Advertisement
  • Aclaró que si las acusaciones no tiene sustento ya que podría tratarse de un mecanismo de presión por parte del STPRM
  • Denuncias contra Romero Deschamps, a la Fiscalía Anticorrupción, señaló

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, lunes 30 de mayo de 2022.- El Presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador solicitó realizar una investigación sobre un supuesto maltrato a trabajadores de Petróleos Mexicanos (PEMEX), y advirtió que de lo contrario se podría tratar de una campaña de desprestigio contra la Empresa Productiva del Estado, promovida por integrantes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la república Mexicana (STPRM)..

Durante el intercambio de ida y vuelta del diálogo circular que se desarrolló en la conferencia de prensa matutina, el mandatario fue cuestionado sobre los avances en la investigación contra el ex líder sindical Carlos Romero Deschamps, el mandatario comentó que se trata de un asunto que le corresponde investigar a la Fiscalía Anticorrupción, y si existen las denuncias se debe revisar en qué estado se encuentran las indagatorias.

“Lo que he estado percibiendo es de que hay una inconformidad, que quiero saber si es real o ficticia, sobre maltrato a trabajadores, sobre la falta de uniformes, de equipos de los trabajadores. Porque lo veo como una campaña y quiero saber si es real para que de inmediato se atienda, que los funcionarios de Pemex atiendan esta demanda”, comentó.

Aclaró que si las acusaciones no tiene sustento podría tratarse de un mecanismo de presión por parte del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), “que está en su derecho de hacer campañas en contra de la empresa”.

“Quiero saber bien, y vamos a estar pendientes sobre esta invetsigación. Lo que no se puede, aunque haya campañas, es regresar a la venta de plazas, a permanecer eternamente en la dirección de un sindicato, el que no se tome en cuenta la voluntad de los trabajadores, todo eso que existía”, apuntó.

Reconoció que la transformación del país ha sido difícil, pues hay mucha gente que se resiste al cambio, especialmente en sectores de clase media, a quienes “les cuesta mucho aceptar que es una nueva realidad, aceptar que el pueblo existe y que tienen los mismos derechos que cualquier otro ciudadano”.

Cuestionó los prejuicios de algunos sectores contra su política de transformación.

“Sé que cuesta trabajo adaptarse al cambio, lo veo mucho en la clase media, aceptar que el pueblo raso existe y que tienen los mismos derechos que cualquier otro ciudadano, porque para ellos el pueblo no existía, y tienen la cabeza, de que el pueblo es ignorante, No sabe, lo manipulan y es flojo, como pensaban los hacendados porfiristas, siguen pensando ciertos sectores”

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí