El titular del Ejecutivo anticipó que su gobierno adquirirá más embarcaciones con gas licuado 

•          Confió en que el servicio se normalice a más tardar este fin de semana

•          Aclaró que es grave la situación en Texas, y que la suspensión de suministro de gas, “no es represalia”

Por Carlos Pozos (Lord Molécula)

Ciudad de México, miércoles 17 de febrero del 2021.- El Presidente Constitucional de la Nación Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, aclaró que en el estado norteamericano de Texas se vive una situación grave por las congelantes nevadas, que tuvieron como consecuencia  el desabasto de gas natural, mismo que está afectando la generación eléctrica para los estados del norte de nuestro país, lo que ha ocasionado apagones masivos, y precisó que no es una represalia del Gobierno de Joe Biden, sino que la situación se ha  agravado en el sur del vecino país del norte.

En el marco de la conferencia matutina desde el Salón Tesorería en Palacio Nacional, explicó la situación provocada durante los apagones en el norte de México.

“Estamos en eso, para el jueves o fin de semana, podría quedar solucionado el problema”, además. destacó el trabajo de los técnicos de la CFE.

“Se debe fundamentalmente a las heladas, a la situación del mal tiempo en el norte, principalmente en el sur de Texas donde se generó; no hay, también para aclararlo, ninguna represalia de que no nos ven con buenos ojos, no, sino que es grave la situación en Texas, y el gas que hay aumentó mucho el precio de gas natural”, y también informó que se echaron andar, desde el primer día de la crisis, plantas de carbón y combustóleo, que no requieren gas natural para la generación de energía.

“Nosotros tenemos más posibilidad de salir adelante, pues aun no teniendo ese suministro, tenemos varias plantas que no necesitan gas, por ejemplo, la carbonífera llevaba mucho tiempo sin usarse… pero no porque contaminaran o hubiera oposición, no, sino que le daban prioridad a las particulares, y estas plantas, el primer día de la crisis, generaron un 75 por ciento de lo que se perdió, de una cantidad de energía que se dejó de producir”, explicó.

A anunció que para enfrentar los apagones en el norte del país, el Gobierno de México ha comprado tres barcos con cargamento de gas licuado, y la posibilidad de adquirir otras embarcaciones cargadas con el energético, adelantó que Petróleos Mexicanos (PEMEX), también surte a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el combustóleo y carbón de sus plantas, a bajo costo para poder reactivar el suministro de energía.

Tenemos la mayor presión en el tiempo pico, cuando más energía se consume, de las 6 de la tarde a 10 de la noche, ahí es donde tenemos que llevar a cabo una mejor planeación para que se organicen estos apagones periódicos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí