• Reiteró que sólo planteó respetuosamente sugerir una pausa en la relación entre ambas naciones
  • El mandatario descartó que sus dichos contengan xenofobia, “es para entrar en una etapa nueva”, indicó

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, jueves 10 de febrero de 2022.- El Presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador aprovechó el foro de la conferencia de prensa matutina para aclarar ante los reporteros que cubren el diálogo circular en el Salón Tesorería, que no habló sobre la ruptura en las relaciones con el Gobierno de España y que, por el contrario, sólo sugirió una pausa en el intercambio diplomático para serenar la relación, por el bien de los pueblos de ambas naciones.

En Palacio Nacional, el mandatario descartó que exista en sus dichos xenofobia contra los españoles, sino que se trata de una situación de respeto entre los pueblos y manejo político, y señaló que sus opositores “se rasgan las vestiduras” por sus declaraciones.

“Lo que dije ayer es: vamos, por el bien de nuestros pueblos, a tener una pausa, no hablé de ruptura, no, lo que dije es: vamos a serenar la relación, que ya no se esté pensando de que se va a saquear a México impunemente, ya eso pasó, es una falta de respeto, deberían ofrecer hasta disculpa, no lo han hecho no importa, pero vamos a entrar a una etapa nueva”, precisó.

Insistió en que hay respeto y relaciones profundas entre ambos países, pero en los últimos tiempos, especialmente durante el periodo neoliberal, empresas españolas, impulsadas por el influyentismo, abusaron de México y de su población; “nos vieron como tierra de conquista, eso fue lo que dije ayer, al grado que en cada sexenio había una empresa favorita”.

 “No sólo es que trabajen los altos funcionarios con estas empresas sino lo que nos cuesta este tipo de relación. Estamos hablando de subsidios, dinero del presupuesto que es de todos los mexicanos que, en vez de usarse para sacar de la pobreza al pueblo, se usaba para favorecer a estas empresas”, criticó.

El jefe del Ejecutivo Federal explicó que la pausa que propuso tiene la finalidad de que los empresarios extranjeros en México no se sientan los dueños del país.

Indicó que hay “que irse despacio” en la relación, dado que es tardado entender que las condiciones actuales ya son distintas a las de gobiernos pasados, respecto a los abusos de las empresas españolas en México.

“Nos vieron como tierra de conquista. En cada sexenio había una empresa favorita”, y mencionó los casos de empresas como Iberdrola, Repsol y OHL que fueron favorecidas en las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, además subrayó que el saqueo de las empresas españolas en México duró los 36 años del “periodo neoliberal”, por lo que es tardado internalizar el cambio.

“No hay ninguna ruptura, si hace falta aclararlo, y no alcanzan a internalizar que esto ya es distinto, hay que estarles avisando y esto nos pasa con frecuencia, y tenemos que estarles diciendo ya no es el tiempo en que venían y no hacían ningún trámite, se les ponían los funcionarios de tapete”, reiteró.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí