Advertisement

¿De qué murió el notable cantante argentino?

•          Pensaba como Miguel Bosé y Novak Djokovic

•          Que el Virus de Wuham es una manipulación

•          Un fondo de sufrimiento y la Cienciología

•          Más que gran artista, excepcional ser humano

COSA DE PRENSA

Javier Rodríguez Lozano

Aguascalientes, Ags., lunes 31 de enero de 2022.- Creer o no creer, he aquí la cuestión:

¿Qué mató al cantante argentino Diego Verdaguer? Como muy pocos mortales, fue uno de los seres humanos mejor informados y el Virus de Wuham no le hacía ninguna gracia, como a otras celebridades: Miguel Bosé o Novak Djokovic.

Sin embargo, sus más de 20 millones de discos vendidos desde su surgimiento al mundo del espectáculo en 1971, lo convertirían en respetado “medio de comunicación humano”, que escuchaban millones de personas en todo el mundo.

Y había que medir muy cuidadosamente cada palabra que emitiera, tal y como ocurrió en los últimos minutos del jueves 27 de enero, en que se produjo su deceso; unos medios dijeron que, en un centro médico, otros que en su casa.

Hubo quien difundió una presunta visita de Diego el año pasado, a un hospital en Buenos Aires, Argentina, para sembrar la idea -sin decirlo- que ahí contraería el contagio del ‘bicho’, que tanto había denostado en sus comentarios públicos.

Diego Verdaguer, como cienciólogo y ser humano de excepción, es decir, mejor informado que muchos otros mortales que sólo viven por vivir, y que repiten como loros lo que leen, sin discernirlo jamás, pensaba que la pandemia era una gran manipulación que, ha restringido las libertades humanas.

Informaciones sin confirmar, porque nadie que se respete como Dios manda, podrá creer en lo que dicen los grandes medios de comunicación, amos y señores de la manipulación global, coinciden que el malogrado cantante murió de Covid.

Para él la pandemia no era tal, sino un “plandemia”, con el que “seres humanos malignos” manipulaban.

No muy diferente es la opinión del español Miguel Bosé, al recomendar: “Apagar los televisores de todo el mundo y dejar de escuchar mentiras y la manipulación con la que están sometiendo a la gente; después de la primera (dosis) se ponen la segunda, la tercera, la cuarta y después el brazalete que ya está en Israel”.

Leer a Ronald H. Hubbard, creador de Dianética, La Ciencia de la Salud Mental, y Cienciología, la más cara de las religiones del mundo, con grandes celebridades entre su feligresía, como al actor hollywoodenseTom Cruise, por ejemplo, si bien le ayudaron a entender mejor al Virus de Wuham, no lo apoyaron mucho al enfrentar el infierno de una separación.

Durante siete meses de 2021, en el último de los cuáles grabaría un videoclip en el que contraía nupcias “fake” con Galilea Montijo, y desataba los celos verdaderos de su esposa desde 1972, Amanda Miguel.

En sus últimos días -ignorar, porque nunca se ha publicado, una suerte de bitácora de la enfermedad que le quitara la vida- antes de cantar el tema “Azul”, se dice que Diego Verdaguer reflexionaba sobre los tiempos difíciles de la pandemia y de cómo había cambiado las cosas.

“Me gusta cantar este tipo de canciones, como la que voy a cantar ahora, porque me recuerda a muchas cosas hermosas, el mundo ha cambiado mucho desde que yo nacía hasta hoy; Dios santo, muchísimo, muchas cosas para bien, en otras no tanto. Sin embargo, no hay que perder la ilusión, pues es el motor para seguir viviendo”.

Sin duda que, además del genio artístico que el mundo le reconoce a Diego Verdaguer, contaba con otras facetas de su personalidad menos conocidas (sólo íntimamente como hoy reconoce su viuda, que “la derretía”), que le hacían un ser humano de excepción.

Quienes sabemos con experiencias personales lo que es Dianética, y que por razones económicas no pudimos acceder a la Cienciología, sabemos muy bien lo que Kapuscinski condenaba, en eso de que “el periodismo no es para los cínicos”; es decir, ni Dianética ni Cienciología son para malas personas.

Y más aún, que a ellas se llega a través de un muy profundo fondo de sufrimiento.

¿Cuál sería el de Diego Verdaguer, si desde muy joven estaba ya en los escenarios, desde antes de casarse con Amanda Miguel cuando él tenía 24 años de edad y ella 18?

Quizás, pero sólo quizá, ha sido aquel episodio de su vida en el que naciera su primera hija, María, hija de una estudiante de Derecho que frecuentemente caía en depresiones y aquella baja vibración enrarecía la suya propia, que era mucho más elevada; y tuvo que abandonar la relación. Pero María viviría en la casa de sus abuelos paternos.

Aquello era un fondo de sufrimiento, como todo caso semejante, sin duda.

LA COSA ES QUE…

Diego Verdaguer, genio artístico sin duda, pero ser humano excepcional, sabía más de lo que nos hacían llegar sus comentarios, acerca del Virus de Wuham y la gran manipulación que viene haciendo desde diciembre de 2019, y peor aún, el enorme daño que le causa a la humanidad.

Por eso, y nada más que por eso, porque también era un enorme “medio de comunicación humana” que seguía mucha gente, es que sus comentarios anticóvicos, incomodaban al poder global.

¡Qué tal!

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí