Advertisement
  • Descartó que la planta en Paraíso Tabasco tarde en refinar después de dos años y aseguró que va a producir combustibles a toda su capacidad para 2023
  • México dejará de comprar gasolinas en el extranjero una vez inaugurada la  refinería de Dos Bocas

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, miércoles 15 de junio de 2022.- El Presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador descartó que la Refinería Olmeca en Paraíso Tabasco, vaya a dilatar dos años para refinar y producir gasolinas a toda su capacidad después de ser inaugurada, pero reconoció que sí deberá pasar por un periodo de pruebas de mínimo seis meses.

Al responder al primer cuestionamiento durante el diálogo circular de ida y vuelta de la conferencia matutina desde Palacio Nacional, el Primer Mandatario explicó que la refinería de Dos Bocas entrará en un periodo de pruebas tras su inauguración y posteriormente estará produciendo a toda su capacidad en 2023, por lo que México dejará de comprar gasolinas en el extranjero a partir del próximo año tras la inauguración de la planta, cuya apertura está prevista para el primero de julio.

El nuevo complejo en Paraíso, Tabasco, producirá con toda su capacidad en 2023, cerca de 340 mil barriles diarios, y será operado por especialistas en refinación, detalló el mandatario en la conferencia matutina.

“Va a iniciar un periodo de pruebas, vamos a inaugurar la refinería a sabiendas de que se inicia el proceso en algunas plantas, es una cosa monumental, enorme, estamos hablando de cientos de plantas, equipos y hay que armonizar todo para obtener el combustible, y va a llevar tiempo, la parte constructiva sin duda se termina este año, ya va a entrar a operar el equipo especializado en refinación, ese es el proceso, pero no son dos años, nosotros tenemos el compromiso y vamos a cumplir que el año próximo dejamos de comprar gasolinas y necesitamos esa planta”, explicó.

Con la rehabilitación de las seis refinerías del país se procesará hasta un millón 200 mil barriles diarios, por lo que se cumplirá el compromiso de ser autosuficientes a partir del siguiente año en combustibles y no comprarlos en el extranjero.

Destacó que la planta de Deer Park en Texas, tiene una capacidad de procesamiento de 340 mil barriles de crudo, de las que se desprenden una cantidad de gasolinas y diésel; sin embargo, no todo se convierte, pues hay un porcentaje que se merma, pero reiteró que se están rehabilitando las seis refinerías en México y actualmente en conjunto están procesando 840 mil barriles de crudo.

“Las seis refinerías queremos llevarlas de 840 mil a 1 millón 200 mil barriles de procesamiento, más 340 mil de Dos Bocas, más 340 mil de Deer Park, más dos plantas coquizadoras que nos van a permitir procesar 75 mil barriles diarios cada una, entonces en crudo vienen siendo como 1 millón 800 mil o dos millones”, dijo al hacer un ejercicio de cálculo.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí