Advertisement
  • El Primer Mandatario hizo una reflexión profunda acerca del tema de la corrupción, “del que no se hablaba antes”
  • “Si ustedes hacen un análisis de los discursos de hace 50 años a la fecha, no van a encontrar la palabra corrupción, como si no existiera”, afirmó

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, martes 24 de mayo de 2022.- El Presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador consideró este martes, que el modelo neoliberal, aplicado sin corrupción, no sería del todo malo, pero recalcó que cualquier modelo económico, con el agravante de la corrupción, no sirve de nada.

“Yo considero que el principal problema de México es la corrupción, antes no se hablaba de eso, me siento de los precursores en poner este tema en la mesa del debate porque ni en los discursos se hablaba de corrupción, y si ustedes hacen un análisis de los discursos de hace 50 años a la fecha, no van a encontrar la palabra corrupción, como si no existiera; y en los medios de información, lo mismo; en el Congreso; en las intervenciones de Diputados y Senadores no se hablaba de corrupción y era el principal problema de México”, explico.

Durante el diálogo circular de ida y vuelta que se establece en la conferencia de prensa en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo Federal fue cuestionado sobre protestas de agrupaciones y habitantes de Aguascalientes ante presuntos casos de agua contaminada, producto del proceso de privatización a una empresa francesa del servicio de distribución de agua potable, debido a que el Congreso de Querétaro aprobó la semana pasada un modelo similar, con la participación de empresas privadas.

“Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes, eso es lo que ha dado al traste con todo… y bueno, dicho esto, cuando se habla del periodo neoliberal, yo he llegado a sostener que si el modelo neoliberal se aplicara sin corrupción, no sería del todo malo”, expresó en el Salón Tesorería.

El Primer Mandatario explicó que en el caso del agua es una decisión soberana de los Gobiernos de los estados, con el aval de los Congresos locales, por lo que el Gobierno Federal sólo podría intervenir en caso de la existencia de manantiales o aguas federales que tienen que ver con la administración de la Comisión Nacional del Agua  (CONAGUA).

“Mi recomendación es que se tenga mucho cuidado, no es malo el que una empresa administre la distribución del agua, lo que sucede por lo general es que hay corrupción.

La variable, dirían los tecnócratas: corrupción. Es lo que lo echa a perder todo y si hay corrupción funciona mal el servicio público estando privatizado o en manos de las dependencias gubernamentales, lo que hay que evitar es la corrupción, y el fondo es que impera la corrupción,  que más que una pandemia, es como una peste que debemos de terminar”.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí