• El mandatario reafirmó el compromiso de concluir la planta coquizadora de Tula a finales de 2023
  • Es una de las refinerías que se rehabilitan y que habrán de  producir 30 mil barriles diarios de gasolina
  • El proyecto de inversión, por 60 mil millones de pesos, contempla las seis refinerías existentes, la nueva de Dos Bocas y la comprada a Shell en Texas

Redacción

Ciudad de México, domingo 07 de noviembre del 2021.- El Presidente Constitucional de la República, Andrés Manuel López Obrador constató el reinicio de la construcción de la coquizadora en la Refinería de Tula, Hidalgo y en su mensaje se comprometió a que la obra estará concluida a finales de 2023.

También anunció la inversión de 60 mil millones de pesos que permitirá abastecer los combustibles que demanda el mercado interno, que junto con la producción de las seis refinerías existentes, la nueva que se construye en Tabasco y la comprada a Shell en Estados Unidos, permitirá a México dejar de importar gasolinas en 2023.

En un mensaje en su red social de Twitter destacó que la obra generará 8 mil empleos e impulsará la producción de 30 mil barriles adicionales de gasolinas.

“Constatamos que después de cinco años se reinició la construcción de la coquizadora en la Refinería de Tula, Hidalgo, vamos a invertir 60 mil millones de pesos, se crearán 8 mil empleos y se producirán 30 mil barriles adicionales de gasolinas, y con esta coquizadora vamos a tener los combustibles que demanda el mercado interno, es decir, ya no vamos a comprar las gasolinas en el extranjero”, escribió.

En otro video de casi 12 minutos subido a Youtube explicó: “Acaba de reiniciarse esta obra y la vamos a terminar, como todas las obras, para finales de 2023, y ya con esta coquizadora vamos a tener los combustibles que demanda el mercado interno, es decir, ya no vamos a comparar las gasolinas en el extranjero”.

Subrayó que con la rehabilitación de las seis refinerías de PEMEX, la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas, la compra de la de Shell en Texas y la coquizadora, “ya tendríamos combustible para dejar de importar gasolinas en el extranjero, no vamos a estar vendiendo petróleo crudo y comprando gasolinas, lo que se hizo durante años, así era la concepción, la mentalidad tecnocrática corrupta que prevaleció durante cuatro décadas”, dijo.

Tras escuchar una explicación de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle sobre las obras de construcción de la coquizadora, el titular del Ejecutivo Federal puntualizó:

“Es importante señalar que no podríamos rescatar Pemex, porque eso es lo que estamos haciendo, un rescate Pemex y de la CFE, porque eran empresas públicas que querían tronar los neoliberales corruptos, querían destruirlas por completo, por eso habían dejado de invertir en las refinerías, ya estaba vendiendo plantas la interior de las refinerías”.

El mandatario estuvo acompañado por la Secretaría de Energía, Rocío Nahle García; el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández; el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Rogelio Ramírez de la O y el Director General de Petróleos Mexicano (PEMEX), Octavio Romero Oropeza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí