• En medio de la pandemia se celebraron y en media de la pandemia se clausuraron este domingo

    EE UU, se lleva a casa el mayor número de medallas, seguido por China
  • “Gracias, Tokio, Gracias, Japón”, expresó el Presidente del COI Thomas Bach
  • París, la capital francesa, se declara lista para la próxima edición de la justa deportiva, en 2024

Redacción

Ciudad de México, domingo 08 de agosto del 2021.- Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 pasarán a la historia como los juegos aplazados por la pandemia de COVID-19, por la sana distancia, el uso de cubrebocas y la aplicación masiva de pruebas de laboratorio, pero también porque el deporte mundial dio muestras de tesón, disciplina orden y entrega, que permitieron que la mayor justa deportiva llegara a su fin este domingo.

En su discurso, el Presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, agradeció a los atletas y al pueblo japonés por su arduo trabajo en la organización de los Juegos Olímpicos más desafiantes por las nuevas condiciones mundiales, tras la aparición del SARS-cov2.“Estos Juegos nos han costado un esfuerzo sin precedentes hacerlos realidad”, expreso con entusiasmo.

Y añadió: “Ustedes, el pueblo japonés, pueden estar extremadamente orgullosos de lo que han conseguido. En nombre de los deportistas, les decimos ¨Gracias, Tokio, Gracias, Japón”.

La victoria fue para Estados Unidos, que acumuló 113 medallas, de ellas, 39 de oro, 41 de plata y 33 de Bronce; seguido por China, con un total de 88 preseas, de las cuales 38 fueron de oro, 32 de plata y 18 de bronce y atrás de este país, se colocó el anfitrión, Japón, con 58 medallas, de ellas 27 de oro, 14 de plata y 17 de bronce.

La ceremonia de clausura se realizó en el Estadio Olímpico de Tokio, con la destacada presencia del Emperador Naruhito y del Presidente de Francia, Emmanuel Macron, país que acogerá los próximos Juegos Olímpicos, los de París 2024.

El cierre de esta justa deportiva se llevó a cabo en medio de fuegos artificiales, que como antaño iluminan la sede olímpica, esta vez sin público, y que pudo verse a través de las televisoras y las redes sociales.

Las delegaciones de 206 países, desfilaron orgullosas, sin importar el sitio que ocuparon en el medallero final, en una edición especial, llena de sorpresas, como la participación de la atleta china de apenas 14 años, Quan Hongchan que en esta su primera aparición olímpica, realizó dos clavados perfectos, de 10, que le merecieron la medalla de oro en la final de plataforma de 10 metros.

La espectacular clausura, llena de simbolismo, tradición, luz y color, incluyó la transmisión de un video con los mejores momentos de los 17 de días de competencias y representaciones de bailes tradicionales en Japón, de lugares como Hokkaido y Okinawa.

Ya casi para concluir, la Gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, entregó la bandera olímpica al Presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, para ponerla a su vez, en manos de Alcaldesa de París, Anne Hidalgo, sobre quien recae la organización de la siguiente edición de los Juegos Olímpicos.

De manera simultánea, en Francia, la Torre Eiffel, fue abarrotada por miles de franceses que celebraron la llegada a su país de la nueva Olimpiada.

Fueron los Juegos Olímpicos de la sana distancia, el cubrebocas y las pruebas de laboratorio masivas, a las que los atletas debieron someterse de manera constante, en los que los participantes debieron convivir con nuevas reglas, en aras de mantenerse a salvo de la amenaza mundial que aún significa la presencia del COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí