Ómicron en Brasil, Chile, México y España

•           Redes disparan su “alarmante presencia”

•           Cualquiera cree idioteces si lo dice The New York Times

•           ¿Quién controla a los medios de comunicación del mundo?

•           La élite

•           AMLO entre la espada y la pared, a comprar más vacunas

Javier Rodríguez Lozano

Ciudad de México, miércoles 07 de diciembre del 2021.- El operativo Ómicron es el mismo del 26 de noviembre pasado a este día, en que al menos unos 40 de 200 países en la ONU han entrado en nerviosismo, al disparar las redes su “alarmante presencia”.

Las redes del poder global que describe en detalle el investigador Daniel Estulin, emiten desde la Organización Mundial de la Salud de la ONU, sus comunicados que la prensa mundial debe reproducir puntualmente, sin quitarles ni añadirles comas o puntos, y menos enfoque editorial, como este de la BBC:

“Por ahora no se sabe a ciencia cierta cuánto más transmisible es ómicron, o si logra eludir la inmunidad obtenida a través de las vacunas o por la infección previa”.

Es decir, ni siquiera se sabe si las vacunas son o no efectivas, pero algunas naciones se han apresurado ya a comprarlas, porque las vende la OMS.

Según un informe de Google obtenido por BBC Brasil –cita ese medio londinense-, “ómicron” fue el término que tuvo mayor crecimiento en el buscador.

Añadió:

“Descubierta en Sudáfrica, la nueva variante ya se ha detectado en unos 40 países (incluidos Argentina, Brasil, Chile, México y España) y llama la atención por la cantidad y variedad de mutaciones genéticas que presenta”.

O sea, “La fábula del miedo”, corregida y aumentada, nomás.

Regresemos adonde nos quedamos.

El pasado jueves decíamos que en nuestra tercera y última parte el próximo lunes (ofrecemos disculpas, causas de fuerza mayor nos lo impidieron), Daniel Estulin nos explicará qué siguió después de que la élite supranacional consiguiera que la OMS declarara la pandemia:

Y por supuesto, decimos nosotros, abordaremos también cuál ha sido la posición del Presidente Andrés Manuel López Obrador en esta macabra trama geopolítica.

Diría Estulin el aquel citado y lejano 20 de mayo de 2020, que después que ya se tiene la bendición de la OMS, el siguiente paso es convencer a los presidentes, porque lo que estás viendo es una teoría de la conspiración, lo cual es otra mentira.

¿Cómo vas a conseguir que todos los presidentes estén de acuerdo?

Es muy fácil: ¿Quién controla a los medios de comunicación del mundo?

-La élite.

El periodista no trabaja… Unos trabajan para sacar la verdad, pero un periodista que está con el Washington Post, el New York Times, CNN, Fox, Le Monde, Clarín, en Argentina…

Ellos trabajan para un medio que les paga y son trabajadores de este grupo ideológico. El periodista que dice la verdad no existe, porque tú tienes que pagar la luz, calefacción, seguridad social. Ellos trabajan para el medio y punto”.

Entonces, una vez que tienes a los medios de comunicación que controlas en todos los países, convencer a los presidentes es muy fácil.

La mayoría va a decir que sí, porque saben que va el dinero para ellos. Solo tienen que decir “pandemia”, la palabra mágica. Los grandes bancos, la élite tiene sus representantes en todos los países, como Club Bilderberg, Comisión Trilateral, consejos de relaciones exteriores y todos sus miembros en cada país.

“A través de ellos se habla con los presidentes se les explica, la mayoría va a acordar, va a recibir también su paga, su mordida, y van sabiendo que la población es zombificada y aparece un consenso: izquierda y derecha trabajando juntos”.

Habrá algún Presidente que no esté de acuerdo y a éstos no se les puede decir que los van a matar, aunque si hace falta, sí, pero en principio no hace falta; solo se declara que el Presidente no está dispuesto a hacer esto, de destruir la economía de su país, porque unos cuantos de la élite necesitan tener la excusa de desmontaje planetario.

Entonces se va a tener a los grandes medios de comunicación acusando al presidente de ser un genocida, de ser una persona absolutamente irresponsable con la población de su país, y empiezan a sacar cosas, mentiras.

Estamos viendo esto diario en Estados Unidos y no estoy defendiendo a Trump, pero obvio y flagrante cómo funciona este proceso.

Por eso pensar que es una conspiración complicada es muy fácil llevarlo a cabo porque repito, 90% de la población mundial va a creer cualquier idiotez si está en la portada del New York Times, Washington Post, CNN o Fox. Y si está ahí sí es, si no, no existe, no existe, porque van decir que eso es fake news, Si fuentes oficiales como el Washington Post, fuente oficial del Estado Profundo, o en Canadá con CBC, que es el equivalente a la BBC de Inglaterra, salen anuncios del gobierno enseñando a los niños cómo hablar con sus papás, que son teóricos de la conspiración, diciendo que mires directamente a tu papá.

Es increíble, si tu papá cree en las teorías de la conspiración, que han sido los chinos o que es un intento de un grupo secreto para demonstrar el sistema económico mundial.

O si es tu tío, que quieres mucho a tu abuelo, no discutas con ellos, simplemente habla con un profesor de tu colegio que le va a avisar a la policía, para que la policía vaya a tu casa y multe.

Como pasó en Alemania, que una mujer que es constitucionalista puso una querella criminal contra el gobierno por el encierro de la población, la metieron al psiquiátrico.

Entonces enseñan cómo hablar con tus papás, para que tu papá que es paranoico, que te quiere enseñar cómo es de verdad el mundo, Y claro, tú le explicas esto a la gente y te das cuentas que estás absolutamente solo.

– ¿Es complicado encerrar a cinco, seis mil millones de personas? Pregunta el conductor.

-Lo explico en mi libro The Bilderberg del año 2005. Es muy fácil porque la gente ha dejado de pensar hace décadas. Ya lo saben, han extirpado esta capacidad.

Y así funciona el proceso de por qué estamos donde estamos.

Entonces hemos hablado del cambio de modelo

Y también he contestado la pregunta sobre ¿cómo es que han podido montar…? Porque necesitaban de alguna forma u otra desgravar esta deuda planetaria absolutamente impagable, de cuatro cuatrillones de dólares.

Yo no soy virólogo, sé de este virus tanto como sé del swahili, o sea, nada. Pero tampoco soy imbécil y sé qué pensar.

Entonces sí tú estás viendo la forma en la que están promoviendo esto a nivel planetario, obviamente esto tiene un objetivo. Este objetivo es el descalabro económico, lo que hablamos antes.

Quien tiene la mayor fuerza puede hacerlo vía la quiebra planetaria, vía la tercera guerra mundial, ya sería la cuarta, porque la tercera fue la guerra fría y ésta sería la cuarta guerra mundial, planetaria, cuyo objetivo es el desmantelamiento del sistema, y con esto pasar todas las deudas del mundo vía la fuerza y eliminarla; no salió, entonces han usado el virus.

Ahora, al usar el virus, ¿cómo es que desaparecen las deudas?

¿Cómo están cerrando absolutamente todos los países del mundo, uno tras otro, y si vemos a la gente que “están salvando” con este aislamiento, cualquier médico dice que esto es malísimo para la salud.

Lo que están haciendo a nivel planetario es contraproducente, porque al salvar a diez mil o un millón de personas, están matando al doble, o al triple de personas; están matando no sólo porque no se tiene ningún tipo de tratamiento especial por cáncer, es decir, el milagro del coronavirus es que desaparecieron todas las demás enfermedades.

O sea, ya no existe el cáncer ya no existe ninguna otra cosa, solo hay y solo existe el coronavirus. Desaparecieron igualmente las protestas,

En este sentido se tiene que entender que el coronavirus es una ama de destrucción masiva, igual que un arma nuclear.

Más adelante, en agosto del mismo 2020 aparecería el libro de la periodista española Cristina Martín Jiménez, La verdad de la pandemia, en la misma línea que Daniel Estulin.

LA COSA ES QUE…

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha fijado con toda claridad su política contra el Estado Profundo, no está de acuerdo con aquellas políticas enmarcadas en el galopante neoliberalismo, que al menos a México lo ha devastado en los últimos casi 40 años.

Sin embargo, inmerso en el concierto global y con dificultades mayores en el plano geopolítico, entre la espada y la pared, ha tenido que comprar las vacunas que ayer mismo empezaron a aplicarse en esta capital de la República y pronto estarán en todo el país.

Nada se compara con mantener la calma, por mucho que los grandes medios de comunicación nos digan que debemos perderla para hacernos más vulnerables y manipulables.

Una mente fuerte es la mejor vacuna contra aquél y todos los virus de la manipulación global.

¡Qué tal!

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí