gobernadores hasta ahora, Pedro García Rojas (1835-1836) -esposo de aquella mujer que con un beso al general Santa Anna, consiguiera la soberanía al separarlo de Zacatecas, hasta hace unos pocos años, no se conocía el tamaño de la pobreza.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), lo explica así:

“Desde el 2008 México cuenta con un Sistema de Medición Multidimensional de la Pobreza, que le ha permitido contar con un panorama más preciso del desempeño de la política social a nivel federal, estatal y municipal”.

De acuerdo con el Coneval el 66.1% de la población en Aguascalientes estaba en 2018 en situación de pobreza o de vulnerabilidad por carencias o ingresos, es decir, en 29.6% (397 mil 800 personas), además de 10.3% (138 mil), sin ingresos suficientes para sus necesidades básicas; mientras que la población que sí tenía para “sacar al buey de la barranca” (no pobre y no vulnerable), representó al 33.9%, o sea, 455 mil 300 personas.

No será sorpresivo que después de los últimos seis años estas cifras de 2018 también se hayan empobrecido exponencialmente en 2022, lo que convierta a la pobreza en la administración estatal de Tere Jiménez, en su mayor desafío.

Con unos 30 mil habitantes menos que Tlaxcala, el estado de Aguascalientes viene a ser la entidad con el menor número de personas en todo el país y, tantito por ello y también porque con sus 11 municipios cuentan con 49 ayuntamientos menos que los tlaxcaltecas, la entidad aguascalentense es la más fácil de gobernar.

Sin embargo, muchos gobernantes no pudieron hacer su mejor esfuerzo, la corrupción y la impunidad, con la impericia y la soberbia, le ganó a la mayoría, particularmente en los tiempos modernos, distinguiéndose el saliente Martín Orozco Sandoval (2016-2022), quien gracias a la corrupción de jueces pudo gobernar con un auto de formal prisión en su contra, por ladrón.

Cuatro mil 16 kilómetros cuadrados en 60 municipios y un millón 342 mil 977 habitantes del estado de Tlaxcala, contra cinco mil 618 kilómetros cuadrados en 11 ayuntamientos y un millón 312 mil 544 habitantes de Aguascalientes, no son tan grandes como las alcaldías más numerosas del país: Iztapalapa, con un millón 835 mil habitantes y Ecatepec, México, con un millón 800 mil personas.

Hace seis años, la necesidad de que la administración de Enrique Peña Nieto consiguiera la Reforma Energética, que prácticamente revertía la expropiación petrolera de 1938 del General Lázaro Cárdenas, llevó a que las “concertacesiones” del PRI sacrificaran a su candidata ganadora en las urnas, Lorena Martínez, y beneficiaran al PAN y a su candidato Orozco Sandoval, quien se pasó su sexenio en “nado de muertito” porque nada hizo por combatir la pobreza y se dedicó más a sus negocios familiares.

En las pasadas elecciones del mes de junio Morena y la alianza PAN-PRI dieron dura pelea y ganó Tere Jiménez, quien en su campaña ofreció algo que será muy difícil de cumplir: becas de su gobierno a la educación superior, que no existen en ninguna parte del país, ni del mundo, porque afectan a la iniciativa privada.

En su segunda campaña por la presidencia municipal de Aguascalientes, Tere Jiménez ofreció que no revalidaría la concesión del agua potable a la empresa CAASA, por sus incontables abusos, que cambió a Veolia, lo cual no cumplió.

Sin embargo, Tere Jiménez ha tenido el talento y la sensibilidad, poco común en la clase política local, al saber rodearse de gente capaz en su primer círculo, con la que logrará su excelente desempeño en las dos administraciones en la presidencia municipal de la capital del estado, lo que garantiza contar con lo suficiente para hacer un buen gobierno estatal; es más fácil que el municipal.

Casi 400 mil adultos mayores, que reciben pensión del Gobierno Federal, votaron por ella, ellos son parte de ese espantoso 66.1% de la población aguascalentense pobre, en pobreza extrema y vulnerable, que esperan que Tere Jiménez haga un gobierno que les permita una mejor calidad de vida, condición social nada favorecida en esta entidad.

LA COSA ES QUE…

 Quienes conocemos la entidad y su funcionamiento, podemos añadir de manera contundente que lo más pobre de Aguascalientes es su calidad de vida, gracias a su pobre clase política.

Ojalá que 2022-2026 sea diferente para Aguascalientes.

¡Qué tal!

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí