México arriba a otro hito de su historia

•          Cambio del sistema electoral mexicano

•          Pero el voto electrónico amenaza a la 4T

COSA DE PRENSA

Javier Rodríguez Lozano

Para LORD MOLÉCULA OFICIAL

Aguascalientes, Ags., viernes 29 abril 2022.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador envió ayer a la Cámara de Diputados la iniciativa de Reforma Electoral, que busca enmendar lo que siguió después de 1988 con “La caída del sistema”, un oneroso aparato burocrático electoral, pero existe el riesgo de volver a otras “caídas del sistema” con el voto electrónico, una de las 13 bondades del nuevo modelo electoral que en un descuido podría sepultar a la 4T en 2024, como lo hiciera con Donald Trump en 2020.

En este reducido espacio no podremos explicar a fondo el porqué de ese riesgo, sin embargo, baste citar -aunque en entregas posteriores ampliemos- que a pesar de que el voto electrónico existe formalmente en Bélgica a partir de 1989, sólo nueve de 200 países en el mundo lo han implementado, mientras que 19 lo estudian -entre ellos, México, que todavía no lo legisla, pero su autoridad electoral lo aplica ya- y siete lo han prohibido tajantemente por fraudulento.

Las inconsistencias del voto electrónico serían ampliamente documentadas -aunque desestimadas por los poderes Judicial y Legislativo estadunidenses- durante las elecciones del 3 de noviembre de 2020 en Estados Unidos, donde en al menos ocho estados, con la española Barcelona y la alemana Frankfurt, donde “se contaron” sufragios estadunidenses, el voto electrónico diera el triunfo a Joe Biden, por lo que iniciaría ese país la pérdida de su liderazgo mundial, paulatinamente sustituido por China, donde no existe el voto electrónico.

Los 13 escenarios sobresalientes de la Reforma Electoral enviada ayer por el Ejecutivo al Congreso, son: 1) La creación del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas; 2) Elección de consejeros y magistrados a través del voto popular postulados por el Congreso, 3) Desaparición de los Organismos públicos locales y electorales y los tribunales.

4) Desaparecen 200 diputaciones plurinominales y reducen número de legisladores federales y locales, y queda en 96 el número de senadores, 5) Elección de diputados, senadores y alcaldes, a través del sistema de representación pura, de acuerdo con la votación de los partidos.

6) Reducción de regidores, 7) Eliminación de financiamiento público ordinario a partidos y conservación del electoral, 8), Reconocimiento de la posibilidad de implementar el voto electrónico, 9) Reducción de tiempos en radio y tv y supresión de tiempos fiscales, 10) Reducción al 33% de participación ciudadana para hacer vinculante a la revocación del mandato.

11) Modificación de la veda electoral para poder difundir propaganda gubernamental de carácter informativo durante las campañas, 12) Legislación Única en Materia Electoral en un sólo instrumento normativo y 13) Reducción del costo de las elecciones.

Durante la mañanera en Palacio Nacional, el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, diría:

“Se garantiza, con la posibilidad del voto electrónico, que haya todavía mejor certeza en la participación de los ciudadanos, quienes podrían optar por votar de manera electrónica o votar en las casillas como hasta ahora se hace”.

Se refirió a mexicanos radicados en el extranjero, que podrían votar ya de manera electrónica, “mediante un procedimiento más ágil”.

A su vez, el responsable de la Agencia Nacional de Aduanas, Horacio Duarte, explicaría que la Reforma Electoral impactará en 18 artículos constitucionales, tendrá siete artículos transitorios, y será una reforma “que busca básicamente como primer objetivo hacer más barata la democracia en nuestro país”.

El funcionario subrayó que se incorporará a la Constitución, “el mecanismo para que los ciudadanos puedan acceder al voto a través de medios electrónicos… Queremos que la autoridad electoral, que el Estado mexicano, les garantice a todos los ciudadanos su acceso al derecho al voto a través de este mecanismo”.

Es paradójico, porque está demostrado en el mundo que el voto electrónico no es seguro, no obstante, postuló Duarte que se busca también, eliminar “de una vez por todas, cualquier intento de fraude electoral de cualquier actor político o desde la autoridad electoral, como a veces hemos tenido en la historia política del país”.

Pablo Gómez, responsable de la Unidad de Inteligencia Financiera, ponderó que se quiere dotar al país de un sistema electoral que brinde seguridad respecto al voto, honradez y legalidad.

Naturalmente, otra de las bondades de la Ley Electoral es contundente, Pablo Gómez la explica así:

“Los gastos en burocracia partidista sólo promueven que los partidos se abstengan de cobrar cuotas y gasten dinero en actividades que no están vinculadas a la democracia, ya que son parasitarias, pero pagadas con fondo públicos”.

Por su parte, el Presidente López Obrador respondió a una sola pregunta sobre el voto electrónico, durante la conferencia de prensa de ayer: la de Liliana Noble, de Pulso Saludable, que planteó:

“Quisiera preguntarle, en el tema del voto electrónico, imagino que están pensando en hacer un desarrollo robusto, amigable para todas las y los ciudadanos, y también que sea realizado a través de la utilización; imagino, de la inteligencia artificial, y que también tenga ciertos candados para evitar lo que en ocasiones anteriores ocurrió ¿no?, que se cae el sistema y luego resulta que no gana quien debió haber ganado. ¿Quisiera saber cómo van a resolver este tema?

He ahí la cuestión.

López Obrador contestó:

-Bueno, lo que se busca es que haya seguridad en el sistema y que se facilite el ejercicio del derecho del voto de todos los ciudadanos, que no se use como pretexto o que no se complique el poder votar, que no sólo queden distantes las casillas, todo esto que hicieron ahora con la consulta que se puede probar, pusieron las casillas a 30, 40 kilómetros con la deliberada intención de que la gente no participara, que eso ya no se dé.

Y que no haya tanto trámite. Por ejemplo, en el caso de nuestros paisanos, que todos puedan votar con ese sistema electrónico, con el teléfono, con una clave, eso se tiene que definir.

Tiene que quedar también establecido en la ley, porque estamos hablando de la reforma constitucional y luego tendría que aprobarse la ley específica, la ley secundaria, para la definición de todos estos procedimientos.

Y también que haya las dos opciones, que donde no hay internet, no hay teléfono, pues haya casillas, y en donde sí haya posibilidad de hablar por teléfono o quien lo pueda hacer tenga esa alternativa, tenga esa opción.

LA COSA ES QUE…

Con la lupa sobre el globo, vemos que con el voto electrónico, muy concretamente, existe el riesgo de que la elección presidencial de 2024 sea enrarecida por el conteo de voto, porque electrónicamente es muy fácil.

Resulta que a las 23 horas del 3 de noviembre de 2020 Donald Trump arrasaba en la votación, “se cayó el sistema” y al reanudarse horas después, le ocurrió lo mismo que a Andrés Manuel López Obrador en 2006, cuando iba ganando, se interrumpe el conteo en las televisoras y al regresar ya ganaba de calle Felipe Calderón.

En otras palabras, con el voto electrónico es muy fácil manipular el conteo de votos, así lo piensan en Alemania, Finlandia, Irlanda, Kazajistán, Países Bajos y el Reino Unido, mientras que en América, sólo Estados Unidos, Brasil y Venezuela le tienen confianza, no tanta como en Argentina, Australia, Canadá, Colombia, Ecuador, España, Francia, Guatemala, Irak, Italia, Japón, México, Mongolia, Namibia, Panamá, Paraguay, Perú, Rusia y Suiza, que lo están estudiando todavía.

Si México “la amarra las manos” a las empresas Smartmatic y Dominion Voting Systems, que hicieran perder a Donald Trump, lo mismo que a Diego Hildebrando Zavala que hiciera ganar a Calderón, y crea -además- un Auditoría Electoral Forense con toda la barba, entonces sí podría confiarse en el voto electrónico, pero esto último aún no lo ha logrado ningún país en el mundo.

¡Qué tal!

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí