Advertisement

LOS POZOS DE CARLOS POZOS

El pasado 1 de julio del año en curso, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rindió su tercer informe del triunfo democrático, con lo que llega a la mitad de camino del sexenio de la Cuarta Transformación. Y ahora quedan mil 95 días, en los que además de ser su propio vocero, deberá continuar desempeñando el encargo de Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, e ir pensando quién, mujer u hombre, será la persona elegida para candidata o candidato de MORENA a la sucesión presidencial.

El aniversario de la mitad del camino, originó dos celebraciones el pasado primero de julio: una a las 11 horas en Palacio Nacional con la asistencia de 40 personas y la otra a las 18:00 horas en el Auditorio Nacional, que tiene un cupo para 10 mil personas, pero que por la pandemia sólo llegó a 7 mil asistentes.

El Jefe del Ejecutivo Nacional, López Obrador, en una conferencia reciente había anunciado que no sólo los candidatos a sucederlo eran Marcelo Ebrard Casaubon y Claudia Sheimbaum, sino que el abanico se abría con Tatiana Cloutier, Esteban Moctezuma, Rocío Nahle y Juan Ramón de la Fuente. Resulta que en el Auditorio Nacional, se vio a Santiago Nieto, actual titular de la UIF, entre los nuevos gobernadores triunfantes, de las pasadas elecciones del 6 de junio, así como funcionarios del gabinete actual de la 4T.

Cabe destacar la ausencia a este festejo del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien es el fundador del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), pero además se registró un fuerte abucheo por parte de morenitas para su dirigente Mario Delgado, y el apoyo para la Alcaldesa de la Ciudad de México, Claudia Sheimbaum, a quien en coro le gritaron “presidenta, presidenta, presidenta”.

Con este acto queda inaugurada la competencia por la candidatura a la Presidencia 2024-2030. Y luego de los resultados de las elecciones intermedias, en donde MORENA gana 11 de los 16 gobiernos que se sometieron a consideración del pueblo, aunque perdió la mitad de las alcaldías de la CDMX.

Este lunes 5 del mes en curso, se me dio la oportunidad de preguntarte al Primero Mandatario de la Nación, Andrés Manuel López Obrador a quien le cuestioné sobre el futuro de MORENA.

Así lo hice, como muchos de ustedes recordarán: Jefe del Estado mexicano, su servidor Carlos Pozos, reportero de Lord Molécula Oficial y columnista de la revista Petróleo y Energía.

Mi primera pregunta es: ¿qué va a hacer usted ahora?

¿Y por qué se lo pregunto?

Porque mientras aquí en Palacio Nacional se rinden buenos resultados y se festeja, en el Auditorio Nacional, Presidente, hay abucheos, surge una nueva candidata a la Presidencia e inicia la competencia presidencial.

Usted es el fundador de Morena y tiene en puerta en 25 días la consulta ciudadana, el 1º de agosto, y la revocación de mandato en marzo del próximo año. El tiempo apremia.

Se necesita la participación del Movimiento Regeneración Nacional. Reitero, Presidente, ¿qué va a hacer usted con Morena?

Y así me respondió:

“Mire, yo he sido muy respetuoso de Morena, porque también ya no es como antes, es de los cambios que se están llevando a cabo.

Antes, el Presidente era también el jefe del partido gobernante, o sea, era las dos cosas, bueno, era mucho más, porque era también el jefe del Poder Judicial y del Poder Legislativo y desde luego, del partido en el gobierno.

Ahora no, yo he sido respetuoso de las decisiones que toman en Morena, como también he sido respetuoso de las decisiones que se toman en otros partidos, porque no me corresponde.

Yo tengo la tarea de gobernar para todos y si me meto en esto del cuestionamiento al bloque reaccionario, conservador, corrupto, es porque abiertamente ellos se propusieron frenar el proceso de transformación por el cual llegué a la Presidencia, porque yo no llegué a la Presidencia para mantener el status quo, no llegué Presidencia para que se conservaran los mismos grupos de intereses creados, que se mantuvieran los privilegios para que el gobierno siguiera al servicio de una minoría; yo llegué a la Presidencia para llevar a cabo una transformación en beneficio del pueblo.

Entonces, cuando estos señores se sinceran -para decirlo elegantemente- y dicen: ‘Vamos a unirnos todos en contra del dictador, del comunista, porque si no le quitamos la Cámara nos va a quitar el país’ y en el fondo su propósito es dejar sin presupuesto a los pobres, a la gente más necesitada, que es la función básica de un gobierno democrático, atender a todos, escuchar a todos, pero darle preferencia a quien más lo necesita, eso les molesta. Por eso hablo de que son clasistas y son racistas, y desde luego, partidarios de la discriminación.

Entonces, cuando ya se trata de eso… Ah, no es que yo utilizara dinero del presupuesto para, ‘a ver, vamos a apoyar a Morena’, no, porque también en eso hay un cambio, no hubo elecciones de Estado.

¿Cómo le hacían antes, pero hasta hace poco?

Los reunía el Presidente, a los secretarios del gobierno: ‘A ver, al doctor Narro, se va de delegado al Estado de México’. Ahí va. Lamentablemente el doctor Narro, que era secretario de Salud, antes rector de la UNAM, como matraquero del PRI, faltándole el respeto al doctor Narro y también él faltándose al respeto, y así a todos los comisionaba.

Bueno, eso no sucedió ahora, no se usó el dinero del presupuesto, se cumplió con la veda electoral, no fui a hacer campaña por nadie, y lo mismo en el caso de Morena.

Entonces, ¿qué tienen que hacer?

Pues darle continuidad al movimiento y ser consecuentes, y devolverle al pueblo la bondad que el pueblo ha ofrecido a Morena.

¿Y qué es lo mejor?

Hacer a un lado la politiquería, no pensar en los cargos, tener ideales, tener principios, luchar por una causa justa, ser humanista. Eso es ser político.

Hay muchas definiciones de política: es el arte y la ciencia de gobernar, la política es negociación, la política se inventó para evitar la guerra. La definición que más me gusta es: la política es hacer historia y para eso hay que transformar y tener altura de miras, no estar pensando ‘a ver cómo me voy a colar y cómo voy a obtener un cargo’ y, peor que eso, ‘cómo me voy a enriquecer, cómo después de venir de una familia humilde y de estudiar en escuela pública con el esfuerzo de nuestros padres, termino una carrera y empiezo a escalar sin escrúpulos morales de ninguna índole, me encaramo, llego hasta lo más alto del poder, y de vivir en una colonia de clase media, media, clase media baja o una colonia popular o unidad habitacional, me voy a vivir a Las Lomas con una residencia y tengo departamento en Miami o en Nueva York.

Eso era lo que prevalecía en nuestro país, eso hay que cambiarlo. No es política ser corrupto, no es política utilizar el influyentismo, no es política el amiguismo, el nepotismo.

Entonces, si los partidos quieren mantenerse, tienen que ser consecuentes y no dejar de atender al pueblo.

¿Qué les pasó a los conservadores corruptos?, ¿por qué perdieron y van a seguir perdiendo?

Porque le dieron la espalda al pueblo, porque pensaron que la política era asunto de los políticos, de la cúpula del poder y que lo más importante de todo era el control de los medios de información.

Si se tenía influencia con los medios se podía sacar de la nada a una persona y convertirla en una figura pública, famosa, con muchas virtudes, como cuando se introduce un producto chatarra al mercado con publicidad. Pues eso ya no funciona, ya entre menos se trabaje con la gente, menos posibilidad hay de salir adelante con el noble oficio de la política.

No es despreciar la política, porque la política es tan limpia que ni los más sucios políticos han podido mancharla, es un oficio noble, humano, pero no tiene nada que ver con las relaciones públicas o sólo con las relaciones públicas, o con el discurso, con la publicidad, con el colarse, con ser lambiscón, barbero, no, no, es trabajar para el pueblo sinceramente, con convicciones, con ideales, con principios.

Un partido que no tiene esos objetivos, que no tiene esos ideales, en donde el pueblo no cuenta, no tiene ninguna posibilidad de desarrollarse, de crecer. Entonces, aquí no hay más que el pueblo.

¿Saben por qué aguantamos nosotros toda la andanada, toda esta guerra sucia?

Porque estamos apoyados por el pueblo.

Hay que confiar en el pueblo porque el pueblo, además, contrario a lo que piensan los conservadores, es agradecido, es lo más noble que hay, la gente humilde.

Y también en política no se puede quedar bien con todos. En política hay que representar algo y a alguien, y no andar zigzagueando, es anclarse, es decir: Esto es lo que nosotros defendemos. Y eso tiene que ver con la democracia y desde luego con la justicia, pero también con la libertad”.

Pues amigos este será el futuro de MORENA, de acuerdo con lo que me dijo el Primer Mandatario de la Nación, pero ustedes como siempre tienen la mejor lectura… Y hasta aquí con Los Pozos de Carlos Pozos, y amigo lector si deseas que le haga tu pregunta al Presidente de México en la conferencia de prensa “mañanera”, por favor házmela llegar al correo: capopozossoto@gmail.com vía twitter a: @carlospozossoto, o bien, visita nuestro portal www.lordmoleculaoficial.com así como también puedes ver en mi Canal Lord Molécula Oficial en YOUTUBE, Facebook, Instagram. Ahora también en mi página WEB www.lordmoleculaoficial.com Y si está en tus posibilidades hacer una pequeña donación… Gracias y hasta mis próximos Pozos!!!

Advertisement

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí