Advertisement

Ahora se requiere de supervisión y seguimiento para que se aplique correctamente, considera el senador

Ciudad de México, domingo 02 de enero del 2022- Con la reforma para regular la subcontratación laboral, además de evitar los abusos contra los trabajadores, se frenó un proceso de evasión fiscal, que ascendía a alrededor de 500 mil millones de pesos anuales, y que se llevaba a cabo a través de empresas fantasma, facturas falsas y simulación laboral, destacó el senador Napoleón Gómez Urrutia.  

En entrevista, el Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social recordó que, desde el 01 de septiembre de este año, entraron en vigor las disposiciones para que las empresas que utilizan esta figura cumplan con sus obligaciones. 

“Ahora se requiere que la autoridad laboral vigile que se cumplan las nuevas disposiciones, que las empresas registren a sus trabajadores y paguen los impuestos correspondientes, porque esto representa un paso muy importante en materia laboral”. 

Esta supervisión, vigilancia y seguimiento, acotó el legislador de Morena, será fundamental para que la reforma se aplique correctamente, y regrese la justicia, respeto y dignidad para la clase trabajadora de México.  

“Todos debemos de hacer un esfuerzo adicional para ayudar al desarrollo de nuestro país, a fin de abatir completamente la corrupción, la desigualdad, pobreza y marginación, así como para dar nuevas oportunidades a los mexicanos, con trabajos justos y dignos”.  

Por ello, enfatizó el legislador, “hago un llamado a la consciencia social de los empresarios, para que cumplan con su responsabilidad y contribuyan a la sociedad mexicana”.  

Gómez Urrutia explicó que con la reforma se prohíbe la subcontratación de personal, entendiéndose ésta cuando una persona física o moral proporciona o pone a disposición trabajadores propios en beneficio de otra. 

Y que sólo se permite la subcontratación de servicios especializados o de ejecución de obras especializadas, que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la beneficiaria de estos, y siempre que el contratista esté registrado en el padrón público a que se refiere el artículo 15 de la Ley.

El Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social subrayó que este proyecto, que aprobó el Senado en abril de 2021, es uno de los logros legislativos más importantes durante los últimos tres años.  

Dijo que con el abuso del llamado outsourcing, durante muchos años se explotó a los empleados, porque no los registraban a nombre de la empresa principal, sino a través de terceros o de empresas fachada.  

Esto, señaló, permitía que los derechos de los trabajadores no se respetaran, pues no les pagaban aguinaldo ni utilidades, no podían acumular tiempo para su jubilación e, incluso, los despedían en diciembre y los volvían a contratar en enero para que no acumularan antigüedad. 

La reforma que se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 23 de abril de este año, dijo Gómez Urrutia, además de impedir la evasión fiscal y recuperar los derechos de los trabajadores, obliga a las empresas a registrar el salario real y a cumplir con sus cuotas y prestaciones de salud, vivienda o fondos de retiro. 

Simplemente, ejemplificó, se espera que el Instituto Mexicano del Seguro Social reciba 50 mil millones de pesos al año con esta nueva reforma, lo que “será muy importante, y más en esta época de pandemia”.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí