Prisma empresarial

Por Gerardo Flores Ledesma

AUNQUE LA Secretaría de Hacienda mantiene la calma con respecto al aumento en las tasas de interés y el tipo de cambio, si persisten las presiones en ambas variables, el costo financiero de la deuda provocaría reasignaciones presupuestarias para cubrir las obligaciones.

Los daños que han causado la crisis que se vive en México y el mundo aún no son profundos, al menos en nuestro caso, pero ya se registra un costo financiero de la deuda mayor al programado y que se ubicó en 21 mil 073 millones de pesos, cifra que hasta el cierre de junio equivale al 54% del monto aprobado en el PEF 2022.

La advertencia ya la puso sobre la mesa el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, A.C. (CIEP), al señalar que cada día nos cuesta más financiera las emisiones de deuda interna, sobre todo las de los instrumentos emitidos a tasa de interés variable, como es el caso de los Bondes, o los papeles de corto plazo, como los Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES), y que implican un mayor riesgo en los costos financieros, puesto que el primero revisa la tasa de interés que paga y el segundo liquida en plazos menores a un año.

De continuar esta situación, que no es utópica porque aún nos faltan tres aumentos en el costo del dinero por parte del Banco de México antes de cerrar 2022, en los próximos 6 meses estaremos obligados a enfrentar un alza importante en los costos de la deuda y la necesidad de reasignar gasto para cumplir con las obligaciones de débitos. 

No debemos olvidar que al cierre de junio, la deuda neta del sector público se situó en 13 billones 259 mil 989.8 millones de pesos, mientras que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la medida más amplia del saldo de la deuda, sumó 13 billones 249 mil 507.4 millones de pesos, equivalente a 45.7% del PIB. Una cifra escalofriante por donde se le quera ver.

**

PUNTOS Y LINEAS

LOS EXPERTOS estiman que el crecimiento promedio de México para los próximos 10 años será de 2%, cifra menor al pírrico promedio de 2.5% que arrastraron los gobiernos en turno de los 25 años. Con ese nivel de PIB, el futuro económico de México depara un quebranto en el bienestar de los hogares y mayor pobreza de la población por la abultada inflación, cuyo pico el Banco de México todavía no alcanza a vislumbrar. El presidente Andrés Manuel López Obrador podría pasar a la historia como el mandatario que en un sexenio dejó el mayor número de pobres y el más diminuto dinamismo económico de los últimos 50 años.

***

Escríbeme a: gfloresl13@yahoo.com.mx

Sígueme en Twitter: @GerardoFloresL

Nos vemos y escuchamos todos los jueves a las 23 horas, en Canal 34 (Mexiquense TV) o en el canal 135 de IZZI, en el programa Va en Serio, con Carlos Ramos Padilla.

También me puedes escuchar los martes y los jueves a las 9:30 am en Mexiquense Radio en las frecuencias 1600 y 1080 de AM para Valle de Toluca y Valle de México; en el 1250 de AM (Tejupilco), así como en el 105.5 de FM (Atlacomulco)

Busca mi columna todos los martes y viernes en el diario ContraRéplica

Escúchame todos los lunes en Reporte Énfasis con Verónica Jiménez

No deje de informarse en https://redfinancieramx.mx

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí