Advertisement
  • Presa por asesinar a su violador
  • Roban carroza con todo y muerto

 SOLO EN MÉXICO

Brenda Fonseca

Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que, parafraseando al extinto ex gobernador del estado de México, Carlos Hank González, a quien se le atribuye la frase: “Un político pobre es un pobre político”; aunque en el caso que nos atañe, se refiere a la “hermana incómoda” de una funcionaria del Poder Judicial de Jalapa, Veracruz, a quien dejó muy mal parada, luego de que fue detenida por robar varias prendas en una plaza comercial de dicho lugar. Christian Jazmín, hermana de la titular de la dirección de Recursos Humanos del Poder Judicial del Estado de Veracruz, Nayeli Valdez Hernández, ni sudó ni se acongojó, es más hasta presumió ser muy influyente, pero ni aún con ello se libró de ser detenida por policías que fueron requeridos en el centro comercial Plaza Américas; lo que sí, Christian se negó a pagar 30 mil pesos, por la mercancía que, incluso, ya se había puesto. A quien se le cayó la cara de vergüenza fue precisamente a la funcionaria Nayeli Valdez cuando el abogado de Valdez Hernández, confirmó a medios de comunicación que esta no es la primera vez que su consanguínea hace de las suyas, pues el año pasado fue detenida por el mismo delito; tanto que en aquella ocasión como en este caso, más tardó en entrar que en salir de prisión, pues ahora libró la acción de la justicia pagando una multa de 40 mil pesos, para recobrar su libertad, cuando no “tuvo” o no quiso pagar 30 mil pesos por las prendas que llevaba. Qué irónico ¿No? **** Y mientras a la hermana incómoda de la citada funcionaria se la dejaron pasar, a quien no se la perdonaron fue a una joven, quien asesinó a su violador. Roxana, originaria de Oaxaca, llegó hace 7 años al municipio de Nezahualcóyotl, en el estado de México en busca de trabajo, en la venta de papas fritas encontró su modus vivendi. El día 8 de mayo de 2021, un hombre quien conoció días antes, la acompañó a su casa al termino de su jornada laboral, pero sabiendo que vivía sola, se metió a su domicilio, la golpeó y abusó de ella, tras lo cual aprovechando un descuido del sujeto y valiéndose de una playera que era lo único que tenía a la mano, lo estranguló, para luego ser detenida, tras la denuncia hecha por los vecinos y el posterior hallazgo del cuerpo en su domicilio. Fueron 9  meses los que esta madre soltera pasó tras las rejas, siendo esta semana que un juez determinó que siga el proceso en libertad, así que de víctima podría pasar a enfrentar varios años tras las rejas alejada de su menor hijo, y todo por defenderse ¿Qué injusto no? **** Los que si estuvieron desatados esta semana fueron los amantes de ello ajeno, y a esos ni quién los ponga tras las rejas. Por ejemplo, los amantes de lo ajeno cargaron hasta con el perro, durante un asalto a casa habitación. Eran las 3 de la madrugada aproximadamente, cuando ruidos extraños despertaron a los integrantes de una familia, los cuales fueron sometidos en sus habitaciones por un comando armado integrado por lo menos por 7 hampones, mismos que cargaron con dinero, electrodomésticos y otras cosas de valor, pero no conformes con ello se llevaron hasta al pobre “Tobbie”, por tratarse de un perro de raza. Hasta el momento se desconoce el paradero de la mascota de esta familia, aunque no se descarta que los delincuentes pudieran pedir el pago de algún rescate. **** Por otra parte, un ladrón mató a su víctima por no llevar dinero.  La noche del 20 de marzo de 2021, Raúl “N” de 22 años de edad y varios menores, salieron a rodar a las calles del municipio de San José Chiapa, Puebla, donde fueron interceptados por Iván N. y su cómplice, quienes pistola en mano los despojaron de sus objetos de valor, sin embargo, el hecho de que Raúl, por comodidad no llevara nada de valor, enfureció a los hampones por lo que, sin mediar palabra, Iván jaló del gatillo dejándolo muerto en el acto. Fue a inicios de este año que finalmente las autoridades lograron echarle el guante al homicida de Raúl, quien pasará varios años tras las rejas. **** Tremendo borlote el que armó en Alseseca, Tecamachalco, Puebla, cuando corrió el rumor que se habían robado una carroza con todo y muerto. Un poco más de las 9 de la noche, la gente se congregó frente a la funeraria Sagrado Corazón, donde informaron que la unidad mortuoria transitaba sobre la carretera federal Puebla-Tehuacán, donde fueron detenido en un falso retén por sujetos con armas de alto poder, concretamente en el tramo Aldeaseca Tehuantepec, donde tras bajar al conductor, sin mediar palabra y lo que es peor, sin constatar si llevaban algún difunto, los hampones simplemente aceleraron con rumbo desconocido. Hasta el cierre de esta edición se desconoce el paradero de la unidad, aún ya se aclaró que la carroza no llevaba ningún difunto, por lo que todo resultó ser una falsa alarma y menos mal, porque los ánimos ya se estaban calentano entre la gente que amenazó con hacer justicia en propia mano. **** Pero lo que no tiene nombre, fue el atraco a un minusválido a quien mataron para robarle su silla de ruedas. Julio Miguel Ontañon Rivera, de 60 años de edad, estaba feliz, porque finalmente gracias a ahorrar varios pagos de su pensión, logró comprarse una silla de ruedas nueva, pero poco le duró el gusto pues dos semanas después hallaron muerto a Julio Miguel Ontañon Rivera, conocido como “El Bembas”, en calles de ella colonia Hidalgo, del puerto de Veracruz. Se sabe que la víctima trabajaba de “viene Tibie” en las inmediaciones de la avenida Circunvalación, donde fue visto la noche del miércoles toando con tres sujetos, siendo la mañana del jueves que fue hallado tirado en la calle, con varias heridas punzocortantes en el cuerpo y sin su silla de ruedas, sin la cual no podía ir a ningún lado ya que le habían amputado la pierna izquierda. **** En fin, esto sólo pasa en México.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí