Advertisement

Por José Sobrevilla

Cuando en las mañaneras hablan de “Nuestros hermanos migrantes” o los señalan como “los nuevos héroes”, algo no encaja, sobre todo porque ambas frases denotan, para este reportero, hipocresía y/o oportunismo, en especial porque cuando dicen ‘nuestros hermanos’, se registra que buscan algún beneficio utilizando de su imagen. Se imagina usted los miles de pauperizadas familias que son beneficiadas con las remesas a costa del esfuerzo, la vergüenza y la humillación de estos indocumentados; no obstante, en todo lo que va de este 2021, han alcanzado niveles históricos. Sólo para que tengamos una idea, en los primeros seis meses de este año, los envíos de dinero alcanzaron los 23 mil 681 millones de dólares, más de los 19 mil 290 millones de dólares que fueron enviados a México en 2020, un 22.4% más.

El pasado mes de junio llegaron a México 4 mil 440 millones de dólares en remesas enviadas desde el extranjero, una ligera baja de 1.7% en comparación con el mes anterior, pero un incremento de 25.5% en paralelo con el mismo mes el año pasado. El aumento de las remesas, las cuales alcanzaron cifra récord en mayo, se debe a la recuperación económica en Estados Unidos, en donde viven unos 11 millones de compatriotas que envían parte de sus ingresos a sus familiares, y al reclamo y penurias que sufren económicamente sus familias en el país, quienes se las reclaman, y también a su propio sacrificio. Aunque igualmente, puede ser un reflejo de los programas de estímulos del Gobierno estadounidense, el cual consiste en apoyos incondicionales.

En cuanto a la relación bilateral, ésta se mantiene dentro de los parámetros de cordialidad, por lo que el tema migratorio se posicionará como un elemento de negociación para México para buscar impulsar las prioridades del gobierno lópezobradorista. El impacto económico que se vislumbra es que México incentiva la atracción de recursos para combatir la pobreza e impulsar el desarrollo; así, Estados Unidos ha invertido entre marzo y agosto más de 250 mdd en apoyo a la región del Triángulo del Norte; en consideración de que el grueso de migrantes es mayoritariamente de origen mexicano (36.7%), el Gobierno Federal podría negociar la captación de recursos para programas de desarrollo que inhiban la migración[1].

En el terreno político, permanecen las negociaciones para que México adopte una postura más agresiva en la contención de personas en movilidad, y se espera que Estados Unidos busque utilizar canales de comunicación institucionales para forzar al gobierno mexicano a robustecer sus acciones de vigilancia, detenciones y deportaciones en la frontera sur. Mientras tanto, en el campo jurídico, se mantendrá la negociación entre ambos países para impulsar permisos temporales de trabajo para los mexicanos y, ante la aprobación del programa de un billón de dólares para infraestructura, analistas concuerdan en que EU requerirá de mano de obra migrante, ante lo cual podrían ser impulsados programas bilaterales, coadyuvando a incrementar la captación de remesas, mismas que en el primer semestre de 2021 superaron en 22% las recibidas en mismo periodo de 2020.

Señala el informe-Intélite que en el rubro de “Impacto Social”, se espera un apoyo en otro tipo de dinámicas prioritarias en materia de migración, pero de interés regional mutuo; esto es que, el gobierno de Joe Biden, a través de la vicepresidenta Kamala Harris, trabajará para orientar el actuar del gobierno mexicano en materia migratoria por medio de sustentos que nos permitan continuar enfrentando la pandemia; por ejemplo, Estados Unidos acordó la entrega –desde marzo– de 12.3 millones de vacunas aproximadamente.

Por lo pronto se mantiene la tensión –no a extremos trumpistas– entre México y Estados Unidos, no solo por la falta de resultados en la disuasión de los flujos migratorios, sino también por la presión del Partido Republicano para impulsar el retorno a una política fronteriza restrictiva.

En cuanto al impacto económico –señala el estudio-Intélite– se esperan más gastos para la gestión migratoria en ambas fronteras; además de que un aumento en las tensiones provocaría que México dirija recursos para la atención migratoria; por ejemplo, en 2019, México estaba erogando cada mes 483 mdp en salarios de los agentes de la Guardia Nacional, GN, desplegados en la frontera sur (Sin Fronteras, 2019), además había gastado 74 mdp en la rehabilitación de estaciones migratorias y albergues.

Dentro de los impactos políticos, coincidimos con el estudio, en que se espera un incremento de los obstáculos legislativos en el Congreso estadounidense: La falta de consenso con el ala republicana continuará estancando en el Parlamento la reforma migratoria para la cual se requieren al menos 10 votos republicanos; es posible que, en búsqueda por obtener el apoyo requerido, Biden opte por endurecer su postura sobre el control fronterizo.

Desde el punto de vista jurídico, la reinstauración por parte de Estados Unidos del programa “Remain in Mexico” (permanecer en México), traerá una presión política al congreso estadounidense y que se gesta por la inconformidad en los resultados del control migratorio, que podrían derivar en que sea consolidado jurídicamente el mantenimiento del programa, lo que provocaría el retorno de 60 mil indocumentados a nuestro país, y que el gobierno de López Obrador estaría obligado a lidiar con su gestión.

El pasado martes (24 de agosto), por ejemplo, Corte Suprema se negó a bloquear un fallo judicial que ordena al gobierno de Biden restablecer una política de la era Trump que obliga a las personas a esperar en México mientras buscaban asilo en Estados Unidos. Con los tres jueces liberales en desacuerdo, la corte dijo que la administración “probablemente violó la ley federal en sus esfuerzos por rescindir el programa conocido informalmente como Permanecer en México”.

“Los jueces dijeron en su decisión no firmada que la administración Biden pareció actuar de manera ‘arbitraria y caprichosa’ al rescindir la política, conocida formalmente como los Protocolos de Protección al Migrante. Citaron además, la decisión del año pasado en el caso del Departamento de Seguridad Nacional contra los Regentes de la Universidad de California. Esa decisión bloqueó el esfuerzo de la administración Trump para deshacer el programa de la era Obama que protegía a los jóvenes inmigrantes que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños”[2].

La estrategia de “expulsión acelerada” tendrá como consecuencia expulsiones masivas y violaciones a los Derechos Humanos; por lo tanto, la táctica estadounidense para disminuir la ocupación en centros de detención, se podría convertir en un mecanismo de múltiples abusos a las personas en movilidad. Ejemplo de ello es que, en México, en 2020, fueron recibidas 3 mil 277 denuncias ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por violaciones a los derechos en sus personas de los “hermanos” migrantes.

Así, más de 70 organizaciones de México y Estados Unidos firmaron una “carta abierta” para solicitar al gobierno de López Obrador oponerse al restablecimiento del programa de devolución de solicitantes de asilo implantado por Donald Trump “Remain in Mexico”. La misiva suscrita por Amnistía Internacional, Oxfam, colectivos religiosos y departamentos de varias universidades, se hizo pública en vísperas de que la Corte Suprema de Estados Unidos se pronunciara sobre la reinstauración de esta política que, para los firmantes, “impuso barreras infranqueables al debido proceso y causó daños extremos” a los solicitantes de protección internacional[3].

En su momento, con este programa, “Más de 70 mil migrantes —centroamericanos, cubanos, venezolanos y de otras nacionalidades— fueron devueltos a México por la administración Trump (2019), para esperar aquí sus procesos de asilo, una política que decenas de colectivos denunciaron duramente porque dejaba a los migrantes a merced de los cárteles de la delincuencia, y en condiciones de vulnerabilidad iguales o mayores a las que les habían hecho huir de sus países.

[1] https://www.vertigopolitico.com/nacional/politica/notas/piden-ong-a-amlo-impedir-retorno-del-plan-quedate-en-mexico Consultado el 25.08.2021


[1] https://publicaciones.intelite.mx/reportes-especiales

[2] https://www.npr.org/2021/08/24/1030829693/supreme-court-remain-in-mexico consultado el 25.08.2021

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí