• Pasajeros le roban la ropa a un ladrón
  • Los agarran a tablazos por no usar cubrebocas 

SOLO EN MÉXICO

Brenda Fonseca 

Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que mientras en otros lugares, algunos, por no decir que los menos, andaban con eso de reforzar mediadas sanitarias ante la variante Ómicron del Covid 19; otros, los más, se la pasaron organizando la pachanga de Fin de Año. Quizá por ello, pasó inadvertido el “Día Internacional del hombre guapo” y aunque mucha(o)s pensarán en esos hombres fuertes, altos y musculosos, la verdadera belleza masculina va más allá de unos buenos bíceps, pues segura estoy que todas tenemos guapos en nuestras vidas, sí, nuestro padre, hermano, hijo y por qué no, amigos y hasta el “Sancho”, quienes llenan de amor nuestras vidas, y eso de por sí, ya los hace los más guapos. Pero ojo, no se la crean tanto ¡eh! Pues no en vano esta celebración se instituyó (vaya a saber usted por quién), justo el “Día de los Inocentes” (28 de diciembre), será acaso, porque ¿Todos los hombres son más bien, unos “Santos Inocentes”?  **** Y mientras unos se recuperaban de la cruda o seguían con la borrachera, en Navidad las calles lucían desiertas, lo cual aprovechó una parejita para tener relaciones sexuales, pero terminaron detenidos tras ser descubiertos por la policía municipal. Ramón “N” de 26 años de edad, no tuvo tiempo ni para reparar en el hecho de que doña Vicky, le lleva 21 años de edad, lo que sí, le echó velocidad y aprovechando que aún no amanecía, le hizo el “Sin respeto” a Victoria, quién por momentos olvidó que estaba en plena calle, pues gritaba más que tianguista en plena vendimia, y fue precisamente el relajo que esta pareja “dispareja” traía, lo que atrajo la atención de los uniformados. Bueno, así estarían estos calenturientos, que ni se percataron de la hora en que llegó la municipal, por lo que no hubo forma de salir con el clásico, “no es lo que usted piensa oficial” y cómo lo iban a negar si estaban ahí sobre las tarimas de un puesto de tianguis dominical, ubicado en calle 12 de diciembre esquina Palma, sola, en la zona conocida como la uno, en Puebla. Lo cierto es que los oficiales cumplieron con su deber, pero se olvidaron del espíritu navideño, pues no se las perdonaron, ni aún y cuando Ramón les dijo que no podía dejar sin su “Noche Buena” a la damisela. En fin, en lugar de haber sido una “Noche de Paz”, una “Noche de Amor”, fue una velada de terror para Ramón y Vicky, quienes terminaron detenidos y tuvieron que pagar un multón para recobrar su libertad. Caray más barato les hubiese salido pagar un hotel de paso, bueno eso me dijo, la prima de una amiga. 

**** Mientras las autoridades sanitarias a nivel federal insisten en que no hay mejor medida preventiva para evitar contagios por Covid-19, que el lavado de manos constante, aplicar gel antibacterial, así como el uso del cubrebocas, en Ajuchitlán del Progreso, Acapulco, Guerrero, tienen un método poco ortodoxo, pero eso sí, más afectivo contra quienes se rehúsan a usar el tapabocas, ya que agarran a tablazos a quien no lo porte, así como a quienes organizan y /o asisten a fiestas, tal cual ocurrió hace unos días. Previo a las celebraciones por la Navidad, integrantes de grupos delictivos lanzaron la advertencia de que no permitirían posadas ni fiestas de Fin de Año en los municipios de Arcelia, San Miguel Totolapan, Ajuchitlán y Tlapehuala, ya que de lo contrario serían castigados, y lo cumplieron. Según testigos, varios malhechores llegaron encapuchados y armados hasta los dientes, a la referida fiesta, y tras lanzar un recordatorio y no precisamente familiar, sino referente a la prohibición de hacer pachangas, formaron uno a uno a los caballeros ahí presentes, sin importar que se tratara del anfitrión, invitados y hasta los meseros que trabajaban en dicho evento; y así, uno a uno en fila india, les bajaron los pantalones y como niños traviesos recibieron sendos tablazos en las tepalcuanas, con lo que, les aseguro que no pudieron bailar y mucho menos sentarse, así que con este hecho se dio por terminada la velada que pintaba para grande. Antes de retirarse, los encapuchados aseguraron que continuarán poniendo a raya al Covid-19. Y bueno esta región podrá estar inmersa en la violencia, pero a tablazos mantiene sosegado al Covid. **** La gente que viajaba en un microbús del transporte urbano, hizo justicia en mano propia al detener, golpear y robar sus pertenencias, hasta dejar desnudo a un solitario ladrón, quien a mano armada intentó despojarlos de sus cosas. Fue a inicios de esta semana, cuando un grupo de personas que se dirigía a su trabajo a la capital poblana, fueron sorprendidos por un delincuente quien arma en mano les exigió que depositaran en su mochila carteras, monederos, celulares y cuanta cosa valiosa llevaran consigo. Un hombre de quien se desconoce su identidad, aprovechó una distracción del malhechor y de un golpe lo despojó de su arma, momento que otro señor aprovechó para ayudar a someterlo. Una vez amarrado y fuera de combate, no faltó quien aprovechó el momento para hacer pagar a este ladroncillo su osadía, así que le robaron su mochila y toda su ropa, bueno tampoco voy a decir que lo abandonaron desnudo a medio camino, porque sí llevaba su cubrebocas puesto, mientras en su pecho se leía: “Por rata”. Pero como dicen: “Ladrón que roba a ladrón”, tiene cien años de perdón”. **** Vaya un afectuoso abrazo para todos mis lectores, los felicito por llegar a cargar a los peregrinos, que a estas alturas y bajo estas circunstancias es un gran logro ¡Somos sobrevivientes! Próspero y saludable 2022 para todos y ¿Saben qué? Esto pasa, SOLO EN MÉXICO. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí