Miguel Martín Felipe Valencia

La sociedad mexicana de las últimas tres décadas vivió, en lo que a comunicación de masas se refiere, bajo el dominio de los medios corporativos, más concretamente Televisa y sus tentáculos; estaciones de radio, periódicos y revistas, todos ellos alineados ideológicamente con el grupúsculo político-empresarial que mantuvo en el poder a gobernantes a modo para mantener el régimen de saqueo, sobreconsumo y privilegios.

Desde que AMLO tomó posesión como jefe de gobierno del entonces Distrito Federal, y con sus antecedentes de luchador social, así como su destreza comunicativa, todo este entramado de mass media se fue volcando paulatinamente hacia la tarea de impedir el ascenso del tabasqueño al poder presidencial.

Vale la pena recordar que muchos comunicadores como Carlos Loret de Mola, Ciro Gómez Leyva Adela Micha o Ricardo Rocha, entre otros; se siguen aferrando a un concepto que a todas luces ha perdido vigencia: el aura de autoridad moral que los medios corporativos se encargaron de construir a su alrededor, pero no propiamente con base en hechos, sino en una perenne campaña publicitaria que siempre ponía a la empresa y a sus comunicadores en lo más alto de la escala.

Con el sensible golpe que ese régimen recibió en 2018, diseminados por diversos espacios, incluidas las redes sociales, muchos de estos comunicadores nadan en perfecta sincronía con todos aquellos actores políticos que cuestionan, denuestan y calumnian al presidente.

En este panorama surgieron emprendimientos cuyo giro principal es la propaganda, pero que ostentan la bandera de ser medios de información que realizan investigaciones periodísticas o análisis con el único fin de informar a la población, cuando en realidad son esfuerzos de comunicación masiva dedicados al golpeteo, puesto que ni siquiera tienen una oferta variada; todo es AMLO, o más bien, contra AMLO y Morena.

En el caso de Latinus, se ha señalado que sus fuentes de financiamiento identificables son:  Patricia Olamendi, ex subsecretaria de Relaciones Exteriores durante el sexenio de Vicente Fox, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, señalado por nexos con el crimen organizado, Silvano Aureoles, exgobernador de Michoacán, y familiares cercanos de Roberto Madrazo, quien, según consigna Olga Wornat en su libro Felipe, El Oscuro, previo a la campaña presidencial de 2006 le expetó lo siguiente a Fox en reunión privada con referencia a AMLO: «Presidente, no podemos dejar que este loco gane, tenemos que impedirlo de cualquier manera. Todos los que estamos aquí iremos a la cárcel». Latinus cuenta dentro de sus filas a baluartes como María Amparo Casar, de larga historia en la infame ONG de paradójico nombre que dio fama a Claudio X. González, Fernando del Collado con sus entrevistas del Tragaluz, cáusticas para los afines a la 4T y tersas para los opositores. Pero las estrellas de la empresa propagandística son Carlos Loret de Mola, con sus recurrentes reportajes basados en inferencias y Brozo, personaje que ha devorado a Víctor Trujillo, y que con cargante voz impostada se emplea en descalificar o francamente insultar al presidente de maneras que a veces buscan la elegancia y en otras la abandonan en aras de la visceralidad.

No podemos olvidar a Carlos Alazraki y su emprendimiento llamado Atypical Te Ve, donde lo más rancio del conservadurismo se da cita para igualmente golpear al presidente, pero desayunando. Se sabe que incluso Alazraki instó a su círculo cercano de amigos a enviarle donaciones por la vía del superchat de YouTube que su canal pareciera exitoso y así incentivar el apoyo económico del público en general.

No solo como periodista, sino como ciudadano, pido un poco de honestidad. Que no disfracen sus intenciones, que no hagan pasar sus esfuerzos de propaganda como esfuerzos informativos desinteresados. Fuera máscaras. Ya lo dijo Kapuściński: «El periodismo no es oficio para cínicos».

Twitter: @miguelmartinfe

YouTube: Al Aire con Miguel Martín

Facebook: Miguel Martín Felipe Valencia

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí