Advertisement
  • Detienen a polis robando la gasolina de su patrulla
  • Bromita estudiantil termina en tragedia

Sólo en México 

Brenda Fonseca

Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que mientras en otros lugares se premia a los contribuyentes cumplidos, aquí en suelo azteca algunos municipios y/o ayuntamientos, según sea el caso, recompensan a quienes se atrasan con sus pagos, sorteando departamentos, carros, viajes, dinero, entre quienes se pongan al corriente con sus adeudos y hasta les condonan multas y recargos. Ah, pero nadie como las autoridades del ayuntamiento de Cuauhtémoc, Zacatecas, a quienes se les ocurrió la brillante idea de regalar lechones a los ciudadanos cumplidos ¿Cómo la ve? En efecto, quienes no tengan adeudos en predial y agua potable se van a hacer acreedores a un cochinito, este fue el ofrecimiento que en su momento lanzó el señor alcalde del municipio de Cuauhtémoc, don Francisco Javier Arcos, quien dijo que la oferta estaba limitada a 60 lechones, por lo que como era de esperarse los “quinitos” salieron “volando” y no precisamente porque tuvieran alas. Y bueno, esta medida tuvo eco entre los contribuyentes, pero ¿No sería mejor premiar aquellos que cumplen puntualmente con esta obligación ciudadana? Y en especial, reconocerles no regalándoles animales; ojalá en un futuro cercano aprendamos que la vida de un ser en dos o cuatro patas, con pelo o sin pelo, que hable o muja, simplemente no tiene precio. **** La espera desespera, dicen algunos, y es que hay de esperas a esperas dirían otros, pues no es lo mismo esperar a la chica que te gusta, que esperar el camión, esperar tu sueldo, esperar sacarte la Lotería, etc. O como en este caso, en el que un cadáver “esperó” a que lo levantaran más de 12 horas, tiempo en que estuvo tirado en la calle, solamente porque las autoridades de dos ayuntamientos se echaban la “bolita” o mejor dicho el “muertito” uno a otro, porque el lugar donde lo agarró la muerte, les correspondía a los dos y al mismo tiempo a ninguno. Y es que nadie le avisó a la huesuda, que la gente no debe morirse en zona no permitida, pues la cuestión de límites territoriales entre Puebla y Tlaxcala, complicó este asunto, ya que en términos estrictos a uno le tocaría llevarse de la cabeza a la cintura y el otro de la cintura para abajo, pues así tal cual quedó el cadáver de un hombre quien fue ejecutado en los límites de las citadas entidades, del lado de Santa Ana Xamimilulco, junta auxiliar del municipio de Huejotzingo. Cabe aclarar que al utilizar el geo localizador satelital se determinó que correspondía el levantamiento a Puebla, pero las autoridades de esta entidad decían que le compete a Tlaxcala, porque este sitio queda más cerca de Nativitas, pero tampoco quisieron hacerse cargo. Y así transcurría el tiempo y el cadáver mosqueándose y qué decir de los zopilotes que ya hasta rondaban el cuerpo, cual aves de rapiña. A fin de cuentas, la cordura recayó en las autoridades de Puebla, quienes terminaron por llevarse al muertito. Y bueno, se ve que al pobre difunto no sólo las autoridades no lo querían, pues es hora que nadie ha reclamado los restos del “mal querido” en la morgue. **** Dos sujetos fueron sorprendidos cuando tuvieron la osadía de robarle gasolina a una patrulla, aunque en realidad la sorpresa se la llevaron los supervisores policiacos al descubrir que los ladroncillos eran nada más y nada menos que los mismos policías que tenían asignada esa unidad de vigilancia. Fue la madrugada del martes, cuando los jefes de turno realizaron un rondín de vigilancia entre la calle 5 de Mayo esquina con 2 oriente de la colonia Álamos Toltepec, en la capital poblana, cuando a  lo lejos vieron a dos sujetos “ordeñando” el combustible a la patrulla, lo cual llenó de ira a los jefes policiacos, por lo que sin perder tiempo se acercaron a la unidad oficial, sólo para descubrir que se trataba de los mismos uniformados adscritos a dicha unidad, los cuales tenían en la cajuela de la patrulla dos garrafones con 20 litros de gasolina, lo cual los incriminó de manera directa, quedando a disposición de la Unidad de Asuntos Internos y la Fiscalía Anticorrupción del Estado de Puebla. **** Una mujer de 35 años de edad, resultó más tóxica que el plomo y es que no contuvo la ira que le causó una niña de 12 años, cuando esta se quedó viendo a su marido. Fue en la Central de Abastos de Puebla, donde una treintañera agarró del chongo y a golpes a una niña que vestía uniforme escolar, mientras le reprochaba por andar de buscona con su marido, bueno le dio tan tremenda arrastrada que la escuincla parecía muñeca de trapo. Al ver esta desigual contienda, los comerciantes del lugar llamaron a la policía y en tanto llegaban los guardianes del orden, intervinieron para poner paz. La cosa terminó cuando los municipales se llevaron a la celosa esposa detenida, la menor fue llevada a un hospital y el tercero en discordia, es decir el marido, sólo se quedó como el chinito, nomás “milando”, la verdad es que este pobre hombre hubiese preferido que se lo llevaran preso, para que lo salvaran de la furia ciega de su mujer, pero no tuvo tanta suerte, pues su esposa salió libre con el pago de una multa. Vean nada más toda la que se armó y nada más porque le miraron al marido, como si se lo fueran a desgastar. **** Una bromita estudiantil terminó en tragedia, cuando un joven murió ahogado al tratar de recuperar uno de sus tenis, que su compañero de escuela lanzó a una laguna. Fue el domingo pasado, cuando un grupo de adolescentes fue a la zona de La Marquesa, en el Estado de México. Lo que parecía un fin de semana para divertirse se tornó en una pesadilla para un grupito de adolescentes, luego de que entre broma y broma, uno de los asistentes le quitó su zapato tenis al hoy occiso y lo lanzó a la laguna, retándolo a ir por él, aun y cuando sabían que las condiciones de este lugar lo hacen peligroso, no obstante el afectado de quien omitimos su nombre, se lanzó al agua pero a mitad de camino simplemente comenzó a hundirse, por lo que sus amigos pensaron que se trataba de una broma, pero no fue así, pues transcurrieron los segundos que se volvieron horas, sin que volvieran a verle a flote, por lo que corrieron a la comunidad más cercana a pedir auxilio, para cuando llegaron las primeras muestras de apoyo, ya no había nada que hacer, así que tuvieron que permanecer por más de 4 horas en espera de que recuperan el cuerpo de su amigo. **** En fin, esto pasa SÓLO EN MÉXICO.   

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí