Por José Sobrevilla

Resulta paradójico que en el gobierno que lleva como discurso ‘el combate contra la corrupción’, una organización no gubernamental creada para su combate, sea atacada y acusada de lo contrario, primero públicamente por un presidente, cosa que nunca nadie hubiera imaginado; y segundo, que hasta llegara a generar una nota diplomática al gobierno de Estados Unidos por otorgarle financiamiento.

Todo inició el jueves 6 de mayo, durante la mañanera, cuando la reportera Nancy Flores de la revista Contralínea denunció ante el presidente que la Asociación Civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, MCCI, fundada el 19 de noviembre de 2015 por el empresario Carlos X González Guajardo, y cuya presidenta ejecutiva es hoy la investigadora del CIDE María Amparo Casar Pérez, recibía financiamiento del gobierno de Estados Unidos, a través de la Embajada, y este viernes terminó con una nota diplomática anunciada por el gobierno de López Obrador también en la mañanera.

La noticia no era nueva. En noviembre de 2020 el semanario Proceso, con el reportero Álvaro Delgado, ya había difundido que MCCI recibía fuerte financiamiento de empresas que donaban recursos a través de sus fundaciones para deducir impuestos; pero nadie como Miguel Badillo, director de Contralínea para conocer los tiempos y las formas de presentar esta información y vestirla de espectacularidad y subirse así a la ola de la comunicación lopezobradorista; al grado que ya el presidente la ha catalogado como “La mejor revista”, después que en un tiempo estuvo tundiendo duro contra trabajos periodísticos de Proceso, publicación vanagloriada por gran parte de la opinión pública por sus trabajos exhibiendo el establishment.

Pese a la prosapia de su nacimiento, Mexicanos Contra la Corrupción tuvo su época con innovadores reportajes develando redes de corrupción importantes en la vida del país; al grado de ser merecedora de premios y reconocimientos como el Premio Ortega y Gasset, del diario El País, 2018; el Premio Nacional de Periodismo 2018 por el reportaje de “La estafa maestra”; Premio Cofece 2018 a Thelma Gómez Durán, con el reportaje “El Rey de los medidores” (El segundo fue de Raúl Olmos, con “CapufeLeaks, contratos a la carta). Premio Internacional de Periodismo Contra la Corrupción, 2018; el de la Excelencia Periodística 2018 por la Sociedad Interamericana de Prensa; y el Prize for Investigative Reporting –Uncovering Bribery– Concurso Género y Justicia, 2018[1].

Este viernes, López Obrador dijo que supuestamente el grupo es ‘contra la corrupción’, pero que él siempre dice que es ‘Mexicanos en Favor de la Corrupción’. “¿Se acuerdan que siempre he mencionado que es toda una simulación?, porque Claudio X. González es hijo de Claudio X. González papá, que ha sido por mucho tiempo el dirigente del sector empresarial de México, presidente de la Asociación de Mujeres y Hombres de Negocios, del Consejo Coordinador Empresarial, y participó en el fraude electoral del 2006”.

En su intervención del jueves, Nancy Flores aseguró que el medio que representa, tuvo acceso a documentos internos de la organización en los que se revelaba que Estados Unidos era el principal financiador de MCCI ya que, “tan sólo de 2019 a 2020 le transfirió 25.7 millones de pesos”. Igualmente, que organizaciones gubernamentales como la Fundación Nacional para la Democracia, NED, y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, también dieron dinero a la organización opositora del Gobierno lopezobradorista[2].

Como era de esperarse, MCCI se defendió calificando como ‘una amenaza de López Obrador’ y que, con ello, el mandatario también “quedaba en evidencia” por su desconocimiento del sistema de cooperación internacional. “Reiteramos la absoluta legalidad de nuestro trabajo. Rechazamos enérgicamente el uso de conceptos como ‘injerencismo’, ‘intervencionismo’ o ‘golpismo’, proferidos desde Palacio Nacional, para descalificar nuestro trabajo”, difundieron exhibiendo facturas.

La conferencia del viernes, la abrió el presidente diciendo que también encontró que la asociación que los ataca, “que tiene que ver con periódicos o que se presenta como defensora de los periodistas, se llama Artículo 19, y recibe igualmente financiamiento del gobierno de Estados Unidos”.

“Tenemos el informe que este grupo de Claudio X. González ha recibido del 18 a la fecha, alrededor de 50 millones de pesos. Estas son las facturas. Miren arriba”, decía señalando la pantalla. “El que estaba encargado de Artículo 19 ahora es el (titular) de comunicación social de Mexicanos Contra la Corrupción”.

Contundente, Artículo 19 calificó de “autoritario” al presidente por pretender intervenir para que se restrinjan financiamientos de la cooperación internacional a las organizaciones defensoras de derechos humanos y para ello recurrir a la desinformación. “La pretensión del Ejecutivo en intervenir “representa un claro revés autoritario contra el derecho de asociación y la defensa de los derechos humanos”, detalló en comunicado el organismo.

Prestigiada a nivel mundial, esta organización recibe su nombre del artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y fue creada en Reino Unido en 1987 para defender el derecho a la libertad de expresión y a la información en todo el mundo. La Oficina para México y Centroamérica fue creada en 2006.

Así, en 15 años, –aseguran– han documentado 4 mil 926 agresiones contra la prensa, y participado en la construcción de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública de nuestro país; al fortalecimiento del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos; y establecido Alianzas con el Gobierno Abierto; igualmente ha sido parte de procesos colectivos para defender el derecho a la protesta y a monitorearlas a través del Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social (FLEPS) y en la campaña ‘Red Rompe el Miedo’[3].

En febrero de 2021, –ha citado Wikipedia– Raquel Buenrostro, jefa (entonces) del Servicio de Administración Tributaria (SAT), señaló que MCCI utilizaba un sistema de evasión fiscal similar al de las empresas factureras; e indicó que colocan a personas que no existen en su nómina, así como donativos que no lo son, y servicios que nunca fueron dados.

Respecto a las donaciones, hay casos que se han reportado –continúa Buenrostro– que no corresponden a lo que percibió la organización. En 2016, por ejemplo, se reportaron 66 millones 983 mil 975 pesos, pero en realidad habría recibido la suma de 136 millones 045 mil 512 pesos[4].

¿Por qué organismos como Artículo 19 no pueden ser del agrado del actual gobierno? Tal vez sea porque en 2020 documentó e hizo público que en México hubo 692 agresiones contra la prensa, un incremento del 13.6% respecto al año anterior; y que el 49.5% fueron cometidas por agentes del Estado (funcionarios/as públicos/as, fuerzas de seguridad civiles y armadas).


[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Mexicanos_Contra_la_Corrupci%C3%B3n_y_la_Impunidad consultado el 09.05-2021

[2] https://www.sinembargo.mx/06-05-2021/3972284 consultado el 09.05.2021

[3] https://aristeguinoticias.com/0705/mexico/tilda-articulo-19-de-autoritario-a-amlo-por-pretender-intervenir-en-financiamiento-a-organizaciones-video/ consultado el 09.05.2021

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/Mexicanos_Contra_la_Corrupci%C3%B3n_y_la_Impunidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí