Advertisement

ContraRéplica

Gerardo Flores Ledesma

EL PRÓXIMO jueves, la Junta de Gobierno de Banco de México deberá ajustar al alza su tasa de interés de referencia en por lo menos 75 puntos base, la cual pasaría del 7% al 7.75%.

Hay analistas que opinan que el incremento debería ser de 100 puntos base y aumentar la tasa hasta el 8%, aunque a la gobernadora del Banco de México, Victoria Rodríguez Ceja, no le guste, como a ningún mexicano, el aumento en el costo del dinero.

Ya sabemos que elevar los réditos afectan a todos, porque se elevan los débitos, se bloquea el dinamismo del crédito, se ataca al bolsillo de las personas y se incrementa la deuda externa, todo ello con el único propósito de frenar la espiral inflacionaria.

*****

CUNDE EL miedo en los mercados financieros por los fenómenos de desaceleración, estanflación y recesión económica. Algunos países como el nuestro han entrado a la fase de la estanflación porque ni crecemos en el PIB, ni se ha frenado el alza de precios en bienes y servicios; otros, como Estados Unidos y varios de Europa, se preparan para entrar a la etapa de la recesión, que significa que el crecimiento económico se ha menguado más de lo esperado y podría entrar a balances negativos en su actividad de manera consecutiva. El último dato sobre producción industrial en EU, que subió 0.2%, en mayo, en comparación con el 1.4% de abril y con una cifra de baja de 0.1% en su industria manufacturera, debido a la ruptura en las cadenas de suministro, nos llevan directo a un enfriamiento de la demanda. Países como China, por su parte, sufren la desaceleración económica, e intentan llegar este año al 4% de dinamismo en su PIB.

Todos los países han recortado sus estimaciones de crecimiento económico y en todos habrá daño en creación de empleos, ingreso per cápita, baja en la recaudación fiscal y quizá hasta recortes al gasto público.

*****

EN MEXICO no se ha cumplido la meta de crear 100 mil empleos formales mensuales, pues de enero a mayo de 2022 apenas se generaron 388 mil. Pero, además, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) subraya que la participación laboral se ubica por debajo de los niveles previos a la pandemia y, además, la recuperación ha sido desigual entre sectores económicos y regiones. A nivel estatal, las tres entidades con más jóvenes en formalidad son Chihuahua (65.9%), Coahuila (64.1%) y Nuevo León (63.0%). Lo que preocupa es que, en 11 de las 32 entidades, menos de 3 de cada 10 jóvenes ocupados cuentan con un empleo formal. Las entidades con menor porcentaje de jóvenes con un empleo fijo y con prestaciones son Oaxaca (11.4%), Guerrero (14.7%), y Chiapas (16.1%).

*****

Periodista (*)

Director de RedFinancieraMX

gfloresl13@yahoo.com.mx

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí