Advertisement
  • Edil pide a su gente tener “Acapulco en la azotea”
  • Ladrones hacen “manita de puerco” a falta de pistola
  • Libre, pese a filmar mujeres en baño público 

SÓLO EN MÉXICO 

Brenda Fonseca  

Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que tras dos años de permanecer “encerraditos” (Por no decir en cautiverio), debido a la pandemia por Covid-19, y cuando todos se preparaban para salir de vacaciones, muchos se quedarán con el “chikini” (bikini) en la mano, luego de que el alcalde de Hidalgo, Michoacán, José Luis Téllez, hizo un llamado para que la población evite salir de su casa y acudir a lugares muy concurridos y no precisamente porque el semáforo epidemiológico esté en rojo, pero lo que sí está en rojo es la inseguridad, tanto que el citado presidente municipal prefiere meter a sus casas a la gente, antes de que les pase algo a manos de la delincuencia y después se los quieran cobrar como nuevos. En efecto, pese a que la gente se encuentra ávida de salir a vacacionar después de tanto encierro, el munícipe les salió con que “Dice mi mamá que siempre no” y es que al parecer hay más defensa contra el COVID que contra el crimen organizado. El alcalde Téllez, emanado de las filas del Partido del Trabajo, pidió a sus gobernados mantenerse sosiegos en sus casas, pues, aunque este municipio michoacano no es un foco rojo, su ubicación geográfica lo pone a merced del crimen organizado ya que colinda con Zinapécuaro y otros lugares que son tierra de nadie. Será el sereno, pero la cosa es que los pobladores de Hidalgo, Michoacán, tendrán que hacer su “Acapulco en la azotea”. **** Vecinos de la colonia El Carmen, en Tehuacán Puebla, se quedaron más tiesos que un charal, al ser testigos del secuestro de un hombre; quienes pudieron reaccionar se pusieron a salvo, otros, en su mayoría mujeres pidieron a gritos la presencia de la policía, pero enmudecieron cuando se supo que el “levantado” era el policía del barrio. Al filo de las 22:00 horas del lunes, los teléfonos de la policía municipal no dejaron de sonar para reportar el “levantón” de un hombre, lo cual parecía un hecho cotidiano, hasta que los denunciantes precisaron que la patrulla del secuestrado había quedado con las puertas abiertas. De inmediato, los municipales en función se dieron a la atarea de peinar la zona, aunque sin éxito, pues del oficial nada se sabe. En suma, si hasta los oficiales son víctimas de plagio: “Y ahora ¿Quién podrá defendernos?” **** Pasadas las 22:30 horas del jueves, el número de emergencias 911 en Guerrero, recibió varias llamadas que alertaban sobre la presencia de un colgado, lo cual de entrada no sorprendió a los operadores, pues esto es cosa de todos los días en tierras guerrerenses; sin embargo, el hecho adquirió carácter de emergencia, cuando los denunciantes precisaron que el colgado pendía de un cable de energía eléctrica; patrullas y una ambulancia salieron prestos hacia el lugar. En cuestión de minutos el ulular de las patrullas interrumpió la tranquilidad del sueño de los vecinos de la colonia Emiliano Zapata, algunos abandonaron sus camas para asomarse por la ventana, desde donde fueron testigos del gran despliegue policiaco entre municipales y ministeriales, también se sumó parte del ejército, una ambulancia y la camioneta del Servicio México Forense, etc. Y bueno la expectación era enorme, todo mundo hablaba de que se trataba de un niño, ya que, a la distancia, por el tamaño del pequeño cuerpecito, hacía suponer que era un menor de edad, pero no fue así, ya que, al cabo de unos minutos, personal especializado cayó en la cuenta de que se trataba de un oso de peluche y en consecuencia de una broma de muy mal gusto, que distrajo a los cuerpos de emergencia de atender asuntos de prioridad. Después de la mala pasada, las autoridades se retiraron y todo quedó en una falsa alarma **** Cuando dicen que los estragos económicos a consecuencia de la pandemia afectan a todos los sectores a nivel mundial, es cierto, pues cuando digo a todos es a todos, imaginen que los ladrones no tienen ni para comprar una pistolita de agua para “chambear”, tal es el siguiente ejemplo, en el que un par de hampones recurre a aplicar “llave china” o como se dice en el barrio “manita de puerco” a sus víctimas para despojarlas de sus pertenencias. Desde inicios de año, la policía municipal de la ciudad de Oaxaca recibió varias denuncias de transeúntes, quienes fueron despojados de sus teléfonos celulares, por un par de sujetos, uno de los cuales los sorprendía por la espalda y tras dejarlo inmovilizado con una “llave china”, lo dejaba a merced de su cómplice para que este lo despojara de sus pertenencias. Fue a inicios de esta semana, cuando Edgar “N”, de 23 años y José “N”, de 21 años, hacían de las suyas en una céntrica calle, siendo sorprendidos por la policía. Gracias a esta detención se supo que pertenecían a una banda delincuencial integrada por al menos 10 sujetos, mismos que ya están tras las rejas por hacer “manita de puerco”. **** Los aficionados al video no me dejarán mentir que esta actividad es apasionante y que a la postre se convierte en todo un arte, pero hay de artes a artes, pues no es lo mismo filmar, paisajes, pajaritos, motos en acción, que andar grabando a las mujeres en baños públicos, mientras hacen sus necesidades fisiológicas, tal y como lo hacía un sujeto, el cual fue detenido en un parque de Puebla. Fue el 28 de marzo, cuando José Ricardo Hernández Cervantes, con ayuda de dos cómplices, se escondió en los baños públicos del Parque del Arte, en la zona de la Reserva Territorial Atlixcáyotl, para filmar a las damas en tan bochornoso momento, siendo una ancianita quien lo descubrió, pues ni siquiera tuvo piedad de esta mujer de la tercera edad a quien también grabó en paños menores; pero no contaba con que la septuagenaria pegaría tremendos gritos que pusieron alerta a propios y extraños en el lugar, tanto así que motivaron por una parte, a que sus dos cómplices salieran corriendo y por otra a que José Ricardo fuera sometido por las personas que pasaban por el lugar, en su mayoría mujeres, quienes al enterarse de sus fechorías, querían quemarlo en leña verde y aunque nada de esto pasó, el voyerista de 23 años de edad, fue puesto a disposición de las autoridades, las cuales, pese a contar con la denuncia de varias de las protagonistas de sus videos, lo dejaron libre tras dos días de arresto y el pago de una multa de 5 mil pesos, para que siga derrochando su “talento” como cineasta. **** En fin, esto pasa SÓLO EN MÉXICO.  

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí