Advertisement
  • Aclaró que la “pausa” que sugirió no significa una ruptura con el pueblo español, “es un posicionamiento frente a las empresas del sector energético de ese país”
  • Insistió en que no tiene “fobia” al pueblo español y que su crítica no está dirigida a la ciudadanía de la península ibérica

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, miércoles 09 de marzo de 2022.- El Presidente Constitucional de la República, Andrés Manuel López Obrador descartó este miércoles, que vaya a reunirse con el Canciller español José Manuel Albares durante la visita que realiza a México, y confirmó que las actividades del representante del gobierno español contemplan únicamente reuniones con la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, con el Canciller mexicano Marcelo Luis Ebrard Casaubón y con el Senado de la República.

Durante un cuestionamiento acerca de sí la presencia del Canciller español significaba aclarar el asunto de la “pausa” en las relaciones entre ambas naciones, el mandatario respondió, durante el diálogo circular de ida y vuelta en Palacio Nacional, que su propuesta de pausar las relaciones con el país ibérico no es un asunto con el pueblo de esa nación, sino es un asunto con las empresas y el sector político de ese país porque “no han actuado con decencia”, y rechazó que eso signifique una ruptura de relaciones con España.

“¿Aun con la visita del ministro español, mantiene esa pausa todavía usted?”, se le preguntó.

“Sí, es que eso es lo que establece nuestra Constitución en el artículo 89, son los principios de la política exterior, no intervención, autodeterminación de los pueblos, solución pacífica de las controversias”.

Recordó las intervenciones e invasiones que ha sufrido nuestra nación:

“Nos invadió Francia en dos ocasiones, Estados Unidos en dos ocasiones y la primera vez pues nos arrebataron más de la mitad de nuestro territorio y eso fue un gran zarpazo, nuestra política exterior no puede olvidar lo que ha sido nuestra historia, entonces a lo mejor esto no se entiende en otras partes o los internacionalistas, especialistas en la materia no toman en cuenta”.

Acusó que hay quienes quieren olvidar esos hechos, “pero nosotros tenemos que guiarnos por una frase célebre que da a conocer en un discurso aquí en la ciudad cuando regresa triunfante el Presidente Juárez, cuando regresa después de la intervención francesa, se restaura la República y dice: Entre los individuos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz’”, e insistió que su propuesta de pausar las relaciones con España es sólo un asunto con las empresas de aquella nación

“Cuando hablo de pausar es para que políticamente se internalice una realidad, la relación anterior con España estuvo caracterizada por el abuso de empresa españolas en nuestro país y aunque cueste mucho trabajo que se acepte que se comprenda, México no es tierra de conquista”, indicó.

Refirió que aún persisten las diferencias con corporativos como Iberdrola.

“Entonces todavía tenemos diferencia con estas empresas como es el caso de Iberdrola, empresas que tiene que ver con la industria eléctrica, pero eso es independiente de las relaciones de amistad, las relaciones que siempre se han tenido con España, desde luego interrumpidas durante el Franquismo, pero nosotros le tenemos un gran reconocimiento al pueblo español, nuestro respeto, pero no es un asunto del pueblo español, es un asunto de empresas de la élite económica, política, que no han actuado con decencia, pero eso no significa ruptura de relaciones”, concluyó.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí