Advertisement

CUARTO DE PLANA

HÉCTOR RAMOS A.

Todas las tragedias terminan en historias que dejan una huella profunda, que en algunos países pasan desapercibidos, pero no necesariamente para el mundo. El caso de las hermanas Minerva, María Teresa y Patria Maribal, brutalmente, ejecutadas y arrojadas a un barranco al interior del jeep en que fueron emboscadas por oponerse al gobierno del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana, es emblemático.

Este cobarde crimen dio origen al Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en honor a estas tres mujeres que, en el movimiento disidente al régimen dictatorial de 1930 a 1961 en la Isla, eran conocidas como “Las Mariposas”.

La terrible historia se desata cuando Rafael Leonidas Trujillo se obsesionó en conquistar a Minerva, la segunda hija del matrimonio Maribal- Reyes, quien rechazó siempre las pretensiones del gobernante opresor, lo que provocó su enojo y con ello vinieron entonces las represalias a la familia con la detención de Enrique Mirabal, padre de las tres hermanas, apresado y liberado varias veces en los años posteriores, hasta que enfermó y murió en diciembre de 1953.

Minerva en cambio se casó con un chico de nombre Manuel Tavares, estudiante de derecho en 1955, quien encabezó un movimiento opositor al régimen dictatorial de Trujillo en la isla, llamado Agrupación 14 de junio en donde las hermanas jugaron un papel clave.

El gobierno de Trujillo no tardó en apresar a todos los involucrados en la creación de la Agrupación 14 de junio en donde por lo menos un centenar de personas fueron torturadas y varias más perdieron la vida, en tanto que Manolo Tavares y otros miembros del movimiento quedaron tras las rejas.

Con el asesinato de las hermanas Mirabal, Trujillo buscó acallar a los rebeldes con la ejecución, pero la muerte de las jóvenes sólo incrementó la presión contra su gobierno y culminó emboscado en mayo de 1961 por un grupo de disidente.

Desde entonces el 25 de noviembre es recordado en varias partes del mundo; en México con significativa marcha de mujeres de toda condición social, pero entre las que aparece el llamado bloque negro que busca deslegitimar cualquier movimiento usando de por medio la violencia.

La acción debe ser contraria, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres no pueden salir a las calles unas cuantas a agredir a mujeres por más policías que estas sean. Todo lo contrario, se debe tomar conciencia y combatir cualquier conducta contra ellas.

Por eso estos grupos violentos, pagados por no se sabe quién, cada vez tienen menos aceptación de la población, es lo que menos se necesita en un país como el nuestro con un gobierno que está en búsqueda permanente del respeto a las libertades a las que todos tenemos derecho.

Dicen que hay que conocer la historia para no volverla a repetir y la historia con la que se inició esta colaboración jamás debe volver a repetirse. Algo que no aplica el bloque negro en México.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí