Por José Sobrevilla

En su número 2327 del domingo 6 de junio de 2021, la revista que fundara don Julio Scherer García publicó en su portada, como nota principal “Triunfo anticipado de la delincuencia” firmado por sus corresponsales, y el subtítulo “Ahora a gobernar con la sombra del narco”, en donde asegura que “la presencia de los cárteles del narcotráfico en vastas regiones del país es tal que las nuevas autoridades estatales y municipales no podrán soslayar un hecho: la gobernabilidad en sus respectivos territorios transita por la criba del crimen organizado”. Fundamentan lo anterior a partir de sus analistas consultados quienes no solo ven a estas organizaciones como un factor de poder, sino que consideran que algunas entidades –como Jalisco– son ya “narcoestados”.

La afirmación que prendería los focos de atención no solo de la presidencia y sus instituciones de justicia, está basada en las declaraciones de sus analistas y corresponsales, quienes coinciden en que el primer desafío (para los candidatos triunfadores) serán el tema de la seguridad y la presencia del crimen organizado en los 15 estados donde se renovaron las gubernaturas y 20 mil cargos locales, entre síndicos, presidentes municipales, regidores y diputados locales (Proceso No. 2327).

Ahí asegura que los cárteles de mayor presencia son: Jalisco Nueva Generación, CJNG, Santa Rosa de Lima, SRL, Los Zetas y Cártel de Sinaloa; con menor influencia: el Cártel del Golfo, CDG. Además de varios grupos con presencia local, como “Los Rojos” en Morelos y Guerrero; o el “Grupo Sombra”, una escisión del CDG en Veracruz; o el grupo del “Bukanans”, exjefe de la policía de Maltrata, Veracruz, quien se asentó en Puebla, en la llamada zona del Triángulo Rojo, lugar de intenso robo de combustible.

Sus afirmaciones –dice Proceso– están soportadas además en los reportes de algunas agencias gubernamentales nacionales e internacionales (que de alguna forma le da credibilidad); entre ellas, la DEA de Estados Unidos, la Agencia Estatal de Investigaciones de Nuevo León y la entidad privada de análisis Crisis Group (organización no gubernamental, fundada en 1995, dirigida a la resolución y prevención de conflictos armados internacionales). También en reportes de inteligencia del Ejército, la Marina y del Gobierno Federal, entre éstos la Evaluación Nacional de Riesgos y la Estrategia de Combate al Lavado de Activos y Financiamiento al Terrorismo, “que las autoridades federales presentaron en septiembre pasado”.

En particular, este ejemplar de la Revista Proceso, debería llamar la atención del Gobierno de la República y del gabinete de seguridad, además porque un familiar del fundador, el hijo, don Julio Scherer Ibarra, es el titular de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, y trabaja directamente con el presidente López Obrador, y el reportaje en mención abunda en datos, todos muy creíbles (por desgracia) y que ponen a nuestro país prácticamente como un “narcoestado”.

En su ejemplar de este domingo 13 de junio, 2328, (PDF que circula por internet) cambia la portada con el título “Dardos envenenados a la oposición. El juego del presidente” y “Partido Verde, parasitismo al cobijo del poder en turno”, mismos que, al interior, no aparecen; sin embargo, el contenido del número del día de las elecciones se repite, apareciendo como nota principal otra vez el de la portada del 6 de junio, 2327, “Ahora, a gobernar con la sombra del narco” que firmaron –como decíamos– sus corresponsales.

También repite la nota de José Gil Olmos “Por las trampas de siempre, en la mira de la UIF”, donde el periodista señala que los candidatos y partidos que participaron en las elecciones 2021, están bajo la lupa, pues la Unidad de Inteligencia Financiera, UIF, de la Secretaría de Hacienda, detectó en la mayor parte de ellos las mismas trampas y artilugios del pasado: uso de empresas fantasma, transferencia de recursos públicos a sus cuentas o envío de dinero de una cuenta de campaña a otras que aparentemente no tienen relación, falta de reporte de gastos, o incluso reportes de cero gastos, aunque las imágenes de los candidatos hayan aparecido en espectaculares y redes sociales. En sí, es todo el contenido del ejemplar del 6 de junio.

Este Déjà vu periodístico llama la atención por la importancia de sus contenidos que circulan por la red y porque infinidad de grupos de whatsapp que la empiezan a circular Proceso desde el mismo sábado, hacen que nos llegue hasta cinco u ocho veces de manera presuntamente hackeada. Suscriptores de años que han pedido cancelar la versión impresa y que han solicitado les sea enviado el ejemplar vía PDF, han reportado a esta columna el trato despótico y la negativa a convertirles en digital el envío, salvo que hagan nuevamente el pago.

Por otra parte, no parece casual que “por un error” de una publicación que en algún tiempo ganó mucho prestigio, se presente a la saciedad al país como un “narcoestado” sin ofrecer ningún tipo de explicación del error, pero que sí siembran en la conciencia general una imagen diferente a la que diariamente ofrecen las conferencias matutinas de Palacio Nacional. 

Otra nota inexplicable, aunque no ya de Proceso, y que llamó la atención de este reportero, es que en Chavaxtla, municipio de Huatusco, hay venta de gasolina clandestina y se difunde en www.periodismoveracruzano.com (Gustavo Vanda Sosa, director general, miembro afiliado al PRI estatal[1]). En una carta firmada el 4 de junio 2021 piden a la Secretaría de la Defensa Nacional; Guardia Nacional; Gobierno del Estado de Veracruz, y la Secretaría de Seguridad Pública del estado veracruzano “pongan el remedio e investiguen esta información, ya que vivimos preocupados porque algún día se llegue a provocar un desastre por culpa de no seguir protocolos adecuados en materia de protección civil”.

Lo anterior porque “en la Comunidad de Chavaxtla se lleva a cabo la práctica del huachicoleo o venta de gasolina de manera clandestina, misma que pone en riesgo a la población ya que no son los depósitos de combustible adecuados para su comercialización, tampoco cuentan con permiso para la venta de la gasolina. Los puntos en donde es del conocimiento que expenden el huachicol son: *Tienda de Abarrotes “Marina”, *Tortillería “Erik”, *Miscelánea “Hermanos Cuactle”.[2]

 Cavaxtla, según el censo de 2010, único disponible en la red, contaba con 1,416 habitantes y es una localidad del municipio de Huatusco que colinda al norte con el estado de Puebla y los municipios de Agua Dulce, Totutla, Sochiapa y Comapa; al este con los municipios de Comapa y Zentla; al sur con los municipios de Zentla, Tepatlaxco, Ixhuatlán del café y Coscomatepec; al oeste con el municipio de Coscomatepec y el estado de Puebla. Las localidades más importantes de Huatusco son: Huatusco de Chicuellar, Chavaxtla, Elotepec, Ixpila, y Tlamatoca.[3]


[1] http://priveracruz.mx/wp-content/uploads/2017/02/TEOCELO.pdf Consultado el 14.06-2021

[2] https://periodismoveracruzano.com/nota/ver/370/denuncian-venta-de-gasolina-clandestina-en-chavaxtla-municipio-de-huatusco.html Consultado el 14 de junio 2021

[3] http://www.microrregiones.gob.mx/zap/datGenerales.aspx?entra=nacion&ent=30&mun=071 Consultado el 14 de junio 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí