Advertisement

“Sí hay apertura, siempre y cuando existan coincidencias en la propuesta de Reforma Eléctrica de la oposición”: AMLO

  • “Hace falta la Reforma Eléctrica, es reponer un procedimiento injusto, reparar un daño que se ocasionó en el periodo neoliberal”, indicó
  • ¿Qué tienen que ver Alejandro Moreno (Alito) o Rubén Moreira con el pensamiento de López Mateos, si votan en favor de las empresas?, cuestionó

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, jueves 07 de abril de 2022.- El Presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, aceptó este jueves que habrá apertura para considerar algunos puntos de la iniciativa de Reforma Eléctrica que presentó el bloque opositor en el Congreso de la Unión, pero lo condicionó a que existan coincidencias con su iniciativa.

“Sí, hay, desde luego, apertura, siempre y cuando existan coincidencias, hace falta la reforma eléctrica, es reponer un procedimiento injusto, reparar un daño que se ocasionó en el periodo neoliberal en el cual, mediante el autoritarismo, la antidemocracia, la corrupción, se modificaban las leyes para beneficio de grupos de intereses creados en contra del interés general, en contra de los intereses del pueblo. Eso fue lo que sucedió en todo el periodo neoliberal”, explicó.

Al responder la primera pregunta dentro del diálogo circular de ida y vuelta donde le plantearon sí considerará la propuesta del bloque “Va por México” que integran PRI, PAN y PRD, el mandatario le recordó sobre todo al partido tricolor que están traicionando la memoria de los presidentes Lázaro Cárdenas y Adolfo López Mateos.

“Pues ahora es energía limpia para hacer negocios sucios, de modo que el PRI tiene que definirse, y en el caso del PAN no se puede esperar mucho, no es justificación, pero el PAN surgió para defender los intereses de particulares, de empresas nacionales y extranjeras”, indicó.

Recordó que no hay que olvidar que el Partido Acción Nacional (PAN), nació en 1939: “Un año después de la expropiación petrolera, para oponerse a la política del General Cárdenas, es un partido, desde sus orígenes, conservador; incluso, hay quienes han estudiado la historia del partido y lo vinculan con grupos o con el pensamiento nazi-fascista, eso es tema de discusión y debate, pero de que ha habido intervención de ese pensamiento en México, sin duda, eso lo tenemos probado, se llegaron a hacer en Italia volantes, cuando Mussolini, para distribuirlos en México”, rememoró.

Para recordar a los legisladores priistas su origen político, exhibió una carta del Presidente Adolfo López Mateos en ocasión de la nacionalización de la industria eléctrica.

“Entonces, eso tiene, aunque no estemos de acuerdo, una lógica, pero en el caso del PRI… Si el general Cárdenas expropió el petróleo fue el que creó la Comisión Nacional, la Comisión Federal de Electricidad, la Comisión Federal de Electricidad, y luego el presidente López Mateos nacionaliza la industria eléctrica para beneficio de los mexicanos, vale la pena hoy, de nuevo, leer la carta que escribió López Mateos”.

“¿La puedes poner? – le pidió a Jesús Ramírez Cuevas, su vocero- 1960, ¿y de qué partido era Adolfo López Mateos? (del PRI) ahora, ¿qué tiene que ver Alejandro Moreno (Alito dirigente del CEN del PRI) con este pensamiento, si votan en favor de las empresas, o el Jefe político del PRI, Moreira, Rubén Moreira?, miren lo que decía Adolfo López Mateos”, y le dio lectura a la carta::

“Un día vamos a hacer aquí la relatoría sobre las reformas que se hicieron a la Constitución, todas, para beneficio de grupos, de minorías, para financieros, para las grandes corporaciones económicas, para traficantes de influencia, y desde luego con el propósito de saquear, de convertir bienes nacionales, bienes del pueblo, en bienes privados, transferir bienes públicos a particulares; y modificaron prácticamente toda la Constitución, esto fue lo que sucedió con la llamada reforma energética, y cuando hablo de que se valieron de actos de corrupción, hay pruebas de que compraban los votos, es un periodo vergonzoso”, concluyó.

CARTA DE ADOLFO LÓPEZ MATEOS

Septiembre 27, 1960.

“Les devuelvo la energía, que es de la exclusiva propiedad de la nación, pero no se confíen porque en años futuros algunos malos mexicanos identificados con las peores causas del país intentarán por medios sutiles entregar de nuevo el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas extranjeros, ni un paso atrás, fue la consigna de Don Lázaro Cárdenas del Río, al nacionalizar nuestro petróleo, hoy le tocó por fortuna a la energía eléctrica. Pueblo de México, los dispenso de toda obediencia a sus futuros gobernantes que pretendan entregar nuestros recursos energéticos a intereses ajenos a la nación que conformamos.

Una cosa obvia es que México requiere de varios años de evolución tecnológica y una eficiencia administrativa para lograr nuestra independencia energética; sería necio afirmar que México no requiere de la capacitación tecnológica en materia eléctrica y petrolera. Pero para ello ningún extranjero necesita convertirse en accionista de las empresas públicas para apoyarnos.

Sólo un traidor entrega su país a los extranjeros; los mexicanos podemos hacer todo mejor que cualquier otro país. Cuando un gobernante extranjero me pregunta si hay posibilidad de entrar al negocio de los energéticos o a la electricidad, le respondo que apenas estamos independizándonos de las invasiones extrajeras que nos vaciaron el país. Pero que, en tanto, los mexicanos sí queremos invertir en el petróleo americano o en su producción de energía eléctrica, por si quieren un socio extranjero

En México la Constitución es muy clara: los recursos energéticos y los yacimientos petroleros son a perpetuidad propiedad única y exclusiva del pueblo mexicano. El resto de las especulaciones al respecto son traición a la patria. Industrializar el país no implica una subasta pública de nuestros recursos naturales, ni la entrega indiscriminada del patrimonio de la patria.

Presidente Adolfo López Mateos.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí