• En el mensaje con motivo de su Tercer Informe de Gobierno dijo que cuando termine su mandato no dejará ningún pendiente
  • Aseguró que ya están sentadas las bases de la Transformación del país

Redacción

Ciudad de México, miércoles 01 de septiembre del 2021.- En el mensaje con motivo de su Tercer Informe de Gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, se mostró satisfecho con lo realizado hasta el momento, dijo que están dadas las bases de la transformación y que, incluso podría dejar ahora mismo la Presidencia sin sentirse mal con su conciencia.

Confío en que en la Consulta Ciudadana que se llevará a cabo sobre la revocación de mandato, a finales de marzo del 2022, la gente votará porque continúe hasta finales de septiembre del 2024 y en ese entonces estará consumada la Cuarta Transformación.

“Desde luego, no sólo es esto lo único que necesito para cumplir mi misión; falta lo que diga la naturaleza, la ciencia y el Creador. No podemos ser soberbios, pero, si tengo suerte y termino, creo que vamos a consumar la obra de transformación y no dejaremos ningún pendiente. Cuando esté entregando la banda presidencial sólo diré a los cuatro vientos: misión cumplida, me voy a Palenque, les dejo mi corazón”.

De lo logrado hasta ahora, la mitad de su sexenio, aseguró que se alcanzó uno de los mayores objetivos: “Pero lo más importante es que ya están sentadas las bases de la transformación. A sólo dos años nueve meses de ocupar la Presidencia, puedo afirmar que ya logramos ese objetivo, repito, sentar las bases para la transformación de México”. 

Consideró que es mucho lo realizado: “Es tan importante lo logrado hasta ahora, en este periodo, que hasta podría dejar ahora mismo la Presidencia sin sentirme mal con mi consciencia, que es lo que estimo más importante en mi vida. Reitero, es mucho lo realizado y sería muy difícil de dar marcha atrás a decisiones o acciones que se han tomado en bien del pueblo y de la nación”.

¿Cómo podrían los conservadores, por ejemplo, quitar las pensiones a los adultos mayores? ¿Cómo podrían suprimir las becas a los estudiantes pobres? ¿Cómo volver al lujo, a las extravagancias en el ejercicio del gobierno? ¿Cómo regresar a la condonación de impuestos a las grandes corporaciones económicas o financieras? ¿Cómo retornar a la privatización depredadora de los bienes públicos? ¿Cómo lograrían que volviera a imperar la corrupción en nuestro país? En fin. Un retroceso no sería cosa fácil”, consideró.

Por lo pronto, a la mitad de su sexenio -insistió- están dadas las bases de esta transformación: “Pero lo más importante es que ya están sentadas las bases de la transformación. A sólo dos años nueve meses de ocupar la Presidencia, puedo afirmar que ya logramos ese objetivo, repito, sentar las bases para la transformación de México”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí