Advertisement
  • Amparan a priístas pese a ser acusados por trata de personas
  • Detenido por comprar y encarcelar a quinceañera

Brenda Fonseca

SÓLO EN MÉXICO Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que como recordarán, en mi anterior entrega traté el indignante caso de la menor Angélica “N” de 15 años de edad, la cual fue vendida por sus padres en 120 mil pesos a don Julián Moreno quien la compró para casarla con su hijo Rafael “N” también menor de edad y a quien por cierto, la quinceañera ni conocía. El asunto es que el joven marido emigró a EU, ausencia que su padre intentó aprovechar para abusar sexualmente de su nuera, pero la menor de edad siempre lo rechazó, por lo que al no resultar su “compra” lo que esperaba, Julián exigió a los padres de Angélica un reembolso de 210 mil, aún y cuando éste sólo había pagado 120 mil pesos por la menor. Al no obtener su reembolso, puso tras las rejas a Angélica, a sus hermanitas de 7,  9 y 10 años de edad y a su abuela de 70 años. Y así pasaron 11 días en prisión, cuando su único delito fue decir “NO quiero”. Tras darse a conocer este caso, las autoridades intervinieron para lograr la liberación de estas mujeres y detener a Julián, acusado como probable responsable del delito de violación equiparada (carpeta judicial C-310/2021) aún y cuando este actúo bajo el amparo del régimen de “Usos y costumbres” vigente en la comunidad Cochoapa el Grande, Guerrero. Al respecto la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), determinaron someter a un programa de reeducación a Julián  Moreno así como a Juan Manuel Martínez Vázquez, suegro y padre respectivamente de Angélica, el primero por comprar a la menor y el segundo por vender a su hija. Y si bien, se aplicará todo el peso de la ley sobre el suegro abusador ¿Habrá justicia para Angélica? En verdad lo dudo.  ** Y ya que hablamos de justicia no es lo mismo ser un suegro abusador de una comunidad guerrerense a ser un ex líder priista, pues como ya dimos cuenta el primero ya está en prisión preventiva, mientras que al segundo Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, el Juzgado Décimo Cuarto de Distrito de Amparo Penal del Primer Circuito en la Ciudad de México, le otorgó un amparo para frenar la orden de aprehensión por el delito de trata de personas. Este recurso legal también ampara a Sandra Esther Vaca Cortés y Roberto Zamorano Pineda, también priístas sobre quienes desde 2014, se les investiga por comandar una red de trata de personas en la capital del país. Según las 515 pruebas aportadas por las víctimas, Gutiérrez de la Torre reclutaba a sus víctimas a través de anuncios, en los que solicitaba personal femenino para realizar trabajos de oficina. Lo cierto es que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), separó de sus filas a estos políticos, no obstante lograron que el juez Erik Zabalgoitia Novales les otorgara el amparo, lo mismo que ha hecho en otros casos como con los empresarios Romero Deschamps, Emilio Lozoya, así como a Karina Macías, ex esposa del ex gobernador priísta de Veracruz, Javier Duarte. Ya veremos cómo termina este caso, pero dudo que a estos políticos los manden a un curso para “reeducarlos”, como lo hicieran con el suegro abusador. **  Y si de cursos hablamos, nada comparado con el que reciben los policías de Tlaxcala, donde sí “sobreviven” a un ataque con gas lacrimógeno se les considera aptos para ejercer las albores policiacas. Esta semana circularon por las redes sociales videos en los que se aprecia a Policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), siendo literalmente fumigados con gas lacrimógeno. Fue tal la cantidad que recibieron que un elemento tuvo una crisis respiratoria, mientras que una mujer policía se desmayó. Ante tal situación Sergio González Hernández, titular de la Secretaría de Gobierno de Tlaxcala, trató de minimizar el hecho, asegurando que en estos casos cuentan con asistencia médica de primera mano para cualquier eventualidad. Nada más le faltó decir que también está listo un notario para que dejen testamento, así como trabajadores de la funeraria, por aquello de las dudas. ** A quien sí encontraron sana y salva, fue a una jovencita, la cual para evitar el regaño de sus padres, inventó que dos tipos la habían secuestrado. Una muchacha de 25 años de edad, de quien se omite su nombre, quien al igual que muchos estaba harta de tanto encierro debido a la pandemia, por lo que con el permiso de sus padres fue a una fiesta, con la condición de regresar a su casa ubicada en la capital poblana, antes de la media noche. Fue al filo de las 2 de la mañana, que una llamada telefónica despertó a los progenitores de la chica en cuestión, siendo ella misma, quien entre lágrimas les contó que había sufrido un secuestro express y que sus captores la habían liberado en un lugar desconocido. Sin perder tiempo la madre de la supuesta afectada expuso el caso en la Fiscalía Especializada en Investigación de Secuestro y Extorsión, por lo que elementos de esta corporación pusieron manos a la obra para dar con su paradero. Fue así que en menos de dos horas hallaron a la supuesta víctima al oriente de la capital poblana. De inmediato fue llevada ante la autoridad para que rindiera su declaración pero tras caer en varias contradicciones, terminó por confesar que todo había sido un invento de su parte, para que sus padres no la reprendieran por no regresar a tiempo a casa. Ahora sí que aplicó aquella de que “Más vale pedir perdón, que pedir permiso”. ** En fin, esto pasa SÓLO EN MÉXICO.

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí