Redacción

Ciudad de México, sábado 04 de diciembre del 2021.- En el segundo día del VII Congreso de las Comisiones de Salud de los Parlamentos de las Américas: “los retos actuales de la salud pública desde la visión parlamentaria”, legisladores, expertos y funcionarios de la región acordaron trabajar en la creación de un reglamento sanitario internacional.

Ignacio Ibarra, de la Oficina del Asesor Jurídico de la OPS/OMS y coordinador técnico del evento, destacó que este organismo internacional pretende que el próximo año, los parlamentarios de América incluyan la protección jurídica de los bienes públicos para la salud. 

Los cuales, explicó, comprenden tanto medicamentos, material médico, instrumental, materiales e implementos de laboratorio, como repuestos y accesorios de equipos clínicos quirúrgicos y de laboratorio. 

Reiteró que la Organización Panamericana de la Salud trabajará junto a los parlamentarios para que, en la siguiente reunión en 2022, -que pudiera ser presencial-, se confirme el objetivo, para que todos los países de América Latina cuenten con una legislación sobre este concepto jurídico. 

Además, durante el panel “La alimentación saludable, la regulación de sus factores de riesgo y los retos de la legislación nacional en un entorno de comercio internacional”, la senadora Lilia Margarita Valdez Martínez advirtió que las grasas trans son la principal causa de muerte en la región de las Américas.

Al eliminar estos ácidos grasos, acotó, se podrían salvar 10 millones de vidas hacía el 2025 y prevenir 17 millones de accidentes cerebrovasculares e infartos en el 2030.

A su vez, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, advirtió que el más grande problema de salud que enfrenta el mundo es la pandemia de enfermedades crónicas no transmitibles. 

En México, dijo, 750 mil personas fallecen anualmente por estos padecimientos; la tercera parte de ellas, abundó el funcionario, son causadas por afecciones relacionadas con la mala alimentación.

“Cuando hablamos de una mala alimentación, no debemos ver a una decisión individual, sino al contexto socioeconómico y, sobre todo, a una estructura económica de los países, que genera un exceso de la oferta de productos industrializados procesados y ultra procesados”.

A su vez, Fabio Da Silva Gomes, asesor Regional de Nutrición, de la Unidad de Factores de Riesgo a las Enfermedades no Transmisibles de la OPS/OMS, aseguró que, en el 2019, en la región de las Américas, tan sólo la glucosa elevada, el sobrepeso y la obesidad causaron más de tres millones de muertes.

Por lo que los Estados deben actuar urgentemente para contrarrestar la influencia indebida de las empresas que fabrican productos procesados, en la toma de decisiones de los gobiernos, sugirió.

En el segundo día del Congreso digital, también se realizó el panel “El acceso a la vacunación universal en el balance de los derechos de la persona y de la comunidad, el reto de la legislación y el trabajo parlamentario”, en el que participaron legisladores y especialistas de las Américas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí