Policía va de vacaciones en patrulla

* A falta de dinero prostituye a esposa

SOLO EN MÉXICO

Brenda Fonseca

Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que mientras en el municipio de Tecámac, estado de México, la presidenta municipal, Mariela Gutiérrez, implementó el programa “Mi gran Esperanza”, en el cual, entre otras cosas, se proporciona un par de zapatos escolares a los alumnos de nivel básico y hablamos de zapatos de marca ¿Eh?, no como don Oswaldo García Jarquín, edil del municipio de Oaxaca de Juárez, quien no sólo le voló la idea a la titular de Tecámac, sino que además lo hizo mal y es que suspendió las becas infantiles, las despensas las puso a mitad, pero no precio sino de tamaño, todo ello para jalar recursos pa’ presumir “su” nuevo programa: “Calzado escolar”, pero ¿Qué creen? En efecto, les dio calzado a los chamacos, pero de desecho y cuando digo de desecho es porque se trata de zapatos no de segunda mano -bueno, de segundo pie, en este caso-, pues están más desgastados que un discurso político, y pa’ acabarla de amolar, en la mayoría de los casos son de talla grande, tanto que en el anhelado regreso a clases presenciales, los beneficiarios de este pomposo programa se verán como payasitos de crucero. Pero eso no es todo, también tienen “ventilaciones” (agujeros) para evitar malos olores y lo que es peor, también repartieron zapatillas, que usted estará de acuerdo, distan mucho de ser un calzado escolar; al menos eso pudo apreciarse en los montones de zapatos viejos que la gente le regresó al presidente municipal y que le fue a poner frente al ayuntamiento con la leyenda: “Póngaselos a su… mmmm”, pero no creo que a su mascota le queden ¿verdad? **** Como no tiene carro, a un policía municipal de Tepexco, Puebla, se le hizo fácil y pos que se lleva de vacaciones a su familia en la patrulla. Julián “N” argumentó en su trabajo, problemas personales para llevarse la unidad, pero lo cierto es que llevó a su familia al paradisiaco puerto de Acapulco, en el vehículo oficial, un Jetta placas UBJ-57-18, número U-12, de la Secretaría de Seguridad Pública estatal. El teatrito se le cayó cuando uniformados acapulqueños lo vieron en la zona de la Costera, vestido de civil abriendo la cajuela de la patrulla foránea, por lo que fue sometido a interrogatorio y posteriormente presentado ante la autoridad, pues no sólo se llevó la patrulla, también portaba un arma tipo revólver, sin licencia. Así que, en lugar de la playa, el poli se pasó las vacaciones “encerradito”, cual debiera de ser, ante esta pandemia. **** “Descanse en paz” así se dice cuando alguien pasa a mejor vida, pero esto no siempre sucede, sino que se lo pregunten a los deudos de don Adolfo “N”, quien no murió una, sino dos veces, sí, así como lo lee, pues la carroza en la que eran trasladados los restos mortales, terminó embarrada contra un tráiler por ir a exceso de velocidad. Los hechos ocurrieron en el tramo Izúcar de Matamoros-Atencingo, a la altura de Zolonquiapa, Puebla, cuando la tarde del miércoles, el conductor de una Suburban color blanca, iba echo la mocha, por lo que invadió el carril contrario y ni la imagen del “El Señor de la Misericordia” que llevaba en la camioneta, tuvo piedad de él, impactándose de frente contra un tráiler de doble remolque. Entre la borrachera de varios días y los golpes con los que resultó, el conductor de la carroza no pudo ni decir cómo se llamaba, de milagro salió vivo, pero quién no vivió para contarlo fue el muertito, quien seguro del puritito susto se volvió a morir. **** Para salir de los problemas económicos, Carlos “N” puso a chambear a su esposa y no precisamente como asalariada, sino que la obligaba a prostituirse e incluso, hizo que abortara para que siguiera “trabajando”, pues pese a vivir en Tlaxcala, ya estaba aclientada en Puebla, Ciudad de México, Guanajuato y Tijuana. Tampoco es que él no hiciera nada, pues se encargaba de “administrar” el negocio familiar, el cual terminó luego de que la afectada lo denunció siendo detenido por elementos de la Unidad Especializada de Investigación de Trata de Personas, en colaboración con personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala. **** Ante esta pandemia, no debemos bajar la guardia, menos en el Sistema de Transporte Colectivo (Metro) de la Ciudad de México (CDMX), donde los pasajeros fueron sorprendidos por un grupo de luchadores, quienes, con la aplicación de diversas llaves, eso sí suavecitas, sometieron a los usuarios que no llevaban cubrebocas o a quienes lo usaban en la barbilla. Con el lema “La lucha sigue”, gladiadores como “El Bandido” y ocho enmascarados más, iniciaron esta campaña ruda y técnica para concientizar a la gente y no bajar la guardia ante el Covid-19. Esta acción forma parte de la campaña del Instituto de la Juventud de la CDMX, en la que, además, las estrellas del pancracio regalaron cubrebocas, gel antibacterial y le dieron su merecido a los villanos que no guardan su sana distancia, en especial con las damitas de buen ver. **** En fin, esto pasa SOLO EN MÉXICO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí