Por José Sobrevilla

Como todos sabemos, el Programa de Abasto Social de Leche a cargo de Liconsa, S.A. de C.V. se diseñó desde hace 77 años para apoyar a los hogares mediante el acceso al consumo de leche fortificada, de calidad y bajo costo; hoy, según los datos oficiales, llega a 5 millones 857 mil 186 personas en el país; y, por su precio subsidiado, los beneficiados son personas de muy escasos recursos. Fue creado en 1944 durante el gobierno de Manuel Ávila Camacho y la empresa con que inició se llamaba Nacional Distribuidora y Reguladora, S. A. de C. V. del que evolucionó hasta su nombre actual.

De esa cantidad de beneficiarios, 2,633,137 son menores de 6 meses a 12 años; 765,607 son de 13 a 15 años; 189,115 son enfermos crónicos o con discapacidad; 41,246 son gestantes o en lactancia; 700,775 son mujeres entre 45 y 59 años; y 1,527,306 son personas de 60 o más años[1].

Su fortificación consiste en el adicionamiento de Hierro, Cinc, Ácido fólico y vitaminas A, C, D, B2 y B12; y hoy, en el gobierno de López Obrador, forma parte del programa de Seguridad Alimentaria, (Segalmex), que dirige Ignacio Ovalle Fernández, quien en otros gobiernos habría dirigido la Comisión Nacional de Subsistencias Populares, Conasupo.

Respecto al nombramiento de Ovalle, existe un reportaje de Raúl Olmos[2] donde habla del “Grupo Vicente Suárez 73” creado (11/11/2014) por Alejandro Puente Córdoba como empresa de la construcción y a los dos días del cambio de gobierno, (3/12/2018) añadió a su objeto social: “producción y comercialización de productos agrícolas y ganaderos”. Actualmente este grupo ha firmado contratos por 4 mil millones de pesos para procesar, mínimamente 800 mil litros de leche diarios durante cinco años, en plantas por construirse (Zacatecas y Tabasco), y contratando servicios de empresas ya establecidas.

El 4 de enero, ante la ausencia del presidente por covid, preguntamos a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en conferencia mañanera, sobre el retraso de pagos a ganaderos adscritos al Programa de Precios de Garantía del norte de Veracruz, quienes surten a Liconsa. Ese día, Jesús Ramírez Cuevas, titular de comunicación de presidencia, hizo llegar a Noreste el calendario de adeudos y fechas probables de pago a ganaderos, tanto de Veracruz, Guanajuato, Hidalgo, Chihuahua y Jalisco, que en total sumaban 28 millones 303 mil 960 pesos, proporcionado por Liconsa.

A raíz de ello, una promotora social de esa paraestatal se acercó a Noreste.net para denunciar, indignada, la pobreza, reducción y a veces falta de suministro de leche que están viviendo diariamente las lecherías de la Ciudad de México; problema que no necesariamente tiene que ver con el pago a los ganaderos, dijo nuestra entrevistada, sino a ‘por extraños motivos’, con Segalmex.

– ¿Qué está pasando en las lecherías?

– Estamos angustiadísimos. Hemos tenido problemas de suministro. La gente del Sindicato nos dice que aguantemos las quejas, que no pasen, porque así se lo han pedido sus jefes. “Díganle a la gente que la planta ‘está en mantenimiento’. Pongan un aviso de que por eso no llegó la leche”; pero yo vengo de la planta porque fui a cobrar y no es cierto, no hay mantenimiento ni nada.

Eso es lo que a mí me preocupa igual que a todas mis compañeras. El oficio que manda Segalmex para decir “mañana no habrá surtimiento ni producción de leche”, –según esto– porque no hay bolsas de plástico. Eso dice oficialmente a Liconsa Segalmex. Y lo han dicho desde hace tiempo.

– Desde cuándo Segalmex les ha detenido el suministro de leche?

En diciembre fueron dos días. Lo que han hecho es, primero en unas lecherías surtieron unas poquitas, menos del 10%, al otro día no surtieron ninguna. A principios de enero nos hicieron lo mismo, y luego, porque hubo muchas quejas, se fueron a la otra planta, a la Metropolitana Sur, e hicieron lo mismo: tres días sin leche.

– El problema: ¿Está en Liconsa o en Segalmex?

– Creo que Segalmex, porque antes de marcarte preguntaba a una amiguita que trabaja en la oficina. “Dime la verdad: ¿Qué está pasando? y a mí no me digas que ‘hay mantenimiento en la Planta’ porque vengo de allá”. No, dice, el problema viene de Segalmex.

Nos piden que contengamos el enojo, pero da tristeza ver a la gente pobre desesperada; y ahí estas tú, poniendo tu cara de mensa. “Oiga, pero cómo es posible… y ahora qué le doy a mis niños, si no tengo para comprar otra leche más cara…”

Lo que yo te digo es que atendemos a gente verdaderamente pobre.

No te miento, pero –de seis meses para acá– el 80% de las personas que van por su leche “¡No tienen trabajo!”. Te lo aseguro porque soy ‘promotora social’, a mí me toca recabar los estudios socioeconómicos, toda la información, para otorgarles sus tarjetas.

“Nos ponen entre la espada y la pared, porque esta es nuestra fuente de trabajo; pero es real lo que estamos viviendo”.

El litro de leche Liconsa cuesta 5.50 y, comenta nuestra entrevistada, a la gente le tocan dos bolsas de leche; pero llegan con sus centavitos en la mano y te dicen “Nada más me voy a llevar una, porque no me alcanza para otra”.

Con la preocupación en la voz, nos comenta no saber lo que está pasando. “No sé si se están llevando el presupuesto para las campañas políticas, o a otros programas sociales que les retribuyan más políticamente…”  

¡Estamos angustiadísimos! No tenemos pruebas, lo único es el enojo de la gente. Una viejecita –por ejemplo– que consigue para pagar quien la lleve por su leche, y otra que con trabajos camina cuadras para llegar a la lechería, y cuando llega, “no hay”. Eso fue ayer (24 de febrero) pero hoy, la rebatinga de la gente porque todos quieren pasar por leche porque ayer no hubo. ¿Cómo les hago entender que no me mandaron la leche de ayer, únicamente la de hoy”?

– ¿Cómo son otorgadas las concesiones?

Se hace una solicitud. Los requisitos son mínimos; el principal es tener una propiedad que, mediante afianzadora, queda en prenda; lo demás, es tener primaria terminada, comprobante de domicilio y ese tipo de cosas.

– Cuanto gana el concesionario de una lechería?

El litro se vende en 5.50, y ellos pagan (depositan) a Liconsa a 5.4087; entonces su ganancia es de .0913 por litro. Mi concesionario que tiene ahorita mil litros, gana 99 pesos de comisión. Ellos viven de la venta de productos básicos; pero te dicen “ahorita no se está vendiendo nada”, y revelan “vengo un día y saco 100 pesos”, y de esos cien solo le tocan veinte; a veces no sacan ni lo del taxi.

Te estoy hablando de una lechería promedio; aunque hay otras a las que les surten de 2000 o 3000 litros, pero las mías eso es lo que ganan.

Tengo concesionarios que, igual que yo, de 30 años, te dicen que todas las administraciones que han pasado, o sea ya tuvimos priistas, panistas, pero nunca, jamás, te habían dejado sin leche. Tarde, pero llegaba. El problema para la “Cuarta Transformación” es que, por las campañas políticas, cualquiera puede agarrar como bandera el enojo de la gente y hacer que esto se politice.

¿Cuántas plantas hay?

En el área metropolitana hay dos, Metropolitana sur y Metropolitana norte. En la planta Liconsa un litro de leche –como te decía– cuesta 5.50, o sea que con esa cantidad no compran ni un kilo de tortillas, o de frijol; es una manera de que tú garantices que esa familia va a tener un alimento nutritivo en su mesa.

“Tú puedes darles el dinero, como lo está haciendo ahorita el gobierno, pero no estas garantizando la alimentación de esas familias con todos sus nutrientes, porque además hay que hablar de la calidad de la leche Liconsa. No hay ninguna en el mercado que tenga todos los nutrientes”.

– ¿La leche Frisia, es de Liconsa?

Sí, pero esta no está fortificada. A la otra, la subsidiada, la del programa, la llamamos “institucional” se encuentra desengrasada, porque hay un problema fuerte de sobrepeso en niños; mientras que la Frisia es leche entera y te cuesta 13 pesos.

Mis compañeros concesionarios de lecherías, con esa miseria que ganan y tú les dices “Oye, tu colonia está en “foco rojo”, vamos a cerrarla porque está desbordado el Covid”; ellos te dicen: “¡No, no por favor, te lo ruego!” Somos dos familias las que dependemos de esto… y tú dices, ¿perdón? ¿con 250 pesos viven dos familias? Y no te dejan que les cierres las lecherías.

“¡Oye, pero estas en riesgo, ya tienes 70 años de edad, eres de alto riesgo…! NO. POR FAVOR NO. Yo me cuido, ya puse mi plástico, uso guantes, gel, cubrebocas… le pongo cloro al dinero y quien sabe cuántas cosas más te argumentan. Pero es lo que pasa en todos los lugares: a ver, dile al señor de los tacos que cierre, o al de la tienda… Nadie quiere cerrar. Todos estamos igual, con el problema económico fuertísimo.

Cabe hacer notar que los padrones de beneficiarios que realizan los promotores sociales de Liconsa son altamente confiables y auditables; se actualizan con el día a día. En él se basó Enrique Peña Nieto para otorgar las pantallas a la población y, actualmente por el Gobierno de la CDMX para entregar prestaciones como vales (despensas, útiles escolares, etc.). “López Obrador, durante todo su gobierno en la Ciudad, utilizó nuestro padrón para otorgar vales de despensa. ¿Por qué? por la transparencia que tiene nuestro programa”.

El Programa de Abasto Social de Leche Liconsa funciona con comités de beneficiaros, que es gente de la comunidad que no recibe ningún salario a cambio; ellos verifican que la leche se reparta a las personas verdaderamente necesitadas; a hacer cumplir el reglamento. 

Al día siguiente que grabamos esta entrevista, (el 25 de febrero) a su concesionario le surtieron la mitad de la leche que normalmente le proporcionan; y se repite la historia de la molestia de la gente.

Finalmente aclara: “Quise hablar contigo para denunciar esta pobreza de la que nadie habla. Además, no deseo que este problema se politice. Lo único que busco es que se salve el programa”. Por obvias razones omitimos dar el nombre de nuestro entrevistado.


[1] https://www.gob.mx/liconsa/articulos/casi-2-millones-de-personas-en-comunidades-rurales-son-abastecidos-por-liconsa?idiom=es

[2] https://contralacorrupcion.mx/ignacio-ovalle-alejandro-puente-liconsa-movimiento-ciudadano/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí