• Se recibirán menos biológicos para que países pobres tengan acceso, explicó el mandatario mexicano
  • Las dosis se van a recuperar, promete

Redacción

Ciudad de México, domingo 17 de enero del 2021.- El Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador anunció este domingo, que México aceptó que se reduzca la entrega de dosis de la vacuna Pfizer contra el COVID-19 para que países más pobres puedan acceder a ésta, como propuso la Organización Mundial de la Salud, organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con el objetivo de que no haya acaparamiento, pero señaló que estas dosis serán repuestas.

Al inaugurar la Escuela de Medicina de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García, en el estado de Guerrero, el Jefe del Ejecutivo aseguró que México tendrá acceso a distintas vacunas contra COVID-19 para aplicarla de forma universal y gratuita al pueblo de México.

Garantizó que, a pesar de esta baja en la entrega de la vacuna de Pfizer, no cambiará el Plan Nacional de Vacunación contra el COVID, puesto que el Gobierno de México está buscando otras opciones de vacuna -como la vacuna china de CanSino, la vacuna rusa Sputnik V, y la desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca -, por lo que garantizó que se tendrán las dosis suficientes para inmunizar a los adultos mayores.

“Ahora en el mundo hay una polémica porque la ONU le ha pedido a Pfizer que baje sus entregas a los países en los que se tiene contrato, como es el caso nuestro, los países europeos, para que se disponga una cantidad de vacunas a la ONU y que no haya acaparamiento, y que la ONU también ponga esas vacunas a disposición de países más pobres, y nosotros estuvimos de acuerdo con eso, que nos bajen y luego nos repongan lo que nos corresponde”, afirmó.

“De todas formas, no cambia nuestro plan, porque ya estamos buscando otras vacunas, no sólo Pfizer. Ya estamos en tratos para que empiece a llegar una vacuna denominada CanSino, de China; y una vacuna de un laboratorio ruso, más una vacuna AstraZeneca, de la Universidad de Oxford, de modo que ya vamos a tener vacunas suficientes”, dijo.

López Obrador manifestó que si el Gobierno Federal aplica la vacuna “tendrá más autoridad y derecho, que aquellas naciones que, a pesar de tenerla, no la aplican, como ocurre en algunos países en Europa”, acusó.

“Pero si nosotros aplicamos la vacuna -y a eso me refería- pues vamos a tener más autoridad y más derecho que los que reciben la vacuna y no la aplican, la tienen congelada, eso está pasando en algunos países europeos; entonces, hay reclamos hasta el interior de cada país, donde hay gobiernos estatales o provinciales, o países que son independientes, en donde se está cuestionando que hay regiones en donde se aplica al 100 y otras regiones en donde no se ha aplicado, que está congelada, al interior hay esa polémica”. 

Aseguró que, en el caso de México, el último envío de la vacuna Pfizer estará prácticamente concluido.

“No vamos a tener vacunas sin aplicar, muy pocas, por eso es muy buena noticia que da el gobernador, que todo lo que se envió a Guerrero a los hospitales COVID todo se aplicó este fin de semana”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí