Advertisement

“Nosotros no mandamos aniquilar a nadie”

•          Manifestó su respeto a las y los periodistas

•          Que no se manipule con el dolor ajeno

•          Disculpas por molestar con sus acciones

Javier Rodríguez Lozano

Ciudad de México, jueves 17 de febrero de 2022.- “Me doblo, pero no me quiebro”, dijo a sus adversarios el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre su lucha contra la corrupción y la impunidad.

Llamó a no utilizar los lamentables hechos contra las y los periodistas para atacar al Gobierno; que no se utilice el dolor ajeno, que no se haga de él una manipulación, y ofreció disculpas por las molestias que causan sus acciones.

Estuvo de acuerdo con las manifestaciones de periodistas contra los males que han padecido los periodistas, y aclaró con firmeza, para que no se confundan las cosas:

“Nosotros no mandamos aniquilar a nadie; ya no es el Estado como era antes: el violador por excelencia de los derechos humanos”.

Lo dijo así:

“Yo estoy de acuerdo con lo que planteas de que hay que manifestarse y nuestro respeto, y además es nuestra responsabilidad cuidar la vida de los periodistas y de todos los mexicanos, y lo vamos a seguir haciendo”.

Y puntualizó:

“Nada más lo único que debe de considerarse es que nosotros no mandamos a aniquilar a nadie, a nadie, o sea, ya no es el Estado, como era antes, el violador por excelencia de los derechos humanos. Y si hay pruebas, se castiga, pero no hay ni la intención, pero ni siquiera está en nuestro pensamiento, nosotros no somos represores, para que no nos confundan”.

Reiteró todo su apoyo y toda su solidaridad, y anunció que va a seguir protegiendo a los periodistas.

“Eso es lo que puedo decirte. Y qué bien que se separa. Hay que proteger a todos, ricos, pobres, periodistas honestos y mercenarios, a todos, porque la vida es lo más valioso y todos tenemos derecho a la vida, es el principal de los derechos humanos, el derecho a la vida”.

Llamó a “no utilizar estos lamentables hechos ¿no? para atacar al gobierno que represento, porque ayer o antier vi un Twitter de alguien que decía: ‘Nos están matando’, lo decía este periodista famoso que está en Univisión, uno de los que estoy pidiendo que dé a conocer cuánto gana, y le contestó otro, no sé si periodista o ciudadano sobre qué hacía él, qué había hecho él”.

Agregó:

“Entonces, es distinto, porque esa es la utilización del dolor ajeno, eso es una manipulación. De todas maneras, lo respetamos, a Jorge Ramos, pero ahora pueden utilizar estos lamentables casos de asesinatos de periodistas, bueno, lo que Fabrizio mencionó para atacarnos”.

El Presidente dijo que los conservadores de la mafia del poder quisieran que no hable, que sólo reciba golpes y ataques…

“Hubo un periodista que dijo: ‘Hay que buscar la forma’ o ‘ya tenía yo la forma de cancelar las mañaneras’. No, vamos respetándonos todos y pongamos por delante la libertad de expresión y la libre manifestación de las ideas, y la libertad de expresión no sólo para un grupo, para todos”.

“Ah, es que usted es presidente y usted no puede hablar’. ¿Cómo? ¿Por qué no voy a poder hablar? ¿Cómo me van a silenciar si además estamos defendiendo un proyecto de una mafia que arruinó a México, que empobreció a nuestro pueblo, que provocó la violencia que tanto sufrimiento ha dejado en el país? ¿Cómo no voy a hablar? ¿A qué vine, pues, aquí? ¿Para qué me eligieron?”

“No, estamos aquí para transformar y ojalá y lo vayan comprendiendo. Y si no, pues ofrecemos disculpa por las molestias que causan nuestras acciones, nuestro proceder, pero vamos a seguir adelante”.

“Y no tenemos ningún problema de conciencia, nosotros respetamos la vida, nosotros no somos represores, no somos iguales. No, no es el ‘mátalos en caliente”.

¡Esquina, bajan!

Al igual que nunca ha expresado una idea crítica contra el echeverrismo (porque se formó en él), que con el lopezportillismo representa “La decena trágica”, tan trágica como la de Fox-Calderón, Andrés Manuel López Obrador dijo ayer que Olegario Vázquez Raña, “es una buena persona”, a pesar de que paga a Ciro Gómez Leyva por golpearlo y de que se hizo del periódico Excélsior de manera criminal.

No es por grilla, sino porque hace nueve años se infartaría y sería en el hospital del empresario hispano en el sur de la Ciudad, donde salvara la vida.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí