Advertisement

¿Qué piensa AMLO de la ONU?

•          Le piden sacar al Ejército de las calles

•          ¿Por su posición ante Rusia y China?

•          Y ellos rechazaron su Plan Mundial

COSA DE PRENSA

Javier Rodríguez Lozano

Ayer el Poder Global le pidió a México -desde la ONU en Ginebra y el Departamento de Estado en EEUU- sacar al Ejército de las calles.

 Sobresaliente si se considera que el tráfico de armas es uno de los seis puntos de la agenda de la política exterior mexicana, ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas y sacar al Ejército de las calles lo facilitaría.

 Durante ocho años, desde 2003, la ONU intentó sin éxito penetrar en México a una de sus agencias de “expertos”, que documentara y argumentar por qué México debe sacar al Ejército de las calles; Fox no los dejó entrar y AMLO sí.

 Desde Ginebra, Suiza, el Comité Contra las Desapariciones Forzadas de la ONU que preside Carmen Rosa Villa Quintana, exige a México “abandonar de inmediato el enfoque de militarización de la seguridad pública del país”.

 Los “expertos” o “especialistas” -vocablo oficial con el que la ONU otorga inmunidad a los integrantes de sus agencias, extendido también a obligatoria presencia en los grandes medios de comunicación- encontraron en 13 entidades mexicanas, entre el 15 y el 26 de noviembre pasados, la desaparición forzada de 95 mil 121 personas, 52 dos mil de ellas, cadáveres sin identificar por el Forense y cuya identificación podría tardar hasta unos 120 años.

 Y el citado comité de la ONU aprovecha el viaje para pedir también el fortalecimiento del Mecanismo de Protección Para Periodistas, por considerar “preocupante” la desaparición de más de 30 informadores entre 2003 y 2021.

 Recuerda Villa Quintana que los ocho homicidios de periodistas en el primer trimestre del año, han resaltado los ataques contra la prensa en México y la precariedad en la que se desempeñan, lo que ha indignado a la comunidad internacional.

Cabe citar aquí, aunque quizá no lo suficiente porque pertenecer a una generación de periodistas de bajo perfil, ajenos al protagonismo, un hecho inédito logrado por el periodista Carlos Pozos, popularmente conocido en todo el país como Lord Molécula Oficial, quien con sus planteamientos logró que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara un pronto mecanismo para incorporar a “los periodistas de pie”, al sistema de seguridad social, un hecho histórico, por supuesto, todavía inédito para la ONU.

 Naciones Unidas, en tanto Gobierno Global sin pasar por ninguna urna desde su creación en 1945, exige a México fortalecer el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas y los mecanismos federales y estatales de protección de víctimas.

 Coincidentemente, también ayer martes, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, presentó su informe anual 2021 sobre la situación de los derechos humanos en el mundo.

 Hizo un pormenorizado repaso país por país, continente por continente, sobre los derechos individuales, civiles, políticos y laborales reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 Los observadores -como María Antonia Sánchez-Vallejo, en las páginas del periódico El País- perciben que ese documento pone en la mira a Rusia y China, y obvio también, aunque sin decirlo, a aquellos países que en el conflicto con Ucrania se han mantenido tanto favorables como neutrales, como es el caso de México.

 Dice:

“Al igual que en 2022, los gobiernos de Rusia y China fueron los que más atropellaron los derechos fundamentales el año pasado”.  Esa es la percepción occidental, la asiática y centro-europea es distinta.

 Para el Wilson Center, un centro de “expertos” creado en 1968 por el Congreso de Estados Unidos, que se dice apartidista pero que su análisis y diagnósticos no se ven como tales, Erika Sandoval escribió, también ayer martes, un texto que encabezó así:

 “Esquizofrenia en la Política Exterior Mexicana: El Gobierno de López Obrador Frente a la Guerra en Ucrania”

 Y destaca que, “la política exterior mexicana actual es, cuando menos, cacofónica, si no es que francamente esquizofrénica. Está secuestrada, como el resto de las políticas públicas, por el grupo en el poder”.

No ha dicho qué opina de la ONU, pero su política exterior sí, y es muy semejante a la de Donald Trump que en su tiempo, le diera la espalda a la Organización del Tratado Atlántico Norte, la OTAN que provocara la guerra en Ucrania, y a la Organización Mundial de la Salud de la ONU, que ha medrado con el manejo de la pandemia y la venta de vacunas.

Como se ve, es una expresión que AMLO calificaría de “democrática”, por su vocación geopolítica, pero analistas periodísticos como nosotros, simplemente la vemos como “republicana”, afín al Poder Global, aunque respetable por su derecho a la libertad de expresión. (Incluimos la liga de la fuente).

https://www.wilsoncenter.org/article/esquizofrenia-en-la-politica-exterior-mexicana-el-gobeirno-de-lopez-obrador-frente-la

 Ahora veamos el caso que le hacen a México en la Asamblea General y al presidir por tercera ocasión -después de 1946 y 1980-81- el Consejo de Seguridad de ONU:

 -El 9 de noviembre pasado, el Presidente López Obrador, alertó en el Consejo de Seguridad sobre la corrupción en el mundo, “fenómeno que ha ocasionado graves conflictos sociales como la desigualdad, pobreza, violencia y migración, entre otros”.

 Y anunciaría la posterior presentación ante la Asamblea General la propuesta de implementar un Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar, que busque garantizar el derecho a una vida digna para 750 millones de personas que viven en condiciones de pobreza en todo el mundo, presentado el pasado 22 de enero.

 ¿Qué ha pasado con aquel Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar desde entonces?

 Nada.

 China y Rusia lo desestimaron.

 Será porque la opinión de los expertos, como Guadalupe González González, que ha analizado los últimos 55 años de la diplomacia mexicana, no es del todo halalgüeña, basándose en la posición de México manifestada por nuestro embajador Juan Ramón de la Fuente.

 En una entrevista con Mario Luis Fuentes, el exrector de la UNAM dijo que México ha conseguido importantes resoluciones en la ONU:

“En primer lugar, respecto al tráfico de armas y la necesidad de controlar y regular de mejor manera su producción y distribución pero, sobre todo, frenar su tráfico ilegal en el planeta; y en segundo, el acceso universal de vacunas para frenar la pandemia”.

https://nuso.org/articulo/que-esperar-del-rol-de-mexico-en-el-consejo-de-seguridad-de-la-onu/

 LA COSA ES QUE…

Decían nuestros maestros de periodismo: “Piensa mal y acertarás”. Y sí, ese método nos ha ganado muchos aciertos…

 ¿Será uno de ellos, el pensar que si México apoya a China y a Rusia, y además grilla en la ONU frenar el tráfico de armas, aquel mismo delito por el que el príncipe Bernardo de Holanda, fuera descubierto en 1976, provocando la suspensión de la reunión anual del Club Bilderberg (de las mujeres y los hombres más ricos del mundo, tras bambalinas de la ONU), ahora este Gobierno Global le exija a México sacar de las calles al Ejército, para favorecer, como en otros escenarios del mundo, el libre accionar del crimen organizado y el tráfico de armas?

 Y sí, ¿qué piensa AMLO de la ONU?

 No lo ha dicho, pero su política exterior sí, y es muy semejante a la de Donald Trump que en su tiempo, le diera la espalda a la Organización del Tratado Atlántico Norte, la OTAN que provocara la guerra en Ucrania, y a la Organización Mundial de la Salud de la ONU, que ha medrado con el manejo de la pandemia y la venta de vacunas.

 Qué tal.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí