• Durante “la mañanera”, una enfermera le aplicó dosis de AstraZeneca en Palacio Nacional
  • Se vacunó de frente, para hacer un llamamiento a que los adultos mayores lo hagan

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, martes 20 de abril del 2021.- Finalmente, el Presidente de todos los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador recibió la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 por parte de médicos militares que pertenecen a la Secretaría de la Defensa Nacional, (SEDENA).

“Me voy a vacunar aquí frente a ustedes y además para que lo puedan apreciar en todo el país los que así lo deseen, me voy a vacunar porque quiero hacer una convocatoria, un llamamiento a todos los adultos mayores, los que se están quedando sin aplicarse la vacuna”, declaró.

El mismo mandatario mexicano estableció que sería al final de la sesión de preguntas y respuestas durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, que recibiría la inoculación del biológico, en presencia de los reporteros que acuden al salón Tesorería.

“No duele y además nos ayuda mucho, nos protege a todos, y hago de nuevo un llamado a los adultos mayores que todavía no se vacunan a que lo hagan”, dijo al tiempo que le aplicaban la inyección.

La enfermera militar Melina Vega fue la encargada de aplicar la dosis de AstraZeneca en el brazo izquierdo del mandatario, en presencia de las autoridades de las Secretarías de Salud Federal y de la Defensa Nacional, quienes le aplaudieron por recibir la vacuna.

El titular del Ejecutivo se despojó de su sacó y en camisa de manga corta, tomó asiento para poder ser inmunizado. 

“Ya vamos a la vacuna, de una vez”, quien fue asistido por el Secretario de Salud, quien tomó su sacó azul, en tanto, la teniente enfermera Melina Vega explicó al titular del Ejecutivo el procedimiento y las posibles reacciones de la inmunización.  

“En la izquierda verdad, ahí está el corazón”, bromeó el también comandante supremo de las Fuerzas Armadas.

“Relaje su brazo, tranquilo, es muy rápido”, dijo la teniente enfermera al Presidente quien mostraba una risa nerviosa y rigidez corporal.

“Estoy tranquilo, cabeza fría y corazón caliente”, dijo el Mandatario mientras la enfermera limpiaba la parte superior del brazo izquierdo, y al sentir la aguja en su brazo, el Presidente mostró una rígida sonrisa.

La teniente Vega le informó al Mandatario que podría presentar algunas reacciones, como inflamación en el sitio de la vacuna, enrojecimiento, dolor de cabeza, malestar general, cansancio, dolor articular, dolor muscular “incluso podría haber fiebre, y vamos a pedirle por favor, permanecer en vigilancia aproximadamente 30 minutos”.

Ya con su cartilla en mano, el mandatario aseguró que no dolió la vacuna “por las manos suaves” de la enfermera.

Luego de la aplicación, el mandatario se despidió de los reporteros y salió del salón, en compañía de los miembros de su gabinete de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí