LOS POZOS DE CARLOS POZOS

Tuvieron que pasar más de un año y cuatro meses, para que el Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, en el “Día del amor y la amistad” retomara en su discurso la frase “golpe de Estado”, pero coincidentemente hay que recordar que en este mes de febrero, pero del año 1913, del 9 de febrero al 19, se dio en nuestro país lo que conocemos la gran mayoría como “Decena Trágica”, el más reciente un golpe militar en contra de un Presidente en funciones como Francisco I. Madero, con el derrocamiento del primer mandatario, siendo el día 22 asesinado junto a su Vicepresidente, José María Pino Suárez.

Me permito explicar qué es un “golpe de Estado”, pues les digo que es la acción de la toma del poder político de un modo repentino por parte de un grupo de poder de forma ilegal, violenta o a la fuerza, que generalmente se realiza por militares o con apoyo de grupos armados.

En el Día de San Valentín, López Obrador, declaró “¿Eso es lo que defienden?, pues todos ellos son Loret”, son golpistas, añadió, preparan el terreno, ¿qué no vivimos nosotros la campaña del peligro para México?’, frase acuñada por un publicista mercenario de Estados Unidos”. “Ya lo hemos padecido, ya no va a ser así. Ahora tenemos que defender la transformación y vamos muy bien porque la gente entiende”.

Pareciera que la historia se repite, pues recordaremos que el propósito del golpe de Estado era ponerle fin al gobierno del Presidente Madero, al que se acusaba de haber provocado una gran inestabilidad política, e instaurar una dictadura militar. Recordemos que los líderes del movimiento golpista fueron los generales Manuel Mondragón y Victoriano Huerta, que habían integrado el ejército porfirista.

El pasado fin de semana, se le calificó a Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, como “dictador”, se le acusó de haber quebrantado los límites de la Constitución y de utilizar distractores como la pausa con España, o bien, el “testamento político”, porque el país se cae a pedazos, en materia de seguridad, económica y social, además de que todo se lo está dejando que se maneje y dirija a través del Ejército Mexicano e, incluso, Ramón Alberto Garza, de Código Magenta, señala que la “última puntada” que le hace falta al Presidente, es incluir en la lista de precandidatos a un general de cuatro estrellas, pues luego de todas las concesiones que se le ha dado a los hombres y mujeres de verde olivo, sólo falta ceder la silla presidencial para garantizar que su proyecto de la 4T sea defendiendo a punta de bayonetas.

En el año de 1913, el propósito del golpe de Estado era ponerle fin al gobierno de Francisco I. Madero, al que se acusaba de haber provocado una gran inestabilidad política, e instaurar una dictadura militar.

¿Alguna semejanza con la realidad?

Y los líderes del movimiento golpista fueron los generales Manuel Mondragón y Victoriano Huerta, que habían integrado el ejército porfirista. Huerta era hombre de confianza de Madero, pero lo traicionó al pactar con los sublevados, derrocarlo y asumir de manera ilegal el Gobierno de la República.

¿Quiénes son líderes del movimiento golpista en este año 2022?

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la información contra su hijo mayor es contra la Cuarta Transformación, a partir de dinero de la mafia del poder, golpistas. Advirtió que no se dejará, no se quedará con los brazos cruzados.

¿Qué información tiene el Jefe de la nación? cuando dice “Estuvo muy bien lo de ‘Todos somos Loret’; claro que no es de extrañarse que Calderón, Fox…”

Y sobre el tema consideró, que no deja de ser atractivo el que se combata la simulación y “yo los invito a seguir adelante y nada más la comprensión de que no me voy a quedar cruzado de brazos porque soy ciudadano y tengo derecho a informar pero sobre todo defender el proyecto”.

“No es conmigo -añadió-, obviamente tampoco son mis hijos, es una reacción conservadora, golpista, en contra de que se lleve a cabo un verdadero cambio en el país y esto no se conocía porque además de que saqueaban y robaban no perdían ni siquiera su respetabilidad. Por eso sus actitudes clasistas, racistas, discriminatorias”.

Recordemos que el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en el mes de noviembre del año 2019, que en un golpe de Estado no existen condiciones para que esto suceda y también por el discurso de un miembro de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), que expresó preocupación por “el México de hoy”.

El 2 de noviembre 2019, López Obrador escribió los siguientes dos tuits: ¡Qué equivocados están los conservadores y sus halcones!

Pudieron cometer la felonía de derrocar y asesinar a Madero porque este hombre bueno, Apóstol de la Democracia, no supo, o las circunstancias no se lo permitieron, apoyarse en una base social que lo protegiera y respaldara.

Ahora es distinto. Aunque son otras realidades y no debe caerse en la simplicidad de las comparaciones, la transformación que encabezo cuenta con el respaldo de una mayoría libre y consciente, justa y amante de la legalidad y de la paz, que no permitiría otro golpe de Estado.

Aquí no hay la más mínima oportunidad para los Huertas, los Francos, los Hitler o los Pinochet. El México de hoy no es tierra fértil para el genocidio ni para canallas que lo imploren.

“Para que nadie esté pensando que hay condiciones para dar un golpe de Estado, no existen condiciones, eso es lo que digo, no hay esas condiciones. Para que no se caiga en esa tentación”.

El mandatario volvió a expresar que la mayoría del pueblo no permitiría un golpe de Estado y que en esa mayoría también están los militares.

“Cuando hablo de la mayoría del pueblo de México, por supuesto, incluyo a los soldados, que son pueblo uniformado; sin embargo, se creó ese pensamiento autoritario reaccionario durante el periodo neoliberal”, comentó el Presidente.

Y cuando un grupo de malos mexicanos intenta un “golpe de Estado” también por ello se les puede calificar de traidores a la Patria, y el mismo Jefe de la nación ha advertido que quienes hacen campaña en contra del proyecto de transformación podrían ser acusados hasta de traición a la Patria.

Y el castigo que pueden recibir estos malos mexicanos es una pena de prisión de cinco a cuarenta años y multa hasta de cincuenta mil, por traición a la Patria en alguna de sus formas… amigos ¿se prepara el terreno para un golpe de Estado?, ustedes siempre tienen la mejor respuesta. Y hasta aquí con Los Pozos de Carlos Pozos, y amigo lector si deseas que le haga tu pregunta al Presidente de México en la conferencia de prensa “mañanera”, por favor házmela llegar al correo: capopozossoto@gmail.com  vía twitter a: @carlospozossoto, o bien, visita nuestro portal www.lordmoleculaoficial.com  así como también puedes ver en mi Canal Lord Molécula Oficial.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí