Advertisement
  • Los balaceó porque no le gustaron sus regalos
  • Mató al primo, por envidia 

SÓLO EN MEXICO

Brenda Fonseca 

Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que lo que en nuestra infancia era un juego, sí cuando decíamos “1,2,3 por mí y por todos mis compañeros” o “pidos”, cuando necesitábamos una suerte de tregua, para parar por unos instantes el juego de la “guerrita”; pero lo que no es para nada un juego, es el hecho de que el Presidente Municipal de Valparaíso, Zacatecas, Eleuterio Ramos Leal solicitara al crimen organizado una suerte de “pidos” para que respeten la vida, integridad y patrimonio de los valparaisenses, “jamás pensé tener la necesidad de expresarlo”, admitió la máxima autoridad de este lugar, donde las ejecuciones de hombres, mujeres y niños es cosa de todos los días, pese a la presencia de la Guardia Nacional en la zona, pues si ni el mismo munícipe pide esquina, se imaginan lo que significa vivir respirando el miedo? **** Donde el hampa también está haciendo de las suyas es en San Baltazar Campeche, Puebla, donde la policía municipal se vio ridiculizada con sus “pistolitas de agua” ante el arsenal con el que llegó un comando armado a atracar la Presidencia Municipal de este lugar, llevándose a plena luz del día, 135 mil pesos como botín. Minutos antes del cierre de las oficinas de gobierno municipal, un grupo de delincuentes, los cuales tampoco eran muchos (sólo cuatro), lograron mantener a raya a los guardianes del orden de este lugar, para apoderarse del botín, sin necesidad de accionar sus armas. Minutos después y tras el llamado de auxilio que hicieron los propios uniformados, llegó el personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y tras revisar las cámaras de seguridad, salieron presurosos tras los hampones, quienes para entonces seguramente ya habían llegado a Disneylandia. **** La justicia terrenal caerá sobre un hombre de 30 años de edad, quien fue detenido tras matar a golpes a su madre, solamente porque no secó la ropa que ella lavó. Los hechos tuvieron lugar la noche del martes, al interior de la casa ubicada en Calle Poniente 17, Colonia La Perla del municipio de Nezahualcóyotl del Estado de México, sitio al que José Alfredo “N” regresó bajo los influjos de estupefacientes y en sus acostumbrados arranques de ira arremetió contra su madre Adela “N” de 53 años de edad, por no tener su ropa seca y planchada, por lo que de los insultos pasó a los golpes; los gritos de doña Adela alertaron a sus familiares, quienes corrieron en su auxilio poniendo alto a esta masacre. El lamentable estado en el que José dejó a su señora madre, obligó a su parentela a llevarla a un hospital cercano, a donde llegó sin vida, debido a los golpes que su hijo le propinó en la cabeza. El responsable fue detenido y ahora enfrentará la justicia del hombre, porque de la justicia divina nadie escapa. **** Dicen que “A caballo dado no se le ve colmillo” y es que un regalo siempre ha de agradecerse, pero el esposo de una embarazada no pensó lo mismo, pues no le parecieron los regalos que le hicieron a su futuro bebé, durante el baby shower, fiesta que terminó en balacera. El esposo de la agasajada, enfureció al ver los modestos regalos que le hicieron, porque fue este quien abrió los presentes, siendo que ello le correspondía a la futura mamá, por lo que Isiah “N” de 25 años, en un ataque de ira desenfundó un arma semiautomática de 9 milímetros y lesionó a dicha mujer, a su esposo que la iba a defender, así como a su menor hijo, a quienes hirió en la pierna, dorso y un glúteo respectivamente, por lo que varios asistentes se armaron de valor y se le fueron encima para entregarlo a las autoridades. Ahora no verá a su hijo nacer en libertad y todo por sus berrinches. **** La envidia llevó a un muchacho a matar a su primo. Hace una semana, las autoridades de Tapachula Chiapas, reportaron la muerte del joven “Yahir” “N”, quien fue encontrado en estado de descomposición en el arroyo Coapantes, por lo que inicialmente las investigaciones apuntaron a que cayó en el afluente y murió ahogado, pero con el correr de los días las indagatorias dieron un vuelco. Trascendió que a mediados de noviembre Yahir y su madre llegaron procedentes de Tijuana, Baja California, para pasar unas vacaciones en casa de su abuela. De acuerdo con las pesquisas, el ahora occiso fue visto con su primo Eduardo de 23 años, horas antes de desaparecer, por lo que este fue requerido para declarar y tras caer en varias contradicciones terminó por confesar que él, con la ayuda de su hermano, mataron a su primo por creído, ya que desde el principio le cayó mal, ya que le envidiaba su ropa y tenis de marca, así como su celular, además de que era el consentido de la abuela y tíos. Fue así que Eduardo con la ayuda de Iván lo golpearon y llevaron a rastras hasta el afluente donde lo sumergieron hasta que dejó de respirar. Con esta confesional, Eduardo e Iván no volverán a ver la luz del día en libertad y todo por ambición. ¿No hubiese sido más fácil, ponerse a trabajar y comprarse un celular como el del primo? **** En fin esto pasa SÓLO EN MÉXICO. 

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí