SOLO EN MÉXICO

Brenda Fonseca

Dicen que como los mexicanos no hay dos y es que mientras en muchos países del mundo la gente sigue guardada debido a la pandemia por COVID-19, en mi México lindo y querido a muchos les valió estar en semáforo rojo y le dieron rienda suelta a la emoción para celebrar el 14 de febrero y qué sana distancia ni qué nada, pues todos se fueron a Querétaro, sí al estado de Querétaro, tanto que cuatro moteles que estuvieron al tope de su capacidad, fueron suspendidos por la Unidad Especial anti Covid-19. Pero no hay que ser, no es lo mismo que te caiga la tira y te saque del centro comercial con tu compra a medias, a que te dejen como chavo de prepa cuando te cachan tus papás a medio cuchiplancheo.

En serio que no hay derecho, toda vía que estos nobles ciudadanos se jugaron el físico para rescatar la ya de por sí maltrecha industria hotelera y que la autoridad no les deje culminar su buena obra, pues no hay derecho, eso no es de Dios.**** Lo que si no tiene perdón de Dios, fue lo dicho por el sacerdote Antonio González Sánchez , Obispo de la Diócesis de Ciudad Victoria, Tamaulipas, quien se aventó la puntada de decir desde el púlpito que “usar cubrebocas es no confiar en Dios”. Cómo se le ocurre al prelado decir eso ante el pueblo mexicano que literalmente respira futbol y religión, y ahí tienes a la gente quitándose el cubrebocas porque el padrecito lo dijo y al rato el contagiadero y los médicos trabajando horas extras.

Ahora sí que perdónalo Dios mío, no sabe lo que dice. De veras que este padre no tiene… visión de las consecuencias que su comentario puede traer. No sean mal pensados. **** Y la guerra de los pasteles, sí el conflicto bélico entre Francia y México (16 de abril de 1838, al 9 de marzo del 1839) se quedó corto con lo que pasó en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde varios revendedores protestaron de particular manera, al ver que unos pocos acapararon los pastelillos de la tienda Costco, así que muchos, después de hacer largas filas terminaron sin pastel, comenzaron a protestar, a los gritos le siguieron los jaloneos, hasta que a alguien se le ocurrió la idea de cobrar la afrenta, aquello se convirtió en un campo de batalla, donde el fuego cruzado de pastelazos fue intermitente durante algunos minutos hasta que se acabó el de tres leches.

Nadie puede negar que fue una dulce manera de arreglar las diferencias. **** Y es que no sólo las diferencias se arreglan a pastelazos, fíjense que el licenciado José Jesús Guerrero, allá en Tabasco, implementó un novedoso método para motivar a sus clientes a divorciarse, pues si cuando las parejas se casaron tuvieron pastel, por qué no habrían de tener uno cuando se divorcian. En efecto, al terminar el trámite de divorcio José Jesús sale con el acta  en la mano y un pastel con la leyenda “Feliz Divorcio”.****

Y para que vean los jarochos traemos la música por dentro, Markko Méndez, productor musical orgullosamente veracruzano ganó las “Olimpiadas oficiales de talento”, al ser nombrado como el mejor instrumentista-guitarrista del mundo en la competencia World Championships of Performing Arts en la categoría Senior Master, y pos ya de paso el ayuntamiento Orizaba le reconoció como “Ciudadano Distinguido” y cómo no, si mi paisano fue el mejor entre dos mil 800 participantes. Para que vean que los mexicanos somos buenos pa’ lo que nos pongan. ****

La que ganó y luego lo perdió todo, fue Laura Mojica Romero, quien luego de ser electa Miss Oaxaca y de probar las mieles del triunfo, ahora vive la peor de las pesadillas, tras ser acusada de secuestro agravado. En su defensa se dice que ella fue interceptada por elementos de la Policía Ministerial, cuando viajaba en compañía de dos hombres y dos mujeres, en la carretera Amozoc-Perote, cuando iba a Querétaro a modelar.

Sus acompañantes fueron vinculados a proceso por dicho delito, así que la reyna de belleza, tendrá que demostrar su inocencia, antes de que la condenen a modelar tras las rejas****

Y es que ¿Saben qué? Esto pasa sólo en México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí