Por José Sobrevilla

Ella es una convencida militante de izquierda, que entiende su militancia como una forma de ver la vida y a los demás; por ello, ser de izquierda representa un compromiso humano con los más necesitados, sus derechos, la igualdad; y colaborar con un dirigente que es eminentemente humanista, –señala– le obliga a ser más consecuente, más constante. “Desde que estuve con él en el Gobierno del Distrito Federal, en los partidos, donde fui secretaria de organización, en atención ciudadana con Marcelo Ebrard… estar ahora en presidencia es una oportunidad que me da la vida de llevar a la práctica todo por lo que siempre he luchado”, aseguró en entrevista la maestra normalista y antropóloga Leticia Ramírez Amaya, directora general de Atención Ciudadana de la presidencia de la República, área inaugurada el 3 de diciembre de 2018.

Para Lety Ramírez su trabajo es “eminentemente político”, con una concepción de cómo queremos transformar y realizar el reparto de la riqueza de este país; la defensa de los derechos, la naturaleza, la gente… “¿¡Qué más puedo pedir!?”, aseguró emocionada a este medio en su oficina de Palacio Nacional.

Para su organización, la presidencia de Andrés Manuel López Obrador tiene varias coordinaciones generales: Comunicación Social, la Coordinación de Asesores, la Jurídica, Política y Gobierno, entre otras; y César Yáñez Centeno es el responsable de esta última, de la que dependen varias direcciones generales, logística, ayudantía y atención ciudadana. Esto es que, “Directamente yo dependo de César, pero la dinámica de trabajo de esta presidencia, donde existe mucho contacto con los ciudadanos, establecemos un contacto permanente con el presidente”.

– ¿Qué funciones realiza Atención Ciudadana?

– Es un ‘sello’ de esta administración. Por un lado, está lo que hacemos en los programas sociales, la organización y trato con los trabajadores del campo en Sembrando Vida, y los otros que vamos desarrollando: eso es atención ciudadana. En esa lógica atendemos a millones de ciudadanos a partir de las diversas dependencias.

Una parte, también muy importante, es la que tiene que ver con lo que llega al presidente directamente, y lo que recibe en las giras cuando la gente se acerca a pedirle cosas, a hablar con él; todo eso llega a esta oficina: por correo postal, llamadas telefónicas y la gente que viene a buscarlo diciendo “Vengo a ver al presidente”.

“Llegamos desde las cinco treinta de la mañana porque a esa hora se presentan muchos grupos; hoy (lunes 22 de marzo) únicamente atendimos a cuatro. Son personas que demandan ser escuchados, además de la cantidad de gente que se forma para ser recibida. Ahora atendemos un promedio de 200 personas diarias, por la pandemia; antes eran más de 400 personas al día. 

– ¿Qué es lo que le plantean al presidente?

– Que se arreglen asuntos de sus predios; apoyos que no les han llegado; problemas con sus patrones, que habiendo realizado algún trabajo no les han pagado; o problemas que no les resuelven en el Poder Judicial, o de otro tipo; pero también proponen soluciones y hacen propuestas. Cómo fomentar la lectura –por ejemplo–, fortalecer el uso de la bicicleta, cómo ahorrar agua, cómo generar otra forma de electricidad… la gente tiene muchas ideas, muchas propuestas y vienen a plantear posibilidades de solución.

Pero también vienen a dejar felicitaciones, bendiciones, pedir apoyos, solicitar al presidente que se cuide de determinadas cosas. “que diga esto”, que “no diga aquello”, que se siga cuidando. Ahora que estuvo enfermo, en aislamiento durante quince días por Covid, vino mucha gente a saber cómo estaba, y a decirle que tuviera mucho valor, mucha fuerza y que contaba con ellos.

“Es un presidente cercano a la gente y, al serlo, yo tengo que atender a los ciudadanos. Por ejemplo, a raíz de las giras, me vienen a decir emocionados ‘¡yo lo vi, y me dijo que viniera a buscarlo!’, entonces yo escucho de qué se trata”. 

– ¿Cómo es el procedimiento de atención?

– Con los que vienen, lo primero es escucharlos. Con los que llegan a manifestarse, es el diálogo. Respetamos su derecho a la libre manifestación y les planteamos cómo podemos ayudarles. Siempre pedimos que todo se haga por escrito. Cuando están aquí les podemos ayudar, pero cuando vienen de giras, de repente olvidan poner ciertos datos, y para nosotros un documento, ya sea una tarjetita, una carpeta, un engargolado, todo es importante. ¿Por qué una tarjetita? Porque es un sentimiento de la gente.

Lo que pedimos a todo mundo es que pongan sus datos (nombre, dirección, correo e-mail, teléfono) porque muchos nos llegan sin ellos y luego tenemos problemas para localizarlos; y que venga dirigida la petición al licenciado Andrés Manuel López Obrador, pero sobre todo que sea de manera respetuosa.

– ¿Por qué respetuosa?

– Porque así lo plantea el artículo 8º de la Constitución, que es el que genera el derecho de petición, que es válido siempre y cuando se haga por escrito y en forma civilizada. Una vez que se recibe una petición la digitalizamos, lo leemos, le damos folio y sacamos un extracto que es incorporado a un procedimiento llamado “Sistema integral de atención ciudadana”, mediante el cual tenemos contacto con al menos cien dependencias del gobierno federal, a quienes se hace llegar directamente en forma digital. Ellos están obligados a dar una respuesta al ciudadano y a otorgarnos copia de ello. No es una acción burocrática.

Desde que inició la dirección de Atención Ciudadana, en diciembre de 2018, se han atendido 210 mil 534 personas; aunque muchos de estos casos no requieren trámite, porque “o ya se pasó, ya está la respuesta, o no se puede atender, pero en sí hemos dado trámite a unos 210 mil documentos a las diferentes dependencias del gobierno federal”.

El porcentaje de respuestas registrados en atención ciudadana es de 78.9%, no de lo que gestiona el área, sino de respuesta que dan las dependencias. Aún no se tiene el análisis de cuántos son positivos o cuántos negativos, porque no tenemos personal suficiente. “únicamente somos unas 40 personas aproximadamente, y la mayoría llegamos a las cinco treinta de la mañana y nos vamos a las 7 u 8 de la noche”, pero lo que sí “hemos recibido el agradecimiento de la gente por la atención que les hemos brindado”. 

– ¿Qué es lo que más solicitan?

– El área que más solicitudes tiene para que solucionen cosas es la Secretaría de Educación Pública. Hay muchísimas cosas que se quedaron atoradas, atrasadas… cosas como “que los gobiernos estatales crearon este grupito para dar clases de esto”; que “a maestros con contratos eventuales se los quitaron”; “que no los han basificado”, etcétera. Muchas de estas cosas tienen que ver con los estados y, para ello, trabajamos a través de la Secretaría de Gobernación, y casi todos tienen que ver con cuestiones agrarias, de tierra, y de justicia.

– ¿De qué estados se hacen más solicitudes?

– Tiene que ver mucho con la cuestión geográfica. Como el presidente anda en todos, nos llegan solicitudes desde Baja California hasta Quintana Roo. Sin embargo, los que están más cerca de la Ciudad de México son quienes más vienen: Hidalgo, Morelos, Querétaro, Estado de México, la propia CDMX, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, de todas estas zonas del sureste.

Cuando vienen de estados lejanos y necesitan hacer un trámite, con la Secretaría de Agricultura –por decir algo– buscamos conseguirles la cita el mismo día, ya que hicieron un gran esfuerzo por venir.

– Finalmente ¿Qué tienes que decirle a la gente?

– Que aquí serán bien recibidos, y que siempre trataremos de escucharlos y encontrar cuál es el camino correcto para la solución de sus demandas; o bien, a veces, decirles las cosas que no se pueden solucionar porque están fuera de nuestro alcance; o por dónde se pueden ir para conseguirlo. “Por ejemplo un día vino una señora para que la ayudáramos a cambiar un testamento…” En esas cosas no podemos intervenir, pero en muchas otras tratamos de que se resuelvan lo mejor posible.

Les estamos pidiendo, por la pandemia, que todavía no vengan; pero podemos recibir lo que gusten por correo postal dirigido al presidente: “Palacio Nacional sin número, colonia Centro, Alcaldía Cuauhtémoc, Código Postal 06066”. O “pueden llamar por teléfono 01800 0801127 y, cuando la pandemia sea superada, los esperamos con gusto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí