• Dejan como coladera a padrecito
  • Borracho se creyó “Hombre Araña”

Sólo en México

Brenda Fonseca 

Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que para los sociólogos México es un pueblo religioso, creyente, guadalupano, aunque sea sólo el 12 de diciembre. En la época de nuestros abuelos, ser sacerdote era una figura de respeto y admiración, algo así como la personificación de un santo en la tierra, pero hoy día ya no es así, y ya les iba a decir que se lo preguntaran al fraile Juan Antonio Orozco, pero no va a ser posible, pues lo mandaron con San Pedro, de ocho balazos. El párroco de la comunidad de Santa Lucía, en Valparaíso, Zacatecas, iba a dar los santos óleos, sin pensar que él, los necesitaría antes. De acuerdo con las primeras investigaciones, el prelado de 33 años de edad, pudo encontrarse en medio de un fuego cruzado, entre grupos armados que se disputan el control de la zona, y sin importarles que el “padre Juanito” iba de sotana, lo ajusticiaron al bajar de su camioneta. Otra línea de investigación apunta a que el sacerdote fue “confundido”; como si fuera muy común que la gente ande de sotana por la calle y que tengas la mala pata de que 8 tiros hagan blanco en tu cuerpo. Este caso, me recuerda lo que sucedió en 1993, cuando el arzobispo de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo, recibió 16 balazos, en un fuego cruzado, en al aeropuerto de aquella ciudad, investigación que por muchos años se manejó como una “confusión”. La cuestión es que, en los últimos 9 años el crimen organizado anda como que muy confundido con los padrecitos, baste decir, que en este lapso, cinco sacerdotes han sido asesinados en Veracruz, tal fue el caso de los clérigos Alejo Nabor Juárez y Alfredo Suárez de la Cruz, quienes en septiembre de 2016, fueron sustraídos por un grupo armado de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima, en Poza Rica, y tras ser secuestrados fueron asesinados. Tres años antes, en la parroquia San Cristóbal del municipio de Ixhuatlán de Madero, Veracruz, los sacerdotes, Hipólito Villalobos Lima Nicolás de la Cruz Martínez fueron ultimados ahí, ante los ojos de Dios. **** Y sí que los tiempos cambian, pues eso de los colgados y decapitados es cosa de ayer, lo de hoy son los crucificados y aunque no estamos en Semana Santa, las imágenes que vemos en el municipio de Morelos, Zacatecas, nos evocan a esta temporada. Hace no más de dos meses, en un predio conocido como La Carroza, hallaron el cuerpo sin vida de un sujeto, quién recibió por lo menos cinco tiros en diferentes partes del cuerpo y al que dejaron atado a una cruz de piedra. Esta semana, otro crucificado apareció al amanecer, se trata de un hombre de 35 años de edad aproximadamente, el cual presentaba huellas de tortura y el tiro de gracia; mientras sus manos fueron clavadas a una cruz de madera. Las autoridades no descartan que se trate de un ajuste de cuentas entre las bandas delictivas que se disputan esta plaza. **** Al mexicano pídanle lo que quieran, menos que deje de “chupar” (emborracharse) es más, muchos prefieren exponerse o morir de Covid, antes de dejar de tomar, esto luego de que el director de Salud Pública de Acapulco, Irán Trani Astudillo, hizo un llamado a la población para que no ingieran bebidas embriagantes un mes después de haberse inoculado y pos no, eso es mucho pedir, si tomamos en cuenta que son dos dosis las que hay que aplicarse. Y es que no me van a creer, pero el titular de Salud reportó que hay quienes van a vacunarse no “crudos” ¡Todavía borrachos!, por lo que hizo un llamado para que vayan en su juicio, ya que las bebidas embriagantes provocan deshidratación, lo cual no es óptimo a la hora de vacunarse. Por ello, muchos dicen que es mejor, la prevención, así que se toman una botella de tequila, para que el alcohol desinfecte y mate todos los bichos a su paso ¿Pueden ustedes creerlo? **** Lo que no me van a creer, es que policías tuvieron que detener a otra oficial por andar borracha y por si fuera poco, en otro caso, un hombre estaba tan ebrio que se creyó el “Hombre Araña”. Vayamos por partes. En Huajuapan de Léon, Oaxaca, tres elementos de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comerciales (PABIC), chocaron contra un auto particular, luego de que Bertha “N”, la policía que manejaba la patrulla, se pasara un alto, por lo que elementos de tránsito y policías municipales llegaron a este lugar y detuvieron a la oficial y dos acompañantes más que iban como cucarachas fumigadas, sin importar que estaban en horas de servicio, por lo que la dependencia los separó de inmediato de su cargo, pues en esas condiciones no se podían cuidar ni así mismos. **** Un hombre de 24 años de edad, traía tal borrachera que perdió las llaves, así que para entrar a su domicilio se le hizo fácil subir por las improvisadas escaleras de emergencia, pero el equilibrio le falló y terminó como calcomanía embarrado en el suelo. Fue la noche del miércoles, en el edificio 4 sección 2, ubicado en el Infonavit de Santa Lucía, en la capital poblana, donde este sujeto de quien se omite su nombre, caminó con la cornisa hasta llegar a la ventana de su departamento, pero cuando intentaba abrirla, perdió el equilibrio y cayó al vacío; por desgracia para cuando se dio cuenta de que no era Superman ya era demasiado tarde. Cuando todos lo daban por muerto, los paramédicos descubrieron que estaba inconsciente y bueno eso ya se sabía desde el momento en que caminó por la cornisa. El fallido “Hombre Araña” se debate entre la vida y la muerte en un hospital de la Angelópolis. Así que no hagamos locuras, mejor ¡Todos a vacunarse! **** En fin, esto pasa SÓLO EN MÉXICO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí