Los Pozos de Carlos Pozos

El sentido supremo de la democracia es el gobierno del pueblo. Y eso nos lleva la siguiente reflexión: que el propio marco constitucional de México establece una institucionalidad representativa, conformada por funcionarios que deben de estar a las órdenes de la ciudadanía y no podrán permanecer en los cargos por tiempos ilimitados o por perpetuidad. La sociedad deposita en ellos su confianza para que vigilen la democracia como en el caso del presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova y sus consejeros.

Dicho lo anterior, les recuerdo que antes del año de 1990 el gobierno organizaba las elecciones, a través de la Comisión Federal Electoral, a cargo de la Secretaría de Gobernación.

En el año de 1990, después de las elecciones de 1988 y a partir de un acuerdo político, el Congreso de la Unión reformó la ley y mandató la creación del Instituto Federal Electoral, IFE.

Fue hasta 1996 cuando el Congreso reforzó la autonomía e independencia del IFE, al desligar por completo al Poder Ejecutivo de su integración y reservar el voto para los consejeros ciudadanos. De los que la mayor parte de nuestros lectores conocen bien su actuar en los últimos tiempos.

El Jefe del Poder Ejecutivo Federal, Andrés Manuel López Obrador ha expresado que estudia una reforma al Instituto Nacional Electoral y no se descarta una renovación total de los consejeros electorales. Lo que, sin duda, abre diversas posibilidades y me llevó a preguntarle ¿si estaba descartada la desaparición de INE en su administración?

Y tajante contestó al que escribe esta columna, que el Instituto Nacional Electoral no desaparecerá, porque se requiere de un organismo que se encargue de los procesos electorales, pero resaltó que se debe buscar un órgano electoral profesional, imparcial, recto e incorruptible.

Y les  relato cómo le planteé mi segunda pregunta: “Señor Presidente, usted, como el Presidente que más conoce la Constitución de nuestro país y que aquí nos ha dicho, en este círculo de comunicación, que estudia o ve usted posible una reforma al Instituto Nacional Electoral, yo quiero… y bueno, y no descarta la renovación de los consejeros electorales, quiero subrayarle: ¿está descartada la desaparición del INE?, y saber, también preguntarle, Presidente, si en la reunión que tuvo con el ingeniero Carlos Slim buscó el acercamiento de Lorenzo Córdova para tener una reunión aquí en Palacio Nacional”.

Ya en la parte última de la conferencia mañanera, el titular del Ejecutivo Federal me manifestó: “Bueno, descartada la desaparición del INE, porque se requiere un organismo para la organización de las elecciones, eso es imprescindible en cualquier país del mundo, lo que hay que buscar es que sea un organismo profesional, imparcial, recto, incorruptible, no sometido al poder, al servicio de los ciudadanos, completamente democrático, eso es lo que se busca, y lo de la plática con el ingeniero no trató eso”.

Le reafirmo: ¿No fue intermediario para buscar una…?, y replica: “No, no, no se mete en esas cosas… la verdad que el ingeniero Slim, ya lo dije y lo repito, es bastante institucional; hay otros que se meten en la política partidista, el ingeniero Slim es institucional, es respetuoso de todos, esa es la impresión que yo tengo”.

Le expongo: “Lorenzo Córdova se reunió con Enrique Peña Nieto, ¿usted dejaría la puerta abierta por si le busca Lorenzo?”

“Ahora no, porque, si no, vamos a interferir –me dice contundente- o se puede pensar que estamos interfiriendo, estamos en campaña, no conviene, ni en público ni en privado, yo no me he reunido con el Presidente del INE pues yo creo que desde hace tres años, nos vimos en una situación personal muy triste, cuando falleció su papá, pero eso ya tiene tiempo, pero durante el tiempo que fui candidato, y ahora no”.

Como lo hemos visto, se fue conformando así una clase política de servidores públicos en el INE, separados del pueblo, que terminaron pocas veces actuando como verdaderos árbitros, porque la mayor parte de las veces se doblegaron en función de sus propios intereses. Ese proceso se vio acentuado en el periodo neoliberal, cuando la connivencia entre el poder público y el económico, la creciente corrupción y la utilización facciosa de las instituciones conformaron una oligarquía excluyente, una pequeña élite que manejó el país a su antojo, sin atender las necesidades nacionales y atenta sólo a la expansión de sus negocios propios o de grupos. Pero lo más importante es saber qué piensan ustedes… Y  hasta aquí con Los Pozos de Carlos Pozos, y amigo lector si deseas que le haga tú pregunta al Presidente de México en la conferencia de prensa “mañanera”, por favor házmela llegar al correo: lordmoleculaoficial@gmail.com o vía Twitter a: @lordmolecula, o bien, visita mi Canal Lord Molécula Oficial en YOUTUBE, Facebook e Instagram. ¡¡¡Y si está en tus posibilidades hacer una pequeña donación… Gracias y hasta mis próximos Los Pozos!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí