Advertisement
  • El mandatario desmintió que el año comience con aumentos a los combustibles y alzas de precios
  • Destacó que las remesas que enviaron los mexicanos en el extranjero “nos sacaron del hoyo” ante la crisis económica por la pandemia

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, miércoles 05 de enero del 2022.- El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador se congratuló este miércoles de que al inicio de año no hubo gasolinazos, ni carestía pronunciada en los precios de productos básicos, pese a los pronósticos fallidos de los intelectuales orgánicos y aseguró que esa es la razón por la cual sus adversarios, son corajudos.

En el marco de la conferencia matutina de Palacio Nacional, el mandatario aseguró que falló el pronóstico de la oposición sobre la economía nacional, sin embargo, reconoció que existe un incremento de precios por la inflación, que es un fenómeno mundial, pero que su gobierno lo ha manejado de manera controlada.

“Les molesta a nuestros adversarios, que son corajudos, pero estaban esperando que iniciara el año con gasolinazos, por eso los inventos y las mentiras, gasolinazos, carestía, y no, no hay gasolinazos, sí tenemos un problema (de inflación), que es mundial, y aquí lo vamos a resolver bien y pronto, que es un incremento en precios por inflación, pero controlado, y además aumento en el salario”.

También le solicitó a su equipo de Vocería proyectar una gráfica difundida por el Consejo Coordinador Empresarial:

“¿No tienes de Carlos (Salazar Lomelí), el aumento del salario, una lámina donde se compara con los kilos de tortilla y de frijol?, que es lo que más ayuda a saber… miren, en el 18 (2018) un salario mínimo alcanzaba para tres kilos de frijol, 3.09, y 6.52 kilos de tortilla, este es el 18, pero si esto lo vemos hacia abajo, que incluso debe de haber algo de salario, hay una de salario de Carlos, antes de ver esta, para que vean… No, otra. Esa también, pero hay otra… el salario mínimo, esta…  miren, esta es el aumento real, porque el otro es cuantitativo o, mejor dicho, sin considerar la inflación, pero este es real, aquel es nominal, nada más 88, ¿verdad?, 89, miren, todo esto es abajo, es pérdida, quién sabe aquí por qué 97, aumentó cuatro por ciento, pérdida, pérdida, aumentó 0.8, pérdida, pérdida, pérdida, aquí arriba de la inflación, pero miren ahora, el tiempo que llevamos… ahora pon el… porque esto es el dinero, pero vamos a ver para cuánto alcanza”.

Y le proyectaron una gráfica más:

“Hoy, porque esto no va a ser así todo el año, pero era de tres kilos en el 18, de frijol; ahora, a pesar de la inflación, porque ha aumentado el precio del frijol, qué bueno también porque los que siembran frijol en Zacatecas, en Durango, en Nayarit, los campesinos, que coman los que nos dan de comer, también están vendiendo mejor el frijol, pero ya el salario alcanza para siete kilos, 74, casi el doble; no, más del doble, la tortilla, a pesar de la inflación, de 6.52 a 9.90, como tres kilos más”.

El titular del Ejecutivo Federal celebró que, además de los programas sociales del gobierno, continúen incrementando las remesas y aceptó que gracias a los envíos de remesas por parte de los mexicanos en Estados Unidos, “se pudo enfrentar la crisis económica generada por la pandemia, y en términos beisbolísticos, esto es lo que nos sacó del hoyo”, indicó.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí