Por José Sobrevilla

Alguien que mucho ha preguntado al presidente ha sido sin duda Diego Elías Cedillo, el caballero de las mañaneras; un joven que, pese a haber nacido en la Ciudad de México (17 de agosto de 1994), desde muy pequeño fue llevado a vivir a Villahermosa, Tabasco, y le cayeron tan bien los aires del edén, que actualmente presume a ese Estado, y de hecho lo es, como su lugar de origen. Apenas a sus 27 años cumplidos, el joven mañanero cursa la licenciatura en Economía y la carrera de Abogado, “estoy estudiando leyes en una escuela fifí, dejémoslo así…”, comentó a este reportero durante la charla para este trabajo. los compañeros del Salón Tesorería, Poco a poco se han ido acostumbrado a escuchar “Buenos días, señor presidente; buenos días a todas y a todos. Mi nombre es Diego Elías Cedillo de Tabasco Hoy, Campeche Hoy, Quintana Roo Hoy, y Diario Basta en la Ciudad de México, de Grupo Cantón”.

El día que por primera vez Diego Elías pisó el Salón Tesorería del Palacio Nacional para asistir la Conferencia Mañanera fue la madrugada del 15 de octubre de 2020; en ese entonces tenía apenas 26 años; y desde esa fecha ha sido muy raro que falte un día o que se pierda alguna de las giras presidenciales.

No se usted, pero a este reportero no dejan de sorprenderlo los jóvenes que habitan las mañaneras en Palacio Nacional, ya sean de periódicos convencionales o simplemente youtuberos que poco a poco han adoptado la carrera de comunicación como su oficio o profesión.

– ¿Cómo te integraste a las mañaneras?

– En ello tengo que agradecer al Grupo Cantón la oportunidad de poder asistir a las conferencias de prensa matutinas y, en particular a don Miguel Cantón Zetina quien fue quien me invitó a participar en estas coberturas y a las actividades del presidente en el país… 

– ¿Cómo llegaste al Grupo Cantón?

–  Un día, de la nada, acudo a las oficinas en Polanco, donde físicamente está el ‘Diario Basta’, platico con Don Miguel, un 14 de octubre (2020), y al día siguiente ya tengo que asistir a las conferencias, de Palacio Nacional. Sólo me dijeron que tenía que llegar como a la una o dos de la mañana… eran las épocas en que uno tenía que llegar muy temprano, pero fue nada más con la bendición de Dios y la del Grupo Cantón: entré, me formé a las dos de la mañana… En lo personal, le guardo un recuerdo muy especial al Zócalo capitalino porque a mi llegada a la ciudad capital me tocó despachar desde el tercer piso del Palacio Virreinal, y siempre es muy grato regresar al Centro Histórico y al Zócalo de la Ciudad de México.

Antes del nuevo sistema de sorteo de las tres primeras filas y, como el presidente, mayoritariamente ha seleccionado de las primeras filas a quienes habrán de preguntarle, varios compañeros que buscaban ser señalados para preguntar llegaban desde la 1:30 a 2 de la mañana y a Diego le tocó todavía esa etapa que era anterior a la pandemia. Curiosamente fue que, el primer día que se presenta a Palacio Nacional, el presidente le da la palabra.

“No recuerdo exactamente lo que le pregunté, pero tenía que ver con don Enrique González Pedrero, ex gobernador de Tabasco y uno de los principales precursores de este fenómeno que hoy conocemos como “Andrés Manuel López Obrador (…) sí quiero destacar que el presidente ha tenido mucho la deferencia de darme con cierta cotidianidad el uso de la voz en las conferencias de prensa, cosa que le agradezco… inmerecido en algunas ocasiones, como cuando le pregunté de los tamales de chipilín, de cuáles le gustaban, preguntas por las cuales he sido meme…”

– ¿Tienes idea de cuántas preguntas le has hecho?

– No llevo la cuenta, pero mínimo ha sido una por semana… Ha habido períodos en las que le he preguntado hasta cuatro veces en una, y en otras ninguna; pero en total me imagino que unas cien veces…

– De ellas, ¿Cuáles habrán sido en las que te ha dado nota?

– Creo que el tema de la nota es muy ambiguo, a veces trasciende más una pregunta. Si bien todos nosotros representamos un medio de comunicación, te podría decir que la principal, fue cuando le pregunté del nombramiento de la Gobernadora del Banco de México… otra que también fue trascendental, fue cuando le dije “si quería pasar a la historia como el presidente de la salud”. En aquella ocasión todos los medios la replicaron y en muchos diarios fue portada a nivel nacional y en los noticieros de la noche.

Otra en la que también fui meme, fue cuando le pregunté por qué no estaba izada la bandera en el zócalo capitalino; cosa que sigue ocurriendo ahorita (y señala hacia el Zócalo), aunque tengo entendido que es porque va a haber un concierto. Una más fue la de ‘una menstruación digna’. Puedo comentar de manera humilde que esa pregunta primero se la hice a la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero, entonces secretaría de Gobernación, para eliminar el IVA en los productos de higiene menstrual femenina… hubo muchos movimientos antes de la pregunta. Yo no fui el precursor. Solo tomé una idea que me pareció maravillosa… en el ‘Día de la mujer’ le volví a recordar al presidente y curiosamente a inicios del año 2022, uno de los grandes logros del Ejecutivo fue eliminar el IVA en los productos de higiene femenina para garantizar ‘una menstruación digna’, como dice él es slogan del movimiento.

¿Cómo se vive desde la prensa las giras presidenciales?

A diferencia de anteriores sexenios, Presidencia te pagaba por acompañar al presidente a las giras; hoy, debo agradecer al Grupo Cantón porque ahora son los medios los que sufragan los gastos de los reporteros que acompañan al presidente López Obrador. Esto bajo la premisa de la “pobreza franciscana”; y no son gastos baratos. Para que los lectores tengan una idea, −por ejemplo− el boleto de avión lo compramos el miércoles para viajar el jueves; esta premura hace que se incremente su precio… Estamos hablando de que un boleto de avión redondo, promedio, te costaría entre cinco y diez mil pesos, sumemos gastos de hotel, alimentos, y la camioneta que rentamos entre todos los medios para corretear al presidente.  

Me decía mi amigo querido, el exgobernador de Tabasco, por desgracia ya fallecido, don Enrique González Pedrero que “México son muchos méxicos, y que es un mosaico cultural de riqueza en todos los estados del país”. Cada estado es diferente, pero te puedo decir que, en Estados como Guerrero, Chiapas, Tabasco, seguramente se me van algunos, es donde más quieren al presidente. ¿Cómo se puede asegurar que lo quieren?, porque vamos en el convoy, una fila como de 20 o 30 carros, siguiéndolo, y se detiene cada 500 o mil metros porque hay grupos de personas de las comunidades a manera de agradecer y saludar la presencia del presidente en ese estado. Un último ejemplo, ha sido en Chiapas, Oaxaca, etcétera. Para que se den una idea, el evento está programado a las cuatro de la tarde y llegamos a las cinco y media.

La verdad es que el pueblo de México “es mucha pieza”, como dice el presidente, porque la fraternidad con que te reciben, ver cómo se desviven por atender a quienes lo acompañan es inmejorable. Son tramos de carretera de ocho a diez horas, solo de ida, y no es que pares y hay un Oxxo en la esquina; la gente de los pueblos, muy fraterna, llega y te ofrecen un taco o una torta y te lo dan con tanto corazón que allí es donde te das cuenta que el presidente tiene razón cuando dice que la gente de esas comunidades es la más valiosa, yo diría en todo el país.

– ¿Qué te ha gustado y qué no de la logística de las conferencias matutinas?

– Derivado de la pandemia de Covid-19 la mecánica ha cambiado para etiquetar las sillas con base en los rubros de los periodistas: Multimedia, radio, televisión, periódico, revistas, digitales; de ahí empezó a haber un control por lista. Hasta cierto punto lo consideré prudente por control de la pandemia y seguridad del presidente, es decir nos asignaban días de la semana con base en la cantidad de usuarios, lectores o televidentes que tuviera el medio. Había personas que asistían diario, otras una vez por semana, tres, variaba; lo que obligaba a los reporteros a llegar temprano: dos o tres de la mañana.

Creo que esto se hacía con base en la “meritocracia”, que como lo comenta mi gran amigo Carlos Pozos, “Lord Molécula”, “El que madruga le toca la primera fila”. Eso ocasionaba descontento y desgaste físico, reitero que lo consideraba un hecho meritocrático. Después, por protesta de algunos compañeros, muy respetables todas, Comunicación Social de la presidencia empezó la mecánica de una tómbola que es la que decide quienes son los periodistas que ocuparán las tres primeras filas.

 Si bien es un tema de equidad, porque había muchos compañeros que no preguntaban, y ahora tienen ya más posibilidades de hacerlo. Alguna vez platicando con compañeros de la universidad, me decían es que ‘a las personas que les fue bien en un sexenio, te van a decir que fue el mejor sexenio’ a las que le fue mal dirá que ‘fue el peor’, entonces, te puedo decir que el hecho de la tómbola, a quienes le va mal con ella dirá que es un mal mecanismo, contrario a los que les está yendo bien, pero evidentemente es un tema de equidad; es el mecanismo idóneo.

Lo único que yo anotaría es tener un poco más de control sobre el respeto a la investidura presidencial porque, al fin y al cabo, el presidente es muy tolerante como persona, pero recordemos que, es el primer mandatario de México, y en ocasiones algunos compañeros y compañeras, esgrimen algunas faltas de respeto hacia esta investidura.

– ¿Respecto a lo que se sigue diciendo de que las conferencias mañaneras son un montaje? ¿Te pagan por hacer una pregunta?

– La verdad es que a mí sí me pagan por preguntar, porque yo represento a un medio de comunicación y por mucho que esté de acuerdo con el proyecto del licenciado López Obrador, y si bien vendría gratis, la verdad es que recibo un sueldo por cubrir las conferencias y las actividades del presidente. Yo creo que todas y todos los que venimos de alguna o de otra manera, tenemos que percibir algún salario de la actividad periodística y profesional que desempeñamos.

Con respecto al “Guion” de Jesús Ramírez Cuevas, es algo muy polémico. Fíjate que, incluso mi mamá, también me placaba “es que todo se ve actuado… cómo puede ser que tengan la información que pide el presidente en segundos…”, la realidad es que las personas que apoyan al presidente detrás de cámaras, sufren cada apuro cuando les pide alguna cosa. ¿Que si son actuadas? Podemos ver múltiples escenas en las cuales evidentemente se demuestra que no hay una planeación detrás de la mañanera.

Finalmente preguntamos al corresponsal del Grupo Cantón acerca de su trayectoria laboral, y nos comentó que a su llegada de Villahermosa, Tabasco a la CDMX, se encontró con el ex presidente nacional del PRD, ex consejero jurídico, y ex diputado presidente de la Asamblea Legislativa, Manuel Granados Covarrubias, y le pidió en el ánimo de ‘vivir la grilla’, que le diera trabajo aunque fuera sin paga, y fue así que terminó despachando en el tercer piso de la sede del entonces Gobierno del Distrito Federal. Ahí conoció e interactuó con los actores políticos del momento.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí