• Día Internacional del Beso
  • Regidora parrandea en patrulla

Sólo en México

Brenda Fonseca

Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que mientras en otros lugares del orbe, la gente andaba pensando en que era martes 13; acá en México, muchos celebraron el Día Internacional del Beso, pero había que ponerle ingenio, por aquello de conservar la sana distancia, ante el Covid-19, que todavía nos trae a raya; pos muy fácil, la mayoría de los encuestados por Gleeden, la plataforma de encuentros extramaritales en Latinoamérica, confesó que ha dejado de dar besitos a parientes, amigas, compañeras de trabajo, pero lo que más han agradecido a la pandemia, que diga lo que más les ha pesado seguramente, es no poder besar a la suegra; ¡Ah! pero ¿Qué tal? El 42 por ciento de los mexicanos entrevistados confesaron haber besado más a la amante que a su esposa. En tanto, 64 por ciento, dijeron que es imposible tener sexo sin besarse. Y es que, acá entre nos, quién puede sustraerse a la tentación de un buen beso, sí de esos que te alborotan las hormonas, y es que el beso es uno de los contactos físicos más intensos entre dos personas, un gesto sexual bien visto ante la sociedad. Así que, esos besos de telenovela nos hacen segregar sustancias como: Dopamina, Noradrenalina, Feniletilamina, que producen felicidad. En otras palabras, cuando los labios de esa y sólo esa persona te producen tal tormenta hormonal, te deja como si estuvieras drogado. Pero, si es un beso con lengua, el hombre impregna de testosterona la lengua de su pareja, a través de la saliva, incrementando con ello el deseo sexual y detona de paso, la Oxitocina que te hace sentir pletórico, favoreciendo la intimidad; ¡Vamos terminamos drogados de hormonas! Por ello no podemos quitarnos de la cabeza a esa persona, queremos volver a besarlo (la), se vuelve en una obsesión. Así que jamás digas: “Fue sólo un beso”, pues recuerda que: “Hormona mata neurona”. **** Tremendo papelón que hizo Janet Rosas, pues cuando la nombraron regidora de Salud del municipio de Nicolás Bravo, Puebla, ha de haber pensado que era regidora de “Salucita” de la buena, pos no me van a creer pero esta funcionaria municipal terminó junto con dos patrulleros embarrados en un poste, tras tremenda borrachera que se pusieron. Fue en la madrugada del jueves, mientras el hampa andaba de fiesta, que doña Janet “N” , no solo sonsacó a los pobres y sacrosantos patrulleros, Lorenzo Daniel y Luis Antonio, con los que se fue a tomar hasta el agua de los floreros, bueno qué tan ebrios iban, que la patrulla número 05, vehículo oficial en el que llegaron a la cantina, terminó hecho acordeón; es más, otros patrulleros que acudieron al llamado, (esos sí, en su juicio) tuvieron que ayudar a la regidora y sus compañeros de borrachera a bajar de lo que quedó de la patrulla, pero entre el choque y las copas que traían encima, los implicados caminaban como “Bambi” recién nacido. Minutos después, familiares de la regidora llegaron e impidieron que la detuvieran. Se desconoce si seguirán en funciones y hablo de los polis que atendieron el percance, aún y cuando sólo cumplieron con su deber. **** Y mientras celebramos la apertura para que el derecho a votar y ser votados (Art. 35 Constitucional) sea una realidad, pues por primera vez, una mujer transgénero será candidata en Guerrero, se trata de Violeta Arroyo Santos, aspirante a diputada federal por el partido Fuerza por México (PRI-PAN), distrito 04 en Acapulco, tiene dos licenciaturas (Administración de empresas y Nutrición); además es la actual “Miss Trans Guerrero”. En contraste, es condenable y violatorio a los derechos humanos, lo hecho en contra de Verónica Fonseca Díaz, de 20 años de edad, quien en Jalisco, fue ingresada contra su voluntad a un “Centro de Rehabilitación Para Corregir Su Orientación Sexual”, como si ser lesbiana fuera una enfermedad; “ayuda” que por cierto pidió su familia, no ella. Fue su pareja quien denunció a las autoridades la “extraña” desaparición de su novia, la cual fue hallada en uno de estos ECOSIG (Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual y la Identidad de Género) o mal llamadas “Terapias de Conversión” que son un fraude, donde a base de tortura se violentan los derechos humanos, pues la Constitución establece (Artículo 1ro) el que todos los seres humanos nacemos libres en dignidad y derechos, dentro de los que destaca la igualdad y la no discriminación. Pero eso no es lo peor del caso, ya que algunos de estos centros tienen convenios con la Secretaría de Salud de Guerrero y cuentan con los permisos del Gobierno local. Pero ojo, esto no es nada nuevo, en 2019, la iniciativa para erogarlos fue presentada por los diputados Salvador Caro y Héctor Pizano, sin embargo, se quedó en la “congeladora”, pues no era “políticamente rentable”; para quienes no lo recuerden, en aquel entonces se avecinaban tiempos electorales, pero ¿Desde cuándo acá la justicia tiene que esperar? **** En fin, esto pasa, SÓLO EN MÉXICO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí